Qué ver en la famosa librería Lello de Oporto

· 22 enero, 2019
Se ha convertido en una de las mayores atracciones de Oporto. Es una librería de estilo neogótico de gran belleza. Pero el motivo de la gran afluencia de visitantes al establecimiento es otro.

En tu viaje a Oporto, tienes que incluir una pequeña parada en la librería Lello. Llamará tu atención su fachada gótica, pero especialmente lo hará su mágico interior. Sobre todo, si eres fan de la saga de magos más famosa de todos los tiempos: Harry Potter.

La razón de que este lugar sea el punto de Portugal que más seguidores de la saga visitan tiene que ver con su creadora, J.K. Rowling. Pero si no has leído los libros ni visto las películas, no tienes que descartar la visita. La librería Lello es una de las grandes atracciones de Oporto. ¿Quieres conocer sus secretos?

El éxito de la librería Lello

Interior de la librería Lello
Interior de la librería – K.H. Reichert / Flickr.com

El gran reconocimiento de esta librería va ligado al auge de Harry Potter. Este personaje de ficción tiene millones de seguidores, y los más fanáticos dedican su tiempo a buscar todo aquello relacionado él. Y en este fenómeno turístico, la librería Lello se ha convertido en protagonista en los últimos años.

La razón de este peregrinaje se debe a que, al parecer, la escritora se inspiró en este mágico lugar. La británica J.K. Rowling vivió un tiempo en Oporto, de hecho, está casada con un portugués. Y fue mientras residía en esta bella ciudad cuando comenzó a gestarse su gran obra.

El interior de la librería Lello recuerda a los seguidores de Harry Potter a varios escenarios de la saga. Por ejemplo, este lugar de Oporto recuerda a la tienda donde Harry, Ron y Hermione compran sus libros para asistir a la escuela de magia.

La autora no lo ha confirmado. Sin embargo, al comparar las características de este lugar y el escenario de la película, sí se pueden apreciar similitudes.

Las escaleras, el gran punto de atención

Escalera de Lello e Irmao en Oporto
Escalera – Nick Moulds /Flickr.com

Todo el interior de la librería es una maravilla, pero la gran estrella son las escaleras. Una obra maestra de la ebanistería que destaca por sus formas sinuosas y el color rojo de sus escalones.

Situadas en el centro del local, a sus lados se contemplan las estanterías llenas de libros y, sobre ella, un fabuloso techo de vidrieras. Es el lugar al que se dirigen todas las miradas, el objeto de las fotografías de todos los seguidores de la saga, y también de los que no lo son.

Control de la afluencia

Interior de la librería Lello
Interior de la librería- Rene Jakobson / Flickr.com

La que era una librería más se ha convertido en los últimos años en una de las más frecuentadas de la ciudad. Esto puede parecer un éxito, pero tiene sus parte negativa. La enorme asistencia visitantes a la librería Lello cambió por completo el sentido del establecimiento.

Era un local tranquilo, destinado a la venta de libros o las horas de lectura o estudio. Pero estas actividades quedaron relegadas a un segundo plano. Como todo negocio, la librería necesitaba generar una actividad económica para sobrevivir, pero la afluencia turística puso en peligro su futuro.

La solución fue cobrar una entrada a los visitantes, que aceptan este pago para ver el famoso escenario. El precio es de cinco euros, y no ha supuesto un impedimento para que lleguen los turistas en masa. La promoción incluye una condición: si compras un libro, te descuentan el precio de la entrada.

A pesar de todo, hay que tener en cuenta que las esperas para entrar a la famosa librería pueden alcanzar hasta las dos horas.

Otras inspiraciones para la autora

La librería Lello no fue la única inspiración para J.K. Rowling. Su estancia en Oporto ha dejado otros detalles en la famosa historia creada por la británica. El nombre de uno de los personajes podría estar inspirado en la historia portuguesa del pasado siglo.

Se trata del fundador de una de las cuatro casas en las que se divide Hogwarts. Salazar Slytherin es el creador de la casa que lleva su apellido. Al poner su nombre, la autora podría haberse inspirado en el dictador Antonio de Oliveira Salazar.

Otra similitud se encuentra en la forma de vestir de los estudiantes de Hogwarts. Quien haya viajado a Portugal se habrá dado cuenta de que algunos estudiantes en este país llevan túnicas y vestimentas similares a las de las películas. En realidad fue la autora quien se inspiró en esta tradición del país luso.