Los mejores lugares para un viaje de introspección

Edith Sánchez · 2 febrero, 2019
En el mundo hay lugares muy adecuados para hacer un viaje de introspección. Desde destinos que ofrecen profundas experiencias de meditación, hasta parajes solitarios en donde puedes disfrutar del silencio y la naturaleza.

Cuando hablamos de un viaje de introspección nos referimos a esas travesías que realizamos, por lo general solos, con el propósito de reencontrarnos con nosotros mismos. De hecho, todo viaje en solitario propicia ese encuentro, en mayor o menor medida.

Sin embargo, en algunas ocasiones sentimos una necesidad especialmente intensa de adentrarnos en nosotros mismos. Viajar, entonces, se convierte en una oportunidad para tomar distancia, tener tiempo para pensar y evitar las presiones que experimentamos en nuestra rutina diaria.

Un viaje de introspección nos cambia más que otro tipo de viajes. También es una forma de oxigenar la mente y de calmar las emociones. Nos ayuda a reubicarnos en algún aspecto. Bien dicen que a veces tenemos que “perdernos” para encontrarnos.

Obviamente, si hacemos un viaje de introspección necesitamos un destino que nos facilite esa experiencia espiritual. No podemos ir a un lugar en el que haya distracciones, sino en el que prime la tranquilidad. ¿Qué lugares son ideales para este propósito? Enseguida te hablamos de algunos de ellos.

Kata Tjuta, Australia, ideal para un viaje de introspección

Vista aérea del monte Uluru
Monte Uluru

Es un lugar sagrado para las culturas aborígenes de la zona. Ideal para realizar un viaje de introspección porque supone adentrarte en un territorio desértico con una atmósfera mística muy poderosa. Al caminar por esos parajes verás una faceta de la naturaleza poco usual y, seguro, cambiarás de perspectiva.

Volcán Copahue, entre Chile y Argentina

Es recomendable una visita a la Laguna Verde, un hermosísimo lugar donde prima el silencio. Además, aquí hay aguas termales con propiedades medicinales. En Caviahue-Copahue (Neuquén, Argentina) ofrecen constantemente, y de manera gratuita, terapias holísticas, talleres, charlas y seminarios.

Wat Suan Mokkh, Chaiya, Tailandia

Se trata de un refugio forestal que ofrece retiros de 10 días, comenzando el día 1 de cada mes. Allí se vive la espiritualidad pura. Tienes que olvidarte de tu cuerpo, porque debes dormir en una estera, levantarte a las 4 de la mañana y trabajar duro. Te ofrece una auténtica experiencia de monje de montaña.

Mazunte, México

El pueblito de Mazunte queda en el Pacífico mexicano. Allí se lleva a cabo un ritual llamado “Retiro del silencio”. Implica que debes permanecer callado diez días. Al mismo tiempo, una escuela de prácticas espirituales te ofrece clases de yoga y disciplinas similares. El lugar está en la selva y la dieta es vegetariana.

Rishikesh, India

La India siempre es un destino que está en la mira de quienes buscan experiencias espirituales. En el norte, a los pies del Himalaya, está Rishikesh, la Meca para los amantes del yoga.

Allí la pobreza se mezcla con unos paisajes de otro mundo y con la atmósfera mística que le imprimen los yoguis que pululan por allí.

Kumano Kodo, Japón

Senda del Kumano Kodo
Senda del Kumano Kodo – rurinoshima / Flickr.com

Japón, por sí solo, es un llamado al mundo interior. Destaca Kumano Kodo, un camino rodeado de fabulosos bosques, cascadas, pequeños animales y verde por todas partes.

La propia Unesco recomienda transitar este bello sendero, que termina en un templo budista. Allí podrás apreciar la vida reflexiva y modesta de los monjes.

Menorca, España

En la preciosa isla de Menorca hay programas de retiro espiritual de 7 días. No vayas en julio o agosto porque el turismo toma la zona. En los demás meses, seguro, puedes hacer un maravilloso viaje de introspección, con baños energéticos, paseos por la naturaleza y muchísima tranquilidad.

Bali, Indonesia

Templo Pura Ulun Danu en Bali
Templo Pura Ulun Danu

En Bali también ofrecen un “retiro silencioso”. Las actividades de meditación se realizan al aire libre y se acompañande paseos por los campos de arroz, talleres y charlas (no es totalmente silencioso) para recuperar el equilibrio interior. Se trata de una comunidad ecosostenible, que lleva un estilo de vida alternativo.

Black Rock, Estados Unidos

Todos los años, al final del verano, en Black Rock se realiza un evento que congrega a los interesados en prácticas espirituales. Se ofrecen talleres de meditación, prácticas artísticas y una vida en comunidad en la que prima la cooperación, la desmercantilización y la autoexpresión. El evento se llama Burning Man.

Isla de Ometepe, Nicaragua

En la isla de Ometepe, a los pies del volcán que lleva el mismo nombre, existe la posibilidad de hacer un retiro llamado Inan Itah. Es de corte tántrico, pero básicamente se centra en la práctica de yoga, meditación, ejercicios de danza y de respiración. El lugar, además, es absolutamente precioso.