La magia de Killarney, una hermosa ciudad irlandesa

· 12 junio, 2017

Irlanda es un cúmulo de belleza y de pueblos únicos y hermosos. Esta belleza parece no tener fin y cada vez nos sigue sorprendiendo con algo nuevo. En este caso nos ha sucedido con la que es una de las ciudades más hermosas del país. La magia de Killarney no queda solo en su idílico casco urbano, se extiende a todo su entorno. Por ello hemos creído que merece la pena hacer un recorrido por ella y por el majestuoso encanto de su parque nacional. Queremos que nos acompañes. ¿Te vienes?

Descubre la magia de Killarney

Para comenzar, nos daremos un paseo por la ciudad, una ciudad digna de ver y conocer a fondo, pues te reserva muchas sorpresas, como por ejemplo la Catedral de Santa María, de estilo neogótico. Su piedra negra y su aire tétrico pero espiritual le dan una aire místico relajante a la vez que deleita tu vista con su compleja arquitectura.

Catedral de Santa María en Killarney
Catedral de Santa María – v4venger

Junto a la catedral, Killarney tiene otro gran atractivo: Muckross House, una antigua casa de terratenientes hoy restaurada y que tiene unos preciosos jardines. Es, además, puerta de entrada al  parque nacional

También puedes disfrutar de la magia de Killarney paseando por sus viejas calles adoquinadas. La arquitectura con un estilo antiguo de la ciudad no pasará desapercibida a tus ojos.

Por otra parte, dicen que en esta ciudad están algunos de los mejores bares de Irlanda, en los que disfrutar de una buena cerveza o de lo que desees. El más famoso en el Killarney Summer Fest, conocido por haber sido testigo de actuaciones de famosos tales como The Cranberries, Snow Patrol o Elton John. Cuentan que lo mejor de esta ciudad es la noche y su marcha. Deberás ir y probarlo por ti mismo.

“Despertar en soledad en un pueblo extraño es una de las sensaciones más placenteras de este mundo”.

– Freya Stark

El Parque Nacional de Killarney

Pero la magia de Killarney se descubre de manera muy especial en su espectacular parque nacional. Un lugar de una belleza imponente que merece la pena recorrer despacio para disfrutar de cada uno de sus rincones. Una bicicleta es una idea genial para descubrirlo, además de una opción muy económica, ya que podrás hacerlo solo por unos 5 euros al día.

En el parque encontrarás tres lagos gigantescos que crean un paisaje único y exclusivo de la zona. Estos son Leane Lough, Muckross Lake y Upper Lake.

Castillo de Ross en Killarney
Castillo de Ross – OLOS

Sobre el lago Muckroos está el castillo de Ross, un atractivo turístico que deberás visitar si pasas unos días en Killarney. Este castillo parece haber emergido del lago, pues prácticamente está sobre sus aguas. Data del siglo XV y fue erigido por a familia O’Donoghue. Su buena construcción y fortaleza evitó que fuera derribado por los partidarios de Oliver Cromwell durante las guerras de Irlanda.

La leyenda que se crea en torno a esta construcción es como poco interesante. Dicen que cuando O’Donoghue iba a ser atrapado por Comwell salió de su castillo con tres cosas: su mesa, su caballo y su biblioteca. Desapareció hundiéndose en el lago y se cree que vive en un palacio que hay en el fondo. Cuenta la leyenda que desde él puede observar, vigilar y cuidar su castillo.

Otros rincones del parque nacional

Parque Nacional Killarney
Parque Nacional Killarney – Tiramisu Studio

Un paisaje sin igual que crean los lagos, es el Meeting of the Waters, o como se diría en español “la reunión de las aguas”. Este es un punto en el que se unen los tres lagos formando un espectáculo de torbellinos y colores increíbles. En pocos lugares del mundo podrás ver a tres lagos unirse en uno solo.

La cascada de Torc, aunque no es muy grande, encierra una belleza inigualable y crea un ambiente placentero que induce a estar en paz y a la meditación. El simple sonido del agua al caer te llevará a otra dimensión.

Además de toda esta belleza, en la zona se suelen ver ciervos rojos y pájaros de todo tipo. Si amas la naturaleza y te encanta el turismo natural, el Parque Nacional de Killarney es un sitio que no te debes perder.