Una visita al Museo de San Isidro de Madrid

15 julio, 2018
El Museo de San Isidro pretende ofrecer un recorrido histórico desde la Prehistoria hasta la llegada de la Corte a la capital española.

El Museo de San Isidro ofrece al visitante un paseo por la historia más antigua de la capital española. Una buena manera de conocer los orígenes y la evolución de una ciudad de la que el santo que da nombre al museo es su patrón. Nos adentramos ya en él. ¿Vienes? 

Un edificio singular para el Museo de San Isidro

Patio renacentista del Museo de San Isidro
Patio renacentista – CARLOS TEIXIDOR CADENAS / Wikimedia Commons

El hecho de que el museo esté en este edificio no es casualidad. Se trata de la reconstrucción de un palacio del siglo XVI. Un edificio que ya se levantó sobre el antiguo palacio de los Vargas, patronos del santo. Es decir que en este lugar vivió y murió San Isidro.

El palacio, decíamos, no es original, sino una reconstrucción realizada a finales del pasado siglo. El viejo edificio estaba en tan mal estado que hubo que demolerlo. En el año 1986 pasó a manos del Ayuntamiento de Madrid que ordenó levantarlo de nuevo e hizo de él la maravilla arquitectónica de la que podemos disfrutar hoy.

A pesar de todo, sí se pudieron salvar e integrar algunos elementos originales de la antigua construcción que se habían conservado. Hablamos de la capilla de San Isidro, el pozo en el que según la tradición el santo salvó a su hijo de morir ahogado o el precioso patio renacentista.

La historia del Museo de San Isidro

Vista del Museo de San Isidro de Madrid
Diario de Madrid / Wikimedia Commons

Este museo es propiedad del Ayuntamiento de Madrid y se inauguró en el año 2000. El deseo era mostrar los orígenes y el crecimiento de la ciudad hasta convertirse en capital del reino.

La exposición permanente del museo, con más de 600 metros cuadrados, ofrece al visitante un recorrido por parte del patrimonio arqueológico y paleontólogico de Madrid.

En el Museo de San Isidro se exhiben desde objetos procedentes pueblos prehistóricos a vestigios romanos. También piezas relacionadas con la fundación de la ciudad a cargo de los árabes y otras que explican cómo se desarrolló desde su conquista por los cristianos en 1085 hasta el siglo XVI.

Un recorrido en el que también se pueden ver diversas maquetas y grabados. Todo para ofrecer una versión resumida de la historia de Madrid.

Exposiciones que ver en el Museo de San Isidro

La exposición permanente del museo está dividida en varios apartados que siguen un orden cronológico. De esta manera se pretende facilitar la comprensión de aquellos aspectos esenciales en la historia de Madrid.

Paleolítico

Fósiles en el Museo de San Isidro deMadrid
Diario de Madrid / Wikimedia Commons

El valle del Manzanares, el río que atraviesa la ciudad, ya estuvo poblado en la Prehistoria. De ello dan fe los numerosos fósiles y herramientas que se han encontrado y que en parte se exhiben en las vitrinas de este museo.

En concreto, aquí se pueden ver objetos como utensilios de caza y trabajo. Algunos tendrían hasta 500.000 años de antigüedad.

La agricultura

Vasija en el Museo de San Isidro
Diario de Madrid / Wikimedia Commons

El primer paso a la civilización después del Paleolítico fue el desarrollo de la agricultura, protagonista de la segunda parte de la exposición del Museo de San Isidro. En este momento se comenzó a trabajar la cerámica y el bronce, y prueba de ellos son las muchas vasijas y recipientes que se exhiben aquí.

También pueden verse restos de un poblado de la Edad del Bronce y elementos pertenecientes a un ajuar funerario.

La belleza del arte

Los romanos también se asentaron a orillas del Manzanares, en concreto en terrenos de lo que hoy es Villaverde Bajo. Y de aquella antigua villa romana el museo exhibe piezas que van desde mosaicos a esculturas o vidrios.

De aquellos asentamiento romanos “reutilizarían” elementos los visigodos. De aquella época se exhiben en el museo restos de una necrópolis.

La fundación y el crecimiento de la ciudad

Museo de San Isidro
Diario de Madrid / Wikimedia Commons

Fueron los árabes los que fundaron la vieja Mayrit en el siglo IX. Desde entonces la ciudad no dejaría de crecer. Así, se pueden ver diversas piezas de alfarería y restos del alcázar.

Acaba el recorrido histórico mostrando el crecimiento de la ciudad tras la conquista cristiana, y muy especialmente tras la llegada de la Corte en 1561 con Felipe II. Todo, sin olvidar un apartado dedicado al santo que da nombre al museo, San Isidro.

Como ves, el Museo de San Isidro de Madrid tiene una enorme historia que contar. Una historia que abarca miles de años, desde los primeros pobladores hasta el despegue definitivo de Madrid como capital de España. ¿Te lo vas a perder?

Te puede gustar