10 rincones sorprendentes de Praga que debes visitar

La capital checa es una ciudad maravillosa. Pero en esta ocasión no queremos llevarte a sus principales atractivos. Queremos mostrarte otra cara de la ciudad descubriendo para ti rincones sorprendentes de Praga. Te van a gustar y, en algunos casos, puede que incluso te lleguen a emocionar. ¿Listo?

1. Grevobka, un viñedo en la ciudad

Grebovka, uno de los rincones sorprendentes de Praga
Viñedo de Grebovka – Por LALS STOCK

Sí, uno de los rincones sorprendentes de Praga es un viñedo. Fue en el siglo XIV cuando el rey Carlos IV ordenó plantar una amplia extensión de viñedos cerca de la ciudad. Hoy solo queda una pequeña extensión de ellos, pero es uno de los lugares con más encanto de la capital. Y, además de pasear y admirar unas vistas increíbles, puedes probar los vinos que aquí se elaboran.

2. Pabellón Hanavsky, un lugar de cuento

PAbellón Hanavski en Praga
Pabellón Hanavski – Miroslav Petrasko / Flickr.com

Hoy reconvertido en restaurante, este es un precioso edificio que se construyó para la Exposición Nacional de 1891. Fue la primera construcción de Praga levantada a base de hierro forjado, cemento y cristal. Como curiosidad, te diremos que este no es su emplazamiento original, aquí apenas lleva unas décadas.

3. Vinarna Certovka, un callejón regulado por semáforo

Vinarna Certovka, uno de los rincones sorprendentes de Praga
Vinarna Certovka – frantic00

Este callejón es tan estrecho que dos personas no pueden pasar a la vez. Está en el barrio de Mala Strana y mide solo ¡50 centímetros de ancho! Por ello, se decidió regular el tránsito con un semáforo. ¿Cómo se organizaba aquí el paso antiguamente? Mediante campanas. Sin duda, uno de esos rincones sorprendentes de Praga que debes conocer.

4. Cripta de San Cirilo y San Metodio, una historia heroica

Cripta de San Cirilo y San Metodio en Praga
Cripta de San Cirilo y San Metodio – Cristian Puscasu / Shutterstock.com

Aquí se produjo uno de los episodios más increíbles de la historia de Praga. En este lugar se refugió un comando militar que había acabado con la vida de Reinhard Heydrich, un dirigente nazi. Los alemanes intentaron sacarles mediante explosivos e incluso inundando el lugar. Después de una larga resistencia, los héroes checos decidieron quitarse la vida antes que entregarse.

5. Torre Petrin, las mejores vistas de Praga

Torre Petrin en Praga
Torre Petrin – Igor Marx / Shutterstock.com

Casi podríamos decir que es una hermana pequeña de la Torre Eiffel porque su silueta, desde luego, la recuerda. No es casualidad, se construyó dos años después de la torre francesa. Eso sí, es bastante más modesta, esta solo tiene 60 metros de altura, pero desde su cúspide las vistas de la ciudad son espectaculares.

6. Las irreverentes esculturas del Museo Kafka

Museo Kafka de Praga
Museo Kafka – Coralie Mercier / Fickr.com

El museo dedicado a la figura de Franz Kafka atrae a muchos visitantes. Pero, sin duda, la mayoría no espera encontrarse con este curioso conjunto escultórico. Representa a dos hombres orinando sobre el mapa de la República Checa. Una obra de David Cerny con un secreto, los chorros van escribiendo citas de escritores, pero si lo solicitas, también escribirán lo que pidas.

7. Jardín Vrtbovska, un pequeño oasis

Jardín Vtrbovska en Praga
Jardín Vtrbovska – Alex DROP / Flickr.com

Es un precioso jardín barroco en forma de terrazas y decorado con infinidad de estatuas. Este lugar se construyó en el siglo XVIII y es uno de los rincones más románticos de la capital checa. Si quieres descansar un rato aquí, lo encontrarás a los pies del monte Petrin. Por cierto, desde él las vistas de la ciudad son maravillosas.

8. Una de las estatuas ecuestres más grandes

Estatua de Jan Zizka en Praga
Estatua de Jan Zizka – Bentley Smith / Flickr.com

Jan Zizka fue un caudillo y héroe nacional que vivió en el siglo XV. Los checos están tan orgullosos de su figura y sus hazañas bélicas, que levantaron esta espectacular estatua ecuestre, una de las más grandes del mundo. Tiene 9 metros de alto, otros tantos de largo, 5 de ancho y pesa nada menos que 16,5 toneladas.

9. Uno de los rincones sorprendentes de Praga es una iglesia inacabada

Iglesia Nuestra Señora de las Nieves en Praga
Iglesia Nuestra Señora de las Nieves – Sergejs Filimon

Comenzó a construirse en el siglo XIV e iba a ser un templo espectacular, pero los avatares históricos lo dejaron a medio hacer. Aún así, esta iglesia, con su bóveda de 34 metros impresiona. Y mucho más si ves su interior, donde se conserva un fabuloso altar de 29 metros de altura con una cruz de 7 metros.

10. La Capilla de los Espejos, lujo y elegancia

Capilla de los Espejos en Praga
Capilla de los Espejos – Nadezda Murmakova / Shutterstock.com

Mármol, estucos, frescos y decenas de espejos. Es uno de esos rincones sorprendentes de Praga que merecen  una visita. Está en el Klementinum y es un lugar ideal si te gusta la música, ya que aquí podrás disfrutar de infinidad de conciertos. Por cierto, los dos órganos que verás los tocó en su momento el mismísimo Mozart.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar