Las misteriosas ruinas de Yonaguni en Japón

¿Han sido talladas por el hombre o son producto de la naturaleza? ¿Cuál es el origen de estas estructuras? ¡Son muchas las preguntas que giran en torno a las misteriosas ruinas de Yonaguni en Japón! Conoce algo sobre ellas. ¡Quedarás maravillado!

Las construcciones más antiguas que existen

Las pirámides de Egipto son las más asombrosas y populares. Sin embargo no son las únicas. Además de los incas en Perú, las de Irak e Irán (antiguas Mesopotamia y Persia) y las de Nubia en Sudán, todo el mundo pensaba que no había más vestigios de este tipo de construcciones. ¡Pero se equivocaron!

En el año 1985 un submarinista japonés llamado Kihachiro Aratake halló estas increíbles estructuras mientras nadaba por la zona, al este de la isla de Taiwán. Este descubrimiento casual fue toda una revolución para los arqueólogos que no podían comprender cómo podían estar ubicadas allí, bajo el mar… aguardando a que alguien las descubriera.

Yonaguni
Yonaguni – Vincent Lou / commons.wikimedia.org

Aunque la superficie parece haber sido tallada por el hombre, aún no se sabe a ciencia cierta si esto ha ocurrido verdaderamente. Esto se debe a que tienen una antigüedad de… ¡10 milenios! Las investigaciones posteriores han afirmado que durante la era glacial la zona estuvo fuera del mar y luego quedó sumergida al aumentar el nivel de los mares.

Diferentes teorías y leyendas sobre las ruinas de Yonaguni

Los científicos no tardaron en hacer pruebas para responder a las preguntas que iban surgiendo sobre este descubrimiento. Una de las más destacadas es la del profesor Misaki Kimura, que sostiene que si bien la estructura es de origen natural ha sido modificada por el hombre en algunas de sus áreas.

Piedra en Yonaguni
Yonaguni – Masahiro Kaji / commons.wikimedia.org

¿Quiénes fueron los encargados de cambiarle el aspecto a este lugar? Se especula que se trató de la civilización Mu. Aún no se comprende bien cómo pudieron estos hombres (más antiguos a los egipcios, chinos o hindúes) construir un túnel de un metro de alto en la grieta de una piedra, teniendo en cuenta las herramientas que contaban en ese momento.

Pero lo que más llama la atención es que la estructura tiene 2 orificios circulares de 2 metros de profundidad cada uno, como si se tratara de un par de ojos. Supuestamente la finalidad de estos hoyos era recolectar agua, por supuesto cuando la gran piedra no estaba bajo el mar.

La idea de que un grupo de hombres prehistóricos ha tallado la roca para su uso cotidiano es muy fantástica, según otro grupo de científicos. Ellos indican que si bien puede haber vestigios del paso del ser humano por esta región, las modificaciones se deben en gran parte a los terremotos, típicos de esa zona. Cabe destacar que en la época en que fueron originadas las estructuras allí había una especie de puente que unía actuales islas como Japón, Taiwán y Ryukyu.

“El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos.”

-Albert Einstein-

¿Toda una ciudad sumergida?

En 1998 un gran terremoto submarino destruyó una buena parte de la estructura. Pero esto no logró que los investigadores se dieran por vencidos. Gracias a las filmaciones descubrieron sitios que no habían podido ver antes. Según uno de los geólogos encargados de las expediciones, se puede diferenciar sin problemas una red de edificios que incluye castillos, varios monumentos y ¡hasta un gran sistema de carreteras y vías fluviales!

Submarinistas en Yonaguni
Yonaguni – Vincent Lou / commons.wikimedia.org

Además, se observaron dos especies de terrazas que no podrían haber sido nunca hechas por la acción erosiva de las olas o los movimientos marinos. A su vez, no hay escombros ni bloques en los alrededores de las estructuras, por lo tanto es imposible que la naturaleza haya sido partícipe de tal obra.

Como conclusión entonces se explica que Yonaguni es una estructura natural que luego fue usada, aumentada y modificada por el hombre en la antigüedad. Una de las construcciones llama la atención por ser similar a la Esfinge de Guiza. Si se la observa con detenimiento se notan una especie de casco y brazos largos.

¿Aún quieres más hallazgos asombrosos en las ruinas de Yonaguni de Japón? Se ha encontrado una gran piedra redonda similar al rostro de una persona y parecida a las figuras típicas de la Isla de Pascua en Chile, los Moais.

Si te ha gustado esta historia quizás te interese saber que hay excursiones que te llevan a esta región partiendo de Japón o Taiwán. ¡Será una experiencia maravillosa!

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar