Visitamos el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil

Juan Luis Minarro 8 junio, 2016

La provincia gallega de Ourense posee uno de los patrimonios naturales más bellos de España. A esto se le suman una enorme cantidad de monasterios e iglesias que fueron levantados durante la Edad Media e incluso antes. De entre todos ellos, el conjunto de santuario y retiro formado por el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil es uno de los más espectaculares.

El encanto del monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil

Este monasterio está situado en el precioso y relajado pueblo de Parada de Sil y fue construido entre los siglos XII y XIII. Es una de las construcciones más llamativas e interesantes de la zona, ya que se trata, quizá, del mejor ejemplo de arquitectura rural de la corriente artística románica, pero sabiamente mezclada con tintes de estilo del gótico temprano del siglo XIII, que acabó por asentarse definitivamente en España en el siglo XIV.

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil
Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil – Migel

Este magnífico monasterio fue declarado Bien de Interés Cultural por la Xunta de Galicia en el año 2008. Una construcción muy influenciada por el paisaje que la circunda y lo envuelve. Su situación, escondida en mitad de la extensa arboleda del castañar de Merilán, lo convierte en un espacio mágico e incluso podría decirse que místico.

A pesar de su relativa lejanía, las orillas del Sil pueden escucharse constantemente en nuestro camino hasta el complejo. El turista tendrá a oportunidad de llegar a él mediante varios serpenteantes caminos y sendas apenas alcanzados por los rayos del sol debido en gran parte a la frondosidad de este verde vergel.

Monasterio de Santa María de Ribas de Sil
Monasterio de Santa María de Ribas de Sil – GFreihalter / commons.wikimedia.org

En sus inmediaciones se ocultan otras obras maestras dignas de visita, como el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil, a tan solo 20 kilómetros de distancia. También es recomendable aproximarse a la pequeña balconada sobre los cañones montañosos de la región formada por el mirador de los Balcones de Madrid, en Santa Mariña.

Un poco de historia

En un principio, el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil fue levantado a finales del siglo X por una orden de monjes benedictinos del medievo con el único interés de mantenerse alejados del mundanal ajetreo exterior y dedicar sus vidas a la oración y al misticismo. No obstante, lo que fuera considerado una ermita, pronto acabó por transformarse en el claustro cuyas ruinas perduran aún hoy en día.

Santa Cristina de Ribas de Sil
Santa Cristina de Ribas de Sil – José Antonio Gil Martínez / Flickr.com

Sin embargo, a pesar de las ampliaciones sufridas durante los siglos XIV y XV, el paso del tiempo provocó que el cenobio de Santa Cristina de Sil perdiese tanto adeptos como financiación y que, por lo tanto, cayese en desgracia. Aún así, tras el cierre de este en el siglo XIX, el priorato decidió mantenerlo en pie debido a su valor arquitectónico e histórico.

“El mundo es un libro, y aquellos que no viajan leen solo una página.”

-San Agustín-

Santa Cristina a día de hoy

A pesar de tratarse de un espacio semiderruido y abandonado, en la actualidad tanto la zona exterior que circunda al monasterio como el interior del mismo pueden ser objeto de visita turística, pues permanece abierto de martes a domingos. La tarifa de entrada es bastante económica.

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil
Santa Cristina de Ribas de Sil – José Antonio Gil Martínez / commons.wikimedia.org

Una vez dentro tendremos la oportunidad de penetrar en su iglesia, es decir, su parte más antigua ya que existe constancia de su existencia en la zona en documentos que datan del siglo X. Su nave central cuenta con el clásico crucero, así como con varios ábsides de forma semicircular. Conviene recordar que esta no fue su presentación original y que fue reformada tres siglos después de su construcción con el fin de adecuarlo más al estilo predominante durante el siglo XIV, el gótico.

Por lo demás, cabe destacar que el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil cuenta también con un enigmático y bonito campanario. En cuanto al área medieval destaca también el claustro, así como la zona de comunicación entre este y los lugares de rezo. Y en sus paredes aún se conserva algún que otro fresco pintado por aquel entonces.

Te puede gustar