Una ruta por los países bálticos, belleza en el norte de Europa

Hay algo especial en tomar tu coche o tu bici y recorrer los lugares más bonitos del mundo. Lugares donde encontrar un equilibrio extraordinario entre paisajes de ensueño e historia. Por ello, te mostramos una de las rutas más bonitas que podrás hacer, la ruta por los países bálticos. Acompáñanos en esta emocionante aventura a través de Lituania, Letonia y Estonia, ¿nos vamos?

Países bálticos: Lituania, Letonia y Estonia

Isla Saarema en Estonia, Países Bálticos
Isla Saarema – krivinis

Nuestro recorrido nos va a llevar a descubrir los tesoros de Lituania, Letonia y Estonia. Lo ideal para visitar estos preciosos países es contar con al menos 2 semanas de vacaciones. Sin embargo, si no dispones de tanto tiempo, puedes ajustar el recorrido a una semana.

Esta ruta está principalmente enfocada en los parques naturales y en las capitales de estos magníficos tres países. Por ello recomendamos dedicarle tiempo, porque solo las capitales tienen mucho por ofrecer. Sin embargo, como te comentamos, ajustando el itinerario se puede llegar a conocer los lugares más importantes y destacados de este recorrido.

La mejor ruta por los países bálticos

1. De Vilna a Trakai, en Lituania

Catedral de San Estanislao en Vilna, capital de Lituania
Catedral de San Estanislao,Vilna – trabantos

Comenzamos nuestro recorrido en la espectacular capital de Lituania: Vilna. Esta ciudad todavía conserva un aire comunista, de hecho, de las tres capitales de la ruta, esta es de la que se desprende esa energía con más fuerza.

En Vilna te recomendamos visitar el casco histórico de la ciudad. Muy bien conservado, podrás recorrer sus principales monumentos y edificaciones históricas, como la catedral o el antiguo ayuntamiento, así como algún que otro museo.

En el segundo día de la ruta continuamos en Vilna. En esta ocasión te recomendamos que visites el Parque Nacional de Trakai. Allí podrás hacer un bonito paseo a pie hasta llegar a su imponente castillo, cuya historia se remonta al siglo XIV. Es importante no salirse de los senderos señalados para evitar extraviarse en el parque.

2. Descubre el itsmo de Curlandia

PArque Nacional Neringa en las Repúblicas bálticas
Parque Nacional Neringa – sergeisimonov

El itsmo de Curlandia es un estrecho de arena que separa el lago de Curlandia del mar Báltico. Para llegar hasta el itsmo simplemente debes acceder al Parque Nacional de Neringa, un lugar extraordinario que ofrece muchas opciones de entretenimiento a todos sus visitantes.

Si puedes extender por varios días tu viaje, te recomendamos explorar por más tiempo este parque. Aquí encontrarás preciosas playas, rutas de senderismo y rutas en bicicleta. También podrás descubrir lugares curiosos, como la colina de las Brujas.

3. Riga

Plaza del Ayuntmaiento de Riga, capital de Letonia
Plaza del Ayuntamiento, Riga – kavalenkava

Nuestra siguiente parada es la capital de Letonia: Riga. Esta preciosa ciudad tiene un casco histórico que definitivamente vale la pena conocer. De hecho, fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Entre los lugares que no puedes perderte están la iglesia de San Pedro, la Ópera Nacional de Letonia y la Casa de los Cabezas Negras. Si tienes oportunidad de visitar algunos de sus numerosos museos, también lo disfrutarás un montón.

En el siguiente día de viaje te recomendamos visitar el Parque Nacional de Kemeri. Allí disfrutarás de un precioso entorno natural y encontrarás el lugar ideal para relajarte un poco y tomar unas preciosas fotos.

4. Tallin

Plaza del Ayuntamiento de Tallín
Plaza del Ayuntamiento, Tallin – Skreidzeleu

Nuestra siguiente parada en los países bálticos es Tallin, la capital de Estonia. Al igual que en las otras capitales, el casco histórico de la ciudad es imperdible. Estando allí no puedes dejar de visitar lugares y monumentos como la Catedral de Alejandro Nevski, el castillo de Toompea o la Catedral de Santa María.

5. Parque Nacional Lahemaa

Parque Nacional Lahemaa en Estonia
Parque Nacional Lahemaa – Dmitri Ma

Dedica un día completo a este fabuloso lugar. Este parque tiene una superficie superior a los 700 km², por lo que posee muchas rutas de senderismo, de diferentes longitudes y dificultad. Pero sin duda alguna, lo más bonito de este parque es su paisajismo.

Un lugar ideal para conectarse con la naturaleza, descansar, aunque sea por un momento y tomar algunas instantáneas espectaculares. Aquí encontrarás una de las zonas boscosas más bonitas del norte de Europa, playas, cascadas y algún que otro pueblo encantador.

“Viajar es más que ver lo que hay para ver; es iniciar un cambio en nuestras ideas sobre lo que es vivir que continúa en nosotros de manera profunda y permanente”.

-Miriam Beard-

Ya lo has visto, esta ruta por los países bálticos es una de las más bonitas e interesantes que podrás hacer. Es la combinación ideal entre naturaleza e historia y no hay mejor manera de disfrutar de estas maravillas que a tu propio ritmo.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar