Montepulciano, un bonito pueblo de la Toscana italiana

· 9 diciembre, 2017

Ubicado en la Toscana italiana encontramos uno de los pueblos más encantadores que podrás conocer: Montepulciano. Una idílica localidad construida entre dos valles y rodeada de viñedos. Si quieres conocerla, acompáñanos. Vas a quedar completamente hechizado.

Montepulciano: encanto en la Toscana

La Toscana es una de las regiones más populares de Italia. Al pensar en ella automáticamente vienen a mente paisajes de ensueño, pueblos de auténtico cuento, personas extraordinarias y, por supuesto, un buen vino. Pues bien, Montepulciano representa como ninguno ese particular carácter toscano. No en vano es considerado uno de los pueblos más hermosos de la región.

Vista de Montepulciano
Montepulciano – Mikael Korhonen / Flickr.com

Montepulciano está en lo alto de una colina, dominando un fabuloso paisaje. Un lugar tan hermoso como tranquilo, ideal para descansar y desconectar de la ajetreada vida, para relajarse por sus calles empedradas o respirar aire puro entre sus bosques de pinos y colinas cubiertas de olivos y viñedos.

Además, este es un lugar de larga historia. Etruscos y romanos ocuparon esta zona y su lugar estratégico provocaría siglos después luchas entre Siena y Florencia. Ya en el siglo XVI, Montepulciano atraería a  humanistas y también a personajes notables y poderosos. Por ello, hoy el casco urbano de este precioso pueblo está lleno de auténticas joyas arquitectónicas.

¿Qué ver en Montepulciano?

Ya lo adelantábamos, la historia de Montepulciano se refleja en cada una de sus construcciones. Y algunas de ellas son realmente hermosas. A continuación, te vamos a mostrar esos monumentos y rincones de Montepulciano en los que debes hacer una parada.

1. Piazza Grande

Piazza Grande de Montepulciano
Piazza Grande – Vera Izrailit / Flickr.com

Es el corazón de Montepulciano y el primer lugar que debes visitar. La Piazza Grande, de enorme belleza arquitectónica, fue construida entre los siglos XV y XVI.

Este precioso conjunto monumental incluye algunos de los tesoros del pueblo, en especial la catedral y el Palazzo Comunale, que tiene una bonita fachada gótica coronada por una elevada torre.

2. Palacio Nobili-Tarugi

Palacio Nobili en Montepulciano
Palacio Nobili – Alan Bradburne / Flickr.com

Está situado en el lado norte de la Piazza Grande. Es un maravilloso edificio construido en el siglo XVI. Este palacio fue la residencia de la familia Nobili y posteriormente de la familia Tarugi.

Está recubierto de mármol travertino y en la planta baja muestra un imponente pórtico con arcos de medio punto. En el piso principal destacan las ventanas, con un tímpano curvo y semicolumnas jónicas.

3. La catedral de Montepulciano

Catedral de Montepulciano
Catedral – Linnéa / Flickr.com

Es el templo más destacado de Montepulciano. La catedral de Santa María Assunta se construyó entre los años 1586 y 1680, como parte de un proyecto de Orvietano Ippolito Scalza.

Su exterior es sobrio, sin embargo, en su interior, de tres naves, se descubren interesantes obras de arte. Destaca un gran tríptico con la Asunción de la Virgen obra de Taddeo di Bartolo, del año 1401

4. El Palacio Comunal

Palacio Comunal de Montepulciano
Palacio Comunal – Alan Bradburne / Flickr.com

El Palazzo Comunale es una edificación de estilo gótico construida durante el siglo XIII, aunque fue remodelada en el siglo XIV. Hasta el día de hoy sigue funcionando como el ayuntamiento del pueblo.

Es interesante admirar su exterior, con sus almenas y su torre. Pero lo mejor es, precisamente, subir a la torre, desde la que se pueden contemplar unas vistas espectaculares de los campos toscanos.

5. El Palazzo Contucci

Palazzo Contucci en Montepulciano
Palazzo Contucci – visitmontepulciano.it

Este palacio es uno de los mejores ejemplos del estilo renacentista toscano. Fue construido por Antonio da Sangallo alrededor del 1500. Es otra de las preciosas edificaciones que se encuentran frente a la Pizza Grande.

Además de admirar su arquitectura, puedes visitar su gran bodega, la cual abre para catas de los excelentes vinos de la región y también para visitas regulares.

“Lo conmovedor o irónico de dejar atrás la juventud está implícito en cada uno de los momentos gozosos al viajar: uno sabe que la primera alegría jamás será recobrada, y el viajero sabio aprende a no repetir sus éxitos sino a ir tras nuevos lugares todo el tiempo”.

-Paul Fussell-

Pero, además de ver estos grandes monumentos de Montepulciano, debes dejarte llevar por sus calles, llenas de encanto. En ellas descubrirás bonitos palacios y plazas que te mostrarán la cara más hermosa de la Toscana y que quedará para siempre grabada en tus recuerdos y corazón. ¿Te animas a visitar esta preciosa localidad? ¡Seguro que sí!

Fotografía de portada: Mikael Korhonen