Recorremos la orilla del río Manzanares en Madrid

· 9 diciembre, 2017

No solo atraviesa toda la comunidad, sino que el río Manzanares en Madrid ofrece a lo largo de su curso atractivos muy variados, tanto en la capital como lejos de ella. Te contamos todo sobre este afluente del Jarama, que, a su vez, lo es del Tajo, uno de los grandes ríos de la península ibérica.

Curso del río Manzanares en Madrid

Sin extendernos demasiado, merece la pena indicar que el Manzanares nace en la Sierra de Guadarrama y que desemboca en el río Jarama tras recorrer apenas 92 kilómetros. “Arroyo aprendiz de río”, así lo describió Francisco de Quevedo.

Río Manzanares en Madrid
Río Manzanares – Santiago Samaniego / Flickr.com

Sin embargo, en su extensión el Manzanares acoge dos parques regionales. Y no solo eso, sino que en su tramo urbano puede ser navegado con piraguas gracias a la canalización y represamiento de las aguas.

El curso alto comienza a más de 2 000 metros de altura. Poco más adelante pasa por el casco urbano de Manzanares el Real (bordeando el castillo de los Mendoza) y por Colmenar Viejo y sus puentes antiguos. Kilómetros más adelante cruza el monte de El Pardo y el pueblo homónimo para llegar a la capital.

En Madrid atraviesa la Puerta de Hierro y el puente de los Franceses, cruzando la ciudad por la antigua dehesa de Arganzuela, la Casa de Campo, Latina y Villaverde. Es precisamente en el tramo urbano donde el río más ha cambiado a lo largo de los siglos y especialmente en los últimos años, pasando de ser una zona degradada a un oasis dentro de la capital.

Cuando deja la ciudad, el río bordea el Parque Lineal del Manzanares, cruza la pedanía de Perales del Río (Getafe) y termina al pasar por el Parque Regional del Sureste de Madrid, desembocando ya en el río Jarama.

Un día en Madrid Río

Vista de Madrid Río
Madrid Río – La Citta Vita / Flickr.com

Madrid Río es la imagen de transformación radical del río Manzanares en Madrid. Un enorme espacio de ocio y recreo que se extiende desde el puente de los Franceses hasta el Parque Lineal del Manzanares, a ambos lados del río y completamente peatonal.

Esta angosta franja de terrenos paralelos al río tiene una extensión de 7 kilómetros y una situación privilegiada. Por aquí el río pasa casi rozando el Palacio Real, la Catedral de la Almudena y el Parque del Oeste. Un poco más adelante discurre bajo el puente de Toledo y cerca de la puerta del mismo nombre. Y ya casi al final, baña el antiguo matadero, hoy centro cultural.

A ello hay que añadir sus excelentes comunicaciones. A Madrid Río se puede llegar utilizando varias líneas de Metro y trenes de cercanías, además de autobuses urbanos.

Ejemplo de recuperación

Jardín en Madrid Río
Madrid Río – Abel de Burgos / Flickr.com

Hasta no hace muchos años, lo que hoy son agradables paseos y zonas dedicadas al ocio, el deporte y el descanso, era una zona marcada por los ruidos y la contaminación. Por estos terrenos discurría la autopista de circunvalación M-30.

Hoy en día esa carretera está soterrada y el asfalto ha dejado paso a zonas ajardinadas, carriles bici, zonas deportivas, parques infantiles y una serie de modernas pasarelas que lo cruzan de un lado a otro. Ejemplo de cómo el paisaje urbano puede cambiar a mejor. A día de hoy, es aquí donde el río Manzanares en Madrid luce una de sus mejores caras.

“Madrid es como una mujer no demasiado guapa, pero que no puedes vivir sin ella.”

-Antonio Mingote-

Atractivos del río Manzanares en Madrid

Vista de Madrid Río
Madrid Río – Oscar F. Hevia / Flickr.com

Si ya estás pensando en conocer las orillas del río Manzanares en Madrid, debes saber que hay mucho de lo que disfrutar. Puedes contemplar el puente de Segovia (siglo XVI) o el de Toledo (siglo XVIII). A su alrededor, además, encontrarás zonas ajardinadas.

La explanada del puente del Rey es escenario para eventos y celebraciones. Un poco más adelante podrás pasear por el Salón de Pinos y desde el puente de Segovia podrás disfrutar de unas increíbles vistas del Palacio Real y la Catedral.

En la zona de Arganzuela encontrarás pistas deportivas y lo que era el antiguo matadero, hoy un espacio recuperado para todo tipo de manifestaciones relacionadas con el ámbito cultural. Además, a lo largo de todo Madrid Río hay zonas infantiles y un carril bici perfecto para pasear (las bicis las podéis alquilar allí).

¿Imaginabas así el río Manzanares en Madrid? Tal vez un aprendiz de río, pero muy atractivo y con muchas posibilidades.

Fotografía de portada: Abel de Burgos