Loy Krathong y Yi Peng: festivales de luces en Chiang Mai

Álvaro Gómez · 15 abril, 2019
Vamos a conocer dos festivales mágicos que se celebran en Tailandia. En ellos, las luces en forma de ofrendas son las grandes protagonistas.

El mejor momento para conocer Chiang Mai es durante la celebración de Loy Krathong y Yi Peng. Así, además de visitar una región importante de Tailandia, podrás disfrutar de una mágica tradición del país y de la más especial en esta zona.

Se trata de dos eventos que revolucionan Chiang Mai. Loy Krathong y Yi Peng llenan de luz las calles, los ríos y hasta el cielo durante la noche. Un espectáculo impresionante en el que los locales invitan a los turistas a participar. Por ello, no debes dudar a la hora de formar parte de estas bonitas costumbres.

Pero antes, debes saber en qué consisten, cuándo se celebran y cómo prepararte. Con estos simples consejos podrás viajar a la región más cultural del norte de Tailandia y conocerla en la época del año en la que brilla más que nunca.

¿Cuándo se celebran Loy Krathong y Yi Peng?

Genta lanzando al agua luces en el Festival Loi Kratong
Festival Loi Krathong

Loy Krathong y Yi Peng coinciden en fechas. El primer festival se realiza en toda Tailandia en la noche de luna llena del duodécimo mes del calendario tailandés. En Occidente corresponde con el mes de noviembre. Por su parte, el Yi Peng, más localista, también suele ser en noviembre, aunque hasta agosto no se sabe el día exacto.

Por lo tanto, si vas a viajar a Chiang Mai para conocerlo durante Loy Krathong y Yi Peng, lo mejor es que vayas unos días antes para situarte y organizar tu participación en estas dos tradiciones.

Lo ideal sería llegar a la región sobre el 8 o 9 de noviembre para conocerla los primeros días y dedicar los últimos de tus vacaciones a celebrar las dos fiestas.

En qué consisten Loy Krathong y Yi Peng

Si no conoces los festivales de Loy Krathong y Yi Peng, seguro que te preguntarás por qué levantan tanta pasión en Tailandia, y especialmente en Chiang Mai. La verdad es que cuando sepas en qué consisten, tú también querrás participar en ellos.

Monjes con linternas en Yi Peng en Chiang Mai
Yi Peng en Chiang Mai

En primer lugar, Loy Krathong es la fiesta más esperada del año por muchos tailandeses. Se celebra en todo el país, por lo que también podrás disfrutar del festival en otras partes como Bangkok, Ayutthaya o Chiang Rai.

Su origen no es del todo claro, pero el principal destinatario es Buda, aunque también se celebra por otros motivos. Consiste en hacer una ofrenda en la noche de luna llena. Para ello, se fabrica una pequeña balsa, normalmente con madera del banano. Se decora su interior con flores coloridas, incienso y luces.

Simboliza el saludo a una etapa llena de cosas buenas. En este sentido, algunos participantes también incluyen en la balsa parte de su propio pelo, o incluso las uñas, a modo de despedida de lo que sobra en su vida.

Las balsas se dejan en el río, donde al juntarse varias crean un escenario fantástico repleto de luz que hace que Loy Krathong y Yi Peng sean únicos. Incluso hay balsas mucho más grandes creadas por las administraciones y las empresas.

Linternas en el aire

Gente lanzando linternas en Yi Peng
Yi Peng en Chiang Mai

De los festivales Loy Krathong y Yi Peng el más espectacular es el segundo. Es más localista, pues esta tradición es más propia de China o Taiwan. En Tailandia, Yi Peng se celebra solo en Chiang Mai.

Tras una ceremonia budista, los tailandeses sueltan una especie de lámparas voladoras que invaden el cielo y crean una imagen muy emotiva. Se hace por la noche, por lo que miles de pequeñas naves iluminan el cielo oscuro.

Estas lámparas se fabrican con papel de arroz y bambú y contienen una vela o una fuente de combustible que haga que el fuego perdure. Así, estos elementos no dejan de ascender mientras el fuego esté encendido y, en el momento que se apague, caen. Por eso, se habilitan terrenos para soltarlos y que caigan sin causar ningún peligro.

Durante estos festivales, la luz es protagonista en Chiang Mai, pero también podrás disfrutar de otras artes. Por ejemplo, la música y la danza inundan las calles durante los días que duran estas fiestas.