Macedonia, un precioso país aún por descubrir

· 25 abril, 2017

Situado en el corazón de los Balcanes, Macedonia es un gran desconocido. Un país que ha pasado desapercibido para el turismo, a pesar de que encierra preciosos tesoros naturales y monumentales. Si te estás preguntado qué tiene Macedonia de especial, sigue leyendo, te descubrimos algunos de sus lugares más interesantes.

Macedonia, un país por descubrir

Macedonia está rodeada por Bulgaria, Albania, Kosovo, Serbia y Grecia. En su territorio se han asentado diversas civilizaciones, por lo que tiene un rico patrimonio monumental. Además, por su situación en los Balcanes ofrece un precioso paisaje montañoso con rincones inolvidables. ¿Qué es lo que no te puedes perder? Vamos a verlo.

1. Skopie, la capital

Museo Arqueológico Nacional de Macedonia
Museo Arqueológico de Skopie – nikolay100

Destruida casi por completo en un terremoto en 1963, pequeña y tranquila, Skopie tiene sin embargo grandes atractivos. Uno de ellos el es Museo Arqueológico. En él se exhiben auténticos tesoros de tiempos pasados. También se puede contemplar una reproducción del sarcófago de Alejandro Magno y una reconstrucción de un carro romano usado en el siglo II.

Pero a pesar de su larga historia, la ciudad lucha por modernizarse, uno de los ejemplos es la iglesia ortodoxa de San Clemente. Construida a fines del siglo XX, su principal atractivo es un altar mayor decorado en color dorado con pinturas de santos y cruces. La sede de la Iglesia Ortodoxa de Macedonia además tiene hermosas alfombras y lámparas.

Skopie en Macedonia
Skopie – Leonid Andronov

Y vamos ahora al corazón de la capital, a la Plaza de Macedonia, la más grande del país. En ella se han llevado a cabo diferentes eventos importantes de la historia de Macedonia, como la declaración de la Independencia. En la actualidad se emplea como punto de encuentro y escenario de espectáculos culturales. Presidida por una enorme estatua de Alejandro Magno, es preciosa de visitar tanto de día como de noche.

Cruzar el viejo Puente de Piedra, admirar la moderna Puerta de Macedonia o pasear por el bazar son actividades que no debes perderte. Y debes visitar también la Casa memorial de la Madre Teresa de Calcuta, que nació en esta ciudad.  

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.”

-Madre Teresa de Calcuta  –

2. Ohrid

Ohrid en Macedonia
Ohrid – Pargovski Jove

La llaman la Jerusalén de los Balcanes y es una ciudad espectacular, de hecho, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad debido a su su riqueza cultural.

Ohrid está situada a orillas de un precioso lago en cuyas orillas dicen que hay más de 300 iglesias y capillas, algunas de origen bizantino que guardan aún preciosos frescos. La ciudad en sí es también encantadora, una de las más antiguas de Europa y con un precioso castillo.

Pasear por el lago y descubrir los tesoros que hay en él y su belleza natural es una excursión  imprescindible si se visita Ohrid.

3. Lago Matka

Matka en Macedonia
Matka – CCat82

Macedonia tiene muchos espacios naturales que merece la pena conocer como este lago al lado de un cañón a las afueras de Skopie. Es el destino ideal para los amantes del senderismo o las actividades acuáticas. Además, aquí se encuentra la cueva Vrelo, una de las más profundas del mundo.

4. Mavrovo

Al noroeste de Macedonia se encuentra el Parque Nacional de Mavrovo. Se trata de un lugar de enorme belleza donde se puede hacer casi de todo, desde navegar por su lago en verano a esquiar en sus montañas en invierno, ya que aquí se encuentran los picos más elevados del país. También podrás visitar la curiosa iglesia de San Nicolás.

5. Ruinas de Heraclea Lincestis

Heraclea Lincestis en Macedonia
Heraclea Lincestis – Nenad Basic

Están ubicadas a 2 kilómetros del centro de Bitola. Esta ciudad griega fue fundada por el padre de Alejandro Magno. En la época de la conquista romana alcanzó su máximo esplendor, ya que formaba parte de la Vía Egnatia (atravesaba de oeste a este la península balcánica de camino a Asia).

Aunque fue devastada por los ostrogodos y los visigodos, fue reconstruida posteriormente. Aún hoy se pueden admirar interesantes restos, entre ellos mosaicos y restos de basílicas y viviendas.