Conoce la historia del Palacio de Versalles

Representa el lujo y la ostentación de toda una época. Hoy, el Palacio de Versalles nos sigue trasportando a la corte de Luis XIV. Vamos a conocerlo mejor.

El Palacio de Versalles es una de las atracciones turísticas más importantes de Francia. Es uno de los palacios más grandes y lujosos de toda Europa, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Además, sus jardines, esculturas, fuentes, lagos y monumentos te dejarán sin aliento. Su historia y su encanto te envolverán en una atmósfera propia de la época de Luis XIV.

Si estás planificando un viaje a París, y dada su cercanía, el Palacio de Versalles es visita imprescindible. ¿Te gustaría saber más sobre la historia del palacio? ¿Quieres conocer las diversas salas donde la realeza vivía? Entonces, quédate con nosotros.

Apuntes de la historia del Palacio de Versalles

Jardines de Versalles
Jardines de Versalles – PhotoFires

El Palacio de Versalles se construyó por órdenes del rey Luis XIV en el siglo XVII. Sin embargo, ya antes, en época de Luis XIII, había aquí un pequeño palacete de caza.

No obstante, fue Luis XIV el que dio todo el esplendor a Versalles, con la intención de trasladar la corte a un nuevo palacio mucho más suntuoso. Así se llegaría a levantar una de las residencias monárquicas más importantes, lujosas y bellas de Europa.

Luis Le Vau, el arquitecto del palacio de Vaux-le-Vicomte, fue el encargado de ampliar las viejas dependencias. Luis XIV había visitado el palacio de su intendente de finanzas, Nicolás Fouquet, y quedó maravillado por la belleza de la construcción. Por eso recurrió al mismo arquitecto para su fastuoso palacio.

Así, con el objetivo de demostrar su riqueza y poder, ordenó añadir edificios, pabellones y estancias palaciegas. También comenzaron a hacerse realidad numerosos y extensos jardines, decorados con fuentes y esculturas increíbles.

“La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión.”

-Aristóteles-

Cambios importantes

Capilla del palacio de Versalles
Capilla – Felix Lipov

Versalles siguió ampliándose durante los reinados de Luis XV y Luis XVI. Pero la Revolución Francesa marcaría un punto de inflexión. El palacio fue tomado por el pueblo y saqueado. Aunque Napoleón acarició la idea de convertirlo en su palacio imperial, finalmente no llegó a hacerlo.

Finalmente, el rey Luis Felipe ordenaría su conversión en museo. Desde entonces, el Palacio de Versalles solo se utiliza para actos protocolarios y de Estado, siendo escenario de acontecimientos importantes, como la firma del Tratado de Versalles, que se firmó el 28 de junio de 1919, poniendo fin a la Primera Guerra Mundial.

Hoy en día, el Palacio de Versalles, con sus 800 hectáreas repletas de árboles, fuentes, caminos, escaleras y monumentos, es uno de los destinos turísticos más visitados de Francia.

Cómo es el Palacio de Versalles

Galería de los Espejos del Palacio de Versalles
Galería de los Espejos – Myrabella / commons.wikimedia.org

Dentro del palacio nos encontraremos 5 zonas diferentes. Así, en la planta baja podremos ver los Aposentos de Mesdames y la Galería de la Historia del palacio. En el primer piso observaremos la Galería de las Batallas, los Grandes Aposentos y las salas de Luis XIV. Cada una de estas zonas está repleta de mitología, simbolismo y arte.

De esta manera, en la Galería de la Historia encontraremos once salas consagradas a la historia de Versalles a través de maquetas, obras y vídeos. Después, en los Aposentos de Mesdames se pueden contemplar las habitaciones de las hijas de Luis XV decoradas y amuebladas con bienes lujosos del siglo XVIII.

En el primer piso podemos ver dos de las salas más importantes: la Galería de los Espejos y la Cámara del Rey. se encuentran en los Grandes Aposentos, núcleo del palacio y centro de la vida de la Corte. Según avancemos, podremos ver el panorama que envolvía al rey en el siglo XVII.

Por último, en la Galería de las Batallas podremos admirar un homenaje a todas las dinastías de Francia a través de 30 lienzos. Además, el Palacio de Versalles siempre acoge diversas exposiciones artísticas de interés.

Visitar el Palacio de Versalles

Palacio de Versalles
Palacio de Versalles – Eleonora Dell’Aquila

El Palacio de Versalles tiene diferente horario según la época del año. De esta manera, en el horario de invierno a partir de las 5 de la tarde el palacio empieza a cerrar ciertas salas, hasta las 5.30 que cierra el museo.

En cambio, durante el horario de verano en los jardines se realizan diversos espectáculos durante la noche. Juegos de luces y agua envuelven el Palacio de Versalles, creando una atmósfera mágica.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar