Prepara un inolvidable viaje a Bérgamo desde Milán

Recorrer los largos prados y campiñas de Italia es un placer para los sentidos. Existen multitud de caminos que se pueden recorrer en tierras italianas y uno de los recorridos más espectaculares que podrás hacer es el camino a Bérgamo desde Milán. La mezcolanza de estilos gastronómicos, artísticos e incluso culturales es uno de sus atractivos más importantes.

A Bérgamo desde Milán

Paisaje de Lombardía
Lombardía – Calin Stan

El camino a Bérgamo desde Milán es un camino relativamente corto. En coche se puede tardar menos de una hora, aunque si lo que prefieres es una caminata, prepara tus zapatillas de andar, pues 10 horas te esperan.

A simple vista todas esas horas caminando pueden parecer un suplicio, pero las paradas en el camino y los paisajes que verás harán que se te pase el tiempo volando. Te podemos asegurar que disfrutarás de lo lindo.

La salida desde Milán

Duomo, uno de los lugares que ver en Milán
Duomo – pp1

Milán es la mayor área metropolitana de toda Italia. La ciudad es la capital de la región de Lombardía y tiene multitud de lugares para visitar antes de emprender el viaje.

La catedral es uno de sus principales monumentos. Construida durante el siglo XIV, es hoy uno de los lugares más bellos de la ciudad y de Italia, por sus espectaculares dimensiones y por la profusión de elementos decorativos.

Junto a la catedral encontramos la galería de Víctor Manuel II. Está cubierta con grandes bóvedas de vidrio en forma de cruz latina, donde se encuentran algunos de los cafés y comercios más conocidos de la ciudad.

En este bello enclave comienza nuestro viaje, para los más aguerridos la caminata les espera. Para los que prefieran disfrutar del trayecto en coche o transporte público, las estaciones de Milán están esperando el comienzo de la aventura.

Paradas intermedias en el camino a Bérgamo desde Milán

1. Parco di Monza

Monza en el camino de Bérgamo desde Milán
Monza – Por alessandro

La Villa Real de Monza es un gran complejo arquitectónico de estilo neoclásico. Primero lo usaron como residencia los reyes del Imperio austrohúngaro y más tarde los del Reino de Italia. Esta villa tiene un hermoso parque jardín y, con el Palacio Real de Caserta y Venaria Reale, constituye una de las tres villas reales más importantes de Italia.

En nuestra primera parada disfrutaremos de unos impresionantes jardines y un palacio digno del más importante de los reyes. Además, si la parada es larga, podemos entrar en el interior del palacio para disfrutar de la luz de sus miles de ventanas.

Aunque este podría ser un destino perfecto, no debemos olvidar que nuestro destino es la bella ciudad de Bérgamo. Así que cogemos las mochilas y continuamos viajando por la campiña italiana.

2. Gorgonzola

Gorgonzola en el camino a Bérgamo desde Milán
Gorgonzola – Claudio Giovanni Colombo

Este pequeño pueblo tiene un gran interés para los amantes de los quesos. El gorgonzola es quizás el queso azul más conocido de Italia, de sabor intenso y que combina muy bien en salsas para la pasta.

Gorgonzola, además, cuenta con unas calles adoquinadas y edificios de multitud de colores. Un pequeño pueblo del norte de Italia siempre es una para obligatoria en el camino. Después de probar el maravilloso queso típico en cualquier plato italiano como puede ser la pasta, continuamos nuestro viaje sin dejar de pensar en nuestro destino.

3. Parco del Rio Vallone

Parco del Rio Vallone en el camino a Bérgamo desde Milán
Parco del Rio Vallone – renata testa / Flickr.com

Después de haber visitado idílicos pueblos de cuento y palacios, nada mejor que parar a disfrutar de la naturaleza italiana. El parque de Vallones es uno de los enclaves italianos mas impactantes. Un gran lago rodeado de montañas nevadas es el reclamo perfecto para los turistas.

Además, este lugar es el escogido por muchos italianos para celebrar todo tipo de eventos. Pero lo que mejor se puede celebrar en este enclave son las bodas. Multitud de enlaces matrimoniales se celebran al año desde que se abrió la posibilidad. No hay mejor lugar para festejar el amor que rodeado de montañas y románticos puentes.

La llegada a Bérgamo

Vista de Bérgamo
Bérgamo – leoks

Después de múltiples vivencias y de experiencias inolvidables, nuestro viaje llega a su fin. Y menudo final de viaje nos espera. Bérgamo es una ciudad llena de vida con multitud de lugares de los que disfrutar, en especial en la  Ciudad Alta.

Bérgamo Alta es una ciudad medieval rodeada por unas murallas construidas en el siglo XVI, durante la dominación veneciana. Fue entonces cuando esas murallas se añadieron a las preexistentes fortificaciones para hacer a la ciudad inexpugnable.

La parte más conocida y frecuentada de la ciudad alta es la Piazza Vecchia, donde se puede ver la fuente Contarini, el Palazzo della Ragione, el Palazzo Nuovo  y la torre Civica, cuyas campañas aun son tañidas 100 veces a las diez de la noche como recuerdo de cuando en el pasado anunciaban la hora en la que se cerraban las puertas de las murallas.

“Los viajes son en la juventud una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia.” 

Francis Bacon-

Como puedes, ver el viaje a Bérgamo desde Milán es una autentica delicia. No solo encontrarás lugares impresionantes, además, tus papilas gustativas disfrutarán y tus sentidos vivirán experiencias únicas. No esperes más y prepárate para el camino mas ilustrativo de toda Italia.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar