Paseamos por la Plaza del Popolo de Roma

Adrián Pérez 14 julio, 2017

Cuando visites Roma, uno de los lugares que no puedes dejar de conocer es la Plaza del Popolo. Una de las más populares de la ciudad que, además de una fantástica arquitectura, posee una interesante y larga historia. Acompáñanos y descubre junto a nosotros absolutamente todo sobre una de las plazas más emblemáticas de Roma, ¿nos vamos?

La historia de la Plaza del Popolo

La Plaza del Popolo es una de las más importantes y emblemáticas de Roma casi desde sus comienzos. Una de las principales razones ha sido su estratégica ubicación. Esta magnífica plaza es puerta de entrada a Roma, el lugar ideal para comenzar a explorar una de las ciudades más asombrosas e interesantes del mundo.

Piazza del Popolo en Roma
Piazza del Popolo – Vit Kovalcik

El origen de esta emblemática plaza se remonta al año 1099 cuando el papa Pascual II ordena la construcción de una iglesia sobre un antiguo mausoleo perteneciente a los dominicos y en el cual se encontraban los restos mortales de Nerón.

Con respecto al nombre de la plaza, hay dos teorías sobre el origen de la misma. La primera es que el popolo o pueblo sufragó su construcción. Por otra parte, la segunda teoría asegura que popolo se deriva del latín “populus”, álamo, lo que en su momento significaba que en Roma las zonas llanas eran poco habitadas.

La plaza de estilo neoclásico fue construida por el conocido arquitecto Giuseppe Valadier, que también es el autor de las tres fuentes que se encuentran en el medio de la plaza. De hecho, Valadier cambió considerablemente el aspecto de la zona, cuando entre los años 1811 y 1812 ordenó la demolición de varios edificios que se encontraban alrededor con el fin de utilizar el espacio para crear dos grandes semicírculos.

Plaza del Popolo, un lugar inolvidable

La Plaza del Popolo, ubicada al norte de las antiguas murallas aurelianas, ha sido desde sus comienzos la entrada a la magnífica Roma para todos los viajeros que llegaban por la Vía Flaminia. Uno de los aspectos que más llama la atención de la plaza es el imponente obelisco que se erige en el centro. Está dedicado al faraón Ramsés II y fue traído de una de las ciudades más importantes del antiguo Egipto: Heliópolis.

Plaza del Popolo Roma
Plaza del Popolo – Songquan Deng

El impresionante obelisco también es conocido como flaminio y tiene dos impresionantes distinciones. La primera es que se trata de uno de los obeliscos más altos de Roma, con 24 metros de altura, aunque si se cuenta el pedestal esta llegaría a 36 metros.

La segunda característica es que se trata del segundo obelisco más antiguo de la ciudad. Antes de ser ubicado en la Plaza del Popolo se encontraba en el Circo Máximo, el cual data del año 10 antes de Cristo, ¿impresionante, cierto?

Anteriormente te comentamos que esta plaza era uno de los lugares ideales para conocer lo más importante de Roma. Pues bien, la misma desemboca en el llamado “Tridente”, tres largas calles que nos llevan al centro de Roma y a conocer algunas de las edificaciones y monumentos más interesantes de la ciudad. Estas tres calles son la vía Clementina, la vía di Ripetta y la vía del Corso.

“¡Oh Roma! ¡mi país! ¡ciudad del alma!”

-Lord Byron-

¿Qué conocer en la Plaza del Popolo?

1. Basílica de Santa María del Popolo

Santa María del Popolo
Santa Maria del Popolo – Serguei / Flickr.com

Uno de los lugares que no puedes dejar de conocer es la hermosa Basílica de Santa María del Popolo. Es una de las iglesias más antiguas de la ciudad y constituye una auténtica joya arquitectónica.

En ella trabajaron algunos de los artistas y arquitectos más destacados de la historia, como Bernini, Bramante y Rafael. Junto al altar se encuentran algunas obras de Rubens y en la nave izquierda dos telas en las que se encuentra plasmada la Conversación de San Pablo y la Crucifixión de  San Pedro, del gran Caravaggio.

2. Las iglesias gemelas

Iglesias de la Plaza del Popolo
Plaza del Popolo – Alistair Young / Flickr.com

En uno de los extremos de la plaza se levantan dos iglesias que a primera vista parecen ser casi idénticas. Son Santa Maria in Montesanto, que data de 1675 y Santa Maria dei Miracoli, de 1678.

Es increíble como una simple plaza puede remontarnos al conocimiento y a la cultura a través de su historia. La Plaza del Popolo no solo es una joya arquitectónica y cultural, sino que también es uno de los centros mejor ubicados para moverse hacia los lugares más turísticos de Roma.

Te puede gustar