Una ruta por ciudades rusas abandonadas

4 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Las ciudades rusas abandonadas son fruto del fin de la Guerra Fría, la mala explotación de recursos o catástrofes naturales y nucleares. En definitiva, un paseo por la historia rusa más cercana.

Las ciudades rusas abandonadas son quizá la mejor representación del pasado más reciente de Rusia. Más concretamente, de los años en los que este gran país formaba parte de la URSS, en la que se primaba lo funcional, lo militar y la explotación de recursos. Con esos objetivos se construyeron ciudades nuevas, pero que con el paso de las décadas quedaron obsoletas y se abandonaron.

Motivos para visitar ciudades rusas abandonadas

No podemos engañar a nadie, las ciudades rusas abandonadas no son los lugares más bonitos del país. Quien quiera admirar bellezas es mejor que visite la ciudad de San Petersburgo o haga el viaje de su vida en el tren Transiberiano.

No obstante, aquellos que quieran descubrir algunos episodios relevantes del pasado siglo XX en Rusia o desean empaparse del espíritu soviético, siempre pueden visitar algunos de estos lugares. Son muchas las ciudades rusas abandonadas, pero aquí os hemos hecho una selección con algunos ejemplos paradigmáticos:

Alikel

Vista de Alikel

Por los antiguos gulags y por sus duras condiciones climáticas, la región de Siberia es una de las zonas donde más ciudades rusas han sido abandonadas. Un buen ejemplo es Alikel, que nos muestra un ejemplo de ciudad concebida para el ejército. Allí estaba previsto que vivieran pilotos y soldados de una base aérea, pero cuando aquel escuadrón se ubicó en otro lugar, Alikel murió y se abandonó.

Finval

En este otro caso también fue el traslado de fuerzas militares lo que hizo que desapareciera la población. Pero en Finval, en la hermosa península de Kamchatka, fue una base de submarinos la que se movilizó y provocó el total abandono del lugar.

Kadikchán

Vista de Kandikchan, una de las ciudades rusas abandonadas

Kadikchán es otra variable dentro de las ciudades rusas que ya han pasado a la historia. Hoy es una de esas ciudades estremecedoras que de vez en cuando se encuentran los viajeros. Y es que aquí hubo una auténtica ciudad viviendo de las minas de carbón próximas. Pero tras una explosión a finales del siglo XX y la muerte de varios mineros, se abandonó y parece que el tiempo se detuvo.

Gudym

La Guerra Fría que durante décadas se estableció entre el bloque soviético y Estados Unidos hizo que en territorio ruso se crearan nuevas ciudades concebidas únicamente como posibles defensas del país. Una de ellas fue Gudym, también conocida por sus nombres militares de Magadán 1 o Anádyr-1. Hoy es un gran cuartel fantasma en plena tundra. ¡Impactante!

Verjniaya Gubaya

Esta otra ciudad cerca de la cordillera de los Urales es más antigua. En realidad, surgió en el siglo XVII por sus yacimientos mineros, un auténtico filón que se explotó durante siglos. Tanto fue así, que la situación ambiental del lugar se convirtió en insostenible en los años 70. Fue algo alarmante que obligó a las autoridades a trasladar a los habitantes a otros asentamientos.

Ciudad rusa abandonada

Móloga

Todavía era más antigua Móloga, fundada en el siglo XIII, con el nombre de su río. Pero el sitio quedó sumergido bajo las aguas del embalse de Ribinsk durante el régimen soviético. Generalmente no se puede ver, pero cuando desciende el nivel del embalse, este lugar de otra época vuelve a emerger.

Neftegorsk

Ahora nos vamos a otra de las ciudades rusas abandonadas, pero en esta ocasión por razones naturales. Era el año 1995 y en la ciudad de Neftegorsk seguía la vida como siempre, pero en el mes de mayo fue sacudida por un fuerte terremoto que la destruyó por completo, matando a casi toda la población. Tras eso, ni se reconstruyó ni se volvió a habitar.

Pyramiden, una de las ciudades rusas abandonadas más singulares

Vista de Pyramiden

Visitamos ahora una de las ciudades rusas abandonadas más espectaculares, aunque está en territorio de Noruega. Nos referimos a Pyramiden, una ciudad enigmática y sugerente, y a la que cada vez se acercan más viajeros para adentrarse en los misterios de su abandono.

Pripyat

Finalizamos mencionando la tragedia nuclear más famosa de todos los tiempos: Chernobil. Era el 26 de abril cuando explotó uno de sus reactores nucleares y provocó un desastre ecológico sin precedentes.

Los damnificados se contaron y se cuentan por miles. Entre ellos, los 40.000 habitantes de la ciudad de Pripyat que abandonaron para siempre sus hogares de forma inmediata. De todas las ciudades rusas abandonadas, esta es la más espeluznante.