Recorre los canales de Aveiro en Portugal

· 22 noviembre, 2018
La comparan con la ciudad de Venecia por sus canales. Y también estos se pueden recorrer a bordo de embarcaciones típicas, en este caso, los llamados "moliceiros".

Los canales de Aveiro son el mayor reclamo de la llamada “Venecia de Portugal”. Por ello, en cualquier visita a la ciudad es aconsejable dar un paseo en una de las embarcaciones tradicionales que navegan por ellos. Te descubrimos todo sobre esas embarcaciones, los moliceiros. También hablaremos de los canales y otros atractivos turísticos. ¿Nos acompañas?

El Canal Central de la ría de Aveiro

Como bien indica su nombre, el Canal Central de la ría de Aveiro transcurre por el centro de la ciudad. Lo hace desde el Jardim do Rossio hasta el edificio de Capitanía do Porto de Aveiro o Casa dos Arcos. Este edificio se construyó entre los siglos XIX y XX y servía como un molino de marea. Hoy alberga la asamblea municipal.

Otros canales de Aveiro

Canal en Aveiro
Canal en Aveiro

Además del Canal Central, la ciudad portuguesa está atravesada por el Canal da Pirâmide, construido a principios del siglo XIX. Se extiende desde la zona de la antigua lonja de Aveiro hasta el canal principal. Debe su nombre a las pequeñas pirámides blancas características de la fisionomía de la región.

También habría que nombrar el Canal de Sao Roque. En su recorrido hay espacios verdes y se encuentra el Bairro à Beira Mar, donde estaban los almacenes de sal.

Otro de los canales de Aveiro es el Canal do Cojo. En sus orillas se puede ver una fábrica que lleva el mismo nombre del canal y que fue un importante lugar de amarre de embarcaciones.

Desde el Canal do Cojo se puede llegar al Lago da Fonte Nova. Es un lago artificial y junto a él se erige la fábrica de cerámica Jerónimo Pereira Campos. Este es un bello ejemplo de la arquitectura industrial de ladrillo. Se restauró a inicios del siglo XX para alojar la Cámara, el Instituto de Empleo y el Centro de Congresos de Aveiro.

Pasear en moliceiro por los canales de Aveiro

Moliceiro en los canales de Aveiro
Moliceiro típico

Si en Venecia las embarcaciones típicas son las góndolas, en Aveiro son los moliceiros. Su nombre se debe a que durante el siglo XIX se utilizaban para transportar el moliço.

Ese producto era una planta acuática de la ría que, tras secarse al sol, servía como fertilizante para los agricultores de la región. No fue hasta el siglo XX cuando comenzaron a funcionar como una atracción turística para recorrer los canales de Aveiro.

Centrándonos en su aspecto, los moliceiros son estrechos y coloridos, y presentan dibujos tradicionales tanto en la proa como en la popa. Estos se realizan con colores vistosos y se relacionan con hechos históricos o con la devoción popular.

Los moliceiros se fabrican con madera de pinto y se siguen utilizando para ello las mismas técnicas artesanales que antaño.

Por otro lado y a efectos prácticos, dar un paseo en moliceiro por los canales de Aveiro cuesta alrededor de cinco euros por persona. Esto nos da derecho a realizar un viaje de unos cuarenta y cinco minutos para así descubrir la ciudad.

Qué más hacer en Aveiro

Casas típicas de Aveiro
Casas típicas

Además de recorrer los canales de Aveiro, se puede hacer turismo a pie y visitar algunos de los monumentos más destacados de la ciudad. No hay que perderse la catedral, Inmueble de Interés Público desde 1996.

También hay que pasear tranquilamente por el Parque Infante Dom Pedro. Aquí encontrarás diversos lugares de interés, entre los que se encuentran la avenida de Tílias.

Y no solo eso, Aveiro también alberga museos que merecen una visita. Uno de los mejores es el Museo de Aveiro, que se encuentra en el convento de Jesús, que data del siglo XV. Otro es el Museo de Vista Alegre, que reúne la historia de la famosa marca de porcelana, así como la evolución de la fabrica y de sus colecciones.

Después de la visita turística y cultural se puede ir a algunas de las playas de Aveiro. Las más famosas son Praia da Barra, que tiene el segundo faro más alto de toda Europa; y Praia da Costa Nova, conocida por sus casas de colores pintadas a rayas, que son uno de los principales reclamos fotográficos de los turistas.