Copán y sus fabulosas ruinas. ¿Qué debes saber antes de ir?

· 28 septiembre, 2018
El de Copán es uno de los yacimientos mayas más interesantes de Centroamérica. Y, además, está en una zona boscosa de enorme belleza.

Viajamos a uno de los departamentos de Honduras. Copán es conocido por su belleza natural, pero también por un yacimiento arqueológico único. Si estás pensando en visitar esta joya, presta atención, te contamos todo lo que debes saber 

Historia del departamento de Copán

Ya sabemos de la importancia que los mayas y otros indígenas tuvieron en distintos países de Centroamérica, y Honduras no es menos. Como consecuencia del asentamiento de mayas-chortis se pueden encontrar en el lugar ruinas con una gran historia y una arquitectura realmente impresionante.

Plaza de Copán Ruinas
Plaza de Copán Ruinas

Copán está ubicado en la frontera con Guatemala y sus ruinas, las que vamos a conocer ahora, como no podía ser menos, son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El nombre de Copán se debe a uno de los caciques de aquellos pueblos. Se llamaba Copán Galel y luchó intensamente por evitar la colonización española.

Un dato más antes de sumergirnos de lleno en su gran tesoro arqueológico. A la capital de Copán se la conoce como la ‘Sultana del Occidente’, pues es la ciudad comercial y política más importante del país.

Las ruinas de Copán

El paseo hasta las ruinas ya merece la pena, pues no hay que olvidar que la frondosa vegetación forma parte de la belleza de Honduras, más que formar parte, es la protagonista. Gran parte del territorio está cubierto de selvas que esconden cascadas y montañas.

Ruinas de Copán
Ruinas de Copán

En ese paisaje, las pequeñas casas aisladas parecen ahogarse en el amasijo verde y frondoso. Una maravilla de paisaje que no falta tampoco en el viaje hacia las ruinas de Copán. Llegar no es difícil, aunque está en una zona de montaña, por lo que posiblemente se necesiten vehículos especiales, sobre todo en caso de lluvia.

Sea que estés en Guatemala o en Honduras, podrás llegar a Copán de forma fácil en autobús, o como los conocen los centroamericanos, ‘busitos’. El precio que te cobrarán por ello rondará los 50 céntimos de euro. Estos autobuses te dejarán prácticamente en la puerta del pueblo.

Lo mejor es ir el día anterior, pasar la noche y salir hacia las ruinas temprano para aprovechar bien el día e ir más descansado. El mejor transporte para llegar, unos tuk-tuk que podréis conseguir en los hoteles a buen precio. Aunque hay algunos kilómetros desde el pueblo de Copán a las ruinas, el viaje no será muy largo

Algo que no debes dejar de hacer es observar con detenimiento todo lo que hay en el camino. ¿Por qué? Porque Honduras es un paraíso y si lo haces, es posible que veas especies de animales y árboles preciosos como los que nunca hayas visto en tu vida.

La visita a las ruinas de Copán

Juego de pelota en Copán
Juego de pelota

Una vez en el sitio arqueológico, dirígete directamente a la Plaza de las Estelas, donde como su nombre indica, hay varias estelas. Detente en cada una y dale su tiempo para disfrutar de sus tallados a mano y de su belleza sin igual. Cada una tiene una historia.

La otra zona que hay que ver es la del Juego de la Pelota. Al parecer era un lugar usado por los mayas para un juego que a día de hoy no sabemos muy bien de qué iba. Tampoco hay que perderse la Acrópolis, el complejo real, con dos plazas rodeadas de elevados edificios.

Y una vez visto esto, llega el lugar más emblemático de estas ruinas: la Escalinata de los Jeroglíficos. Está situada en un lateral de uno de los templos del complejo y narra la historia de varios reyes. Una  auténtica joya que tiene cerca de dos mil jeroglíficos. Por ello, resulta impresionante verla.

Hay otros lugares de interés en Copán, como el Conjunto de las Sepulturas, el Conjunto del Cementerio, el Altar Q o la Piedra Xukpi. En definitiva, un lugar que te permitirá hacer un paseo por la historia.

¿Te ha gustado este recorrido por Copán y sus ruinas? Pues apunta este destino para tus próximas vacaciones. ¡No te arrepentirás!