El lago Zell, un lugar maravilloso en los Alpes

Juan Luis Minarro 7 agosto, 2017

Uno de los lugares mas bellos de los Alpes austriacos es el popular lago Zell. Este se halla próximo a la ciudad de Zell am See, de la que toma su nombre. Hasta allí viajan turistas deseosos de pasar unas vacaciones inolvidables, atraídos por sus paisajes naturales y sus aguas transparentes y cristalinas.

Conociendo un poco más el lago Zell

Pero además de su belleza natural, en los alrededores de este precioso lago se puede degustar una variada gastronomía. Todo ello, sumado a la enorme amabilidad de sus habitantes, lo convierte en un espacio inigualable. Y, por si fuera poco, se trata de un destino ideal para los amantes de la nieve y del esquí.

Zell am See, una población sin igual

Esta bonita y mágica ciudad llena de encanto nunca defrauda. Es conocida en todo el país por su gran hospitalidad. Aquí podremos adentrarnos plenamente en la rica cultura alpina.

Zell am See en el lago Zell
Zell am See – Oleksandr Osipov

 

En Zell am See podemos dar un paseo por el centro y acercarnos a conocer la iglesia barroca de San Hipolito. En su interior se puede admirar una bonita bóveda de estilo gótico. Por su parte, en el exterior destaca su torre construida de piedra caliza y que se eleva hacia el cielo alcanzando los 36 metros de altura.

En nuestra plácida y tranquila caminata podemos pasarnos por alguna de sus numerosas tiendas para comprar algún souvenir. Pero antes, hay que hacer una parada para degustar alguno de sus famosos quesos, con denominación de origen de la región.

Y, para acabar la visita, nada como deleitarse alguno de sus platos típicos. Destaca entre ellos el Kasnockerln, que podemos acompañar de un rico spritz, que se prepara con vino blanco y gas.

El lago Zell, un lago espectacular

Lago Zell helado
Lago Zell – Tatiana Popova

De pequeño tamaño y de escasa profundidad, tiene un particular embrujo. Un embrujo mágico que atrae hasta él a visitantes de todos los rincones del planeta. Turistas dispuestos a disfrutar bañándose en verano en sus aguas frías y cristalinas. O incluso simplemente dando un grato y ameno paseo en uno de los barcos que lo recorren.

Pero eso no es todo, en la época invernal el agua de la laguna se congela por completo. Es entonces cuando se pueden practicar en los alrededores deportes de invierno, tales como el esquí y el snowboard.

Es en los meses más fríos cuando se pueden contemplar unas espectaculares vistas de la toda la zona. Lo mejor es relajarse sentado en alguno de los bancos distribuidos en la orilla del Zell. Así, cómodamente, podremos admirar un espectáculo natural. Una belleza inigualable que nos llenará de paz y sosiego, transportándonos a lo que, por un instante, se asemeja al paraíso.

“Ve el mundo. Es más fantástico que cualquier sueño real o imaginario.”

– Ray Bradbury-

El Parque Nacional de Hohe Tauern

En esta misma región se encuentra el parque mas grande de los Alpes, el Hohe Tauren. Se trata de uno de los espacios más colosales del viejo continente. Se halla a una altura de mil metros sobre el nivel del mar.

Parque Hohe Tauern cerca del lago Zell
Parque Hohe Tauern – Vaclav Volrab

Es recomendable la visita al Nationalparkwlten. Allí nos informaran de todo lo que vamos a encontrar en este espacio protegido. Es importante seguir los consejos para poder disfrutar de todos los rincones de este edén. Una vez dentro, tropezaremos con ríos y lagos de apariencia divina.

Pero, sobre todo, llaman la atención sus cascadas con poderes curativos. Destaca la de Krimml, una de las que mas caída tiene de Europa. Durante los meses de junio y julio su caudal se acrecienta, espaciando así su catarata.

Podemos pasarnos también por la montaña más elevada del país, el Grobglockner. Cuenta esta con enormes glaciares y valles, así como con imponentes vistas que te dejarán asombrado.

Excursiones desde el lago Zell

Son muchas las excursiones que se pueden hacer desde este lugar. Por ejemplo, podemos acercarnos a la maravillosa capital barroca de la región:  Salzburgo.

Salzburgo, una excursión desde el lago Zell
Salzburgo – canadastock

En la cuna de Mozart y de la música clásica en general podrás pasear por calles preciosas jalonadas de bellas iglesias. Esta urbe es una combinación de paisaje ,cultura y arquitectura. En sus cafés podremos deleitarnos con un rico mazapán. Y es que el Mozartkugel es típico de la región.

También podemos desplazarnos hasta Insbruck, capital del Tirol. Es famosa por su por su bonito barrio gótico. Allí se puede admirar su emblemático y admirado tejadito de oro.

Y, si todavía nos quedan fuerzas, aproximarse hasta Hallstatt es algo casi obligatorio. No por nada el Hallstätter See es otro de los lagos más bonitos de Austria.

Te puede gustar