Mojácar, uno de los pueblos más bonitos de España

· 5 septiembre, 2016

Mojácar se alza en la cima de una montaña, pintoresco y hermoso, con sus casitas blancas y mirando al Mediterráneo. Este bello pueblo te sorprenderá nada más llegar. Además, tiene playas y calas preciosas que en conjunto lo convierten en uno de los enclaves más bellos de Almería. Mojácar presenta una propuesta turística maravillosa que te invita a disfrutarlo. Vamos a dar un paseo por este bonito pueblo y sus alrededores. ¿Vienes con nosotros?

Mojácar estratégico y codiciado

Mojácar se encuentra en la cúspide de la última estribación de la Sierra de Cabrera, a una altura de 175 metros sobre el nivel del mar y a tan sólo 20 minutos de Cabo de Gata. Su ubicación estratégica lo hizo ser codiciado por diferentes civilizaciones como celtas, fenicios, griegos, romanos, bárbaros, visigodos y musulmanes, todas ellas forman parte de la historia de esta ciudad.

Plaza del Parterre en Mojácar
Plaza del Parterre – Fotomicar

Es en 1488 cuando Mojácar musulmana pasa a ser dominio cristiano. Ese mismo año, el 12 de junio, los Reyes Católicos le confirieron título de ciudad a cambio de la fortaleza y la villa de Mojácar.

Un destino pintoresco dividido en dos

Este pueblo se caracteriza por sus calles estrechas, casas blancas y los techos rojos de las buganvillas, colores que contrastan fuertemente con el azul del cielo. Su belleza lo ha hecho merecedor de estar en la lista de los pueblos más bonitos de España. Asimismo, hay un sinfín de atractivos para el disfrute, lo que lo convierte en una parada obligatoria en la provincia de Almería.

Mojácar
Mojácar – holbox

Se puede decir que el municipio está dividido en dos núcleos urbanos: Mojácar pueblo y Mojácar playa. Ambas partes están separadas por apenas dos kilómetros y medio y cada una ofrece una faceta distinta.

Mojácar pueblo se percibe turística, comercial y artesanal, mientras que Mojácar playa, ubicado en la costa, es más fiestero, joven y aventurero. Entre los dos hay gran cantidad de rincones mágicos que a primera vista te enamorarán.

Qué ver en Mojácar pueblo

Casco histórico

Calles estrechas y escalonadas con casas encaladas esperan al visitante en el casco histórico del pueblo. Su gran pasado histórico se evidencia en cada rincón de Mojácar la Vieja.

Iglesia-fortaleza de Santa María

Iglesia de Mojácar
Plaza de la Iglesia – holbox

Esta iglesia-fortaleza fue construida cerca del 1560 sobre una antigua mezquita árabe. Fue edificada con grandes sillares de piedra, en estilos gótico y renacentista y con una sobria decoración. Frente a la iglesia se encuentra la estatua de la Mojaquera, de 1989, que rinde homenaje a las mujeres de la villa.

Fuente Mora

Lugar histórico y de gran significado para Mojácar. Aquí tuvo lugar la reunión entre Garcilaso, un enviado de los Reyes Católicos, y Alavez, el último alcaide moro del pueblo. Un hecho que terminó en la declaración de Mojácar como ciudad de España.

Puerta de la Almedina

Puerta de la Almedina en Mojácar
Puerta de la Almedina – Fotomicar

Este es uno de los últimos vestigios de la muralla. Fue construida en 1574 como principal acceso a Mojácar y está formada por un arco de medio punto sobre el que aparece colocado el escudo de la ciudad.

Casa del Torreón

Era la antigua sede de la recaudación de impuestos y actualmente es un hotel. Cerca se encuentra la Plaza de las Flores, el punto de entrada al arrabal y que antes era el barrio judío, un laberinto de calles empinadas situado fuera del recinto amurallado.

Mirador de la Plaza Nueva

Desde aquí se observan las mejores vistas del valle de las Pirámides, el mar Mediterráneo y las sierras de Cabrera, Almagrera y Bédar. Este mirador está ubicado en la Plaza Nueva, allí se encuentra la ermita de Nuestra Señora de los Dolores. En lo más alto están las ruinas del castillo, una edificación del siglo XIII que ha sido restaurada en varias ocasiones y donde se encuentra instalado un auditorio.

Qué ver en Mojácar playa

Playa de Mojácar
Playa de Mojácar – Fotomicar

Cuenta con 17 kilómetros de costa. Hay arenales de gran variedad, desde calas solitarias hasta playas más populares y concurridas. Destaca la playa de Macenas, llamada así por una torre levantada en el siglo XVIII como parte de una batería de defensa. Están también las playas de Marina de la Torre, el Descargador o el Cantal y las calas del Peñón, del Sombrerico o Bardonares, entre otras.

“Una vez que viajas, el viaje nunca termina. La mente nunca puede desprenderse del viaje.”

-Pat Conroy-

No podemos irnos sin hablar del indalo, una pintura prehistórica encontrada en la cueva de los Letreros y que se ha convertido en el símbolo de Almería. Es una figura humana extendiendo sus brazos como un arco. Es común verla en las fachadas de las casas, cuidándolas del mal de ojo. Ven a Mojácar, ¡te encantará este lugar!