Conoce cómo son los intercambios de casas en vacaciones

· 15 diciembre, 2018
El alojamiento es uno de los grandes gastos en cualquier viaje. Por ello, intercambiar la casa se ha convertido en una alternativa cada vez más solicitada.

Es una alternativa interesante para quienes quieren viajar de una forma diferente y, sobre todo, barata. Desde hace unos años, los intercambios de casas se han convertido en una forma más de buscar alojamiento en vacaciones. ¿Cómo se hace? ¿Es una opción fiable? ¡Te lo contamos todo!

Intercambios de casas: cómo funcionan

Básicamente, consiste en que dos personas de lugares diferentes se ponen de acuerdo para dejar su casa el uno al otro durante unas fechas concretas. Es de mutuo acuerdo, ya que durante un tiempo determinado ambos van a vivir en la casa del otro. Puede ser una semana, varias o incluso meses.

Con los intercambios de casas ha nacido una nueva forma de viajar. Es aquella que permite conocer el país y sentirse parte de él. Te puedes sumergir en un vecindario común, lo que te proporciona un contacto más profundo con ese destino y con sus formas de vida.

Todo esto, sin olvidar una serie de ventajas económicas y sociales que debemos plantearnos si queremos embarcarnos en esta aventura.

¿Por qué se han puesto de moda los intercambios de casas?

Llaves colgando de una puerta

Muy sencillo. Cada vez viajamos más y tenemos más ganas de conocer lugares nuevos. Pero tiene un coste a veces elevado. Por ello, tenemos que organizar nuestra economía para que viajar sea lo más barato posible. Y así han surgido nuevas formas de alojamiento, como esta o los llamados poshtels.

La oportunidad de vivir en la casa de otro nos permite ahorrar un dinero durante nuestra estancia. Dinero que podemos invertir en prolongar nuestro viaje, por ejemplo.

Y no solo ahorramos. No hay que olvidar que la vivienda estará más equipada y contará con muchas más comodidades. Por ejemplo, en la casa tendremos la oportunidad de cocinar y alimentarnos allí, algo que supone un ahorro extra.

Además, se ha convertido en una buena alternativa por las ventajas sociales con las que contamos. Los intercambios de casas nos permiten descubrir el destino desde el punto de vista de un habitante más. Es decir, disfrutaremos de un contacto más cercano con otras costumbres.

Consejos básicos para intercambiar tu casa

Intercambiar casa se ha convertido en una opción cada vez más utilizada, sobre todo por familias que viajan con niños. Los equipamientos de las casas permiten vivir de una forma más cómoda y facilitan los cuidados de los más pequeños. Si estás pensando hacerlo, echa un vistazo a estos consejos básicos:

1. Deja atrás las desconfianzas

Llave de una casa

La primera duda que nos asalta es el miedo a lo que pueda pasar en nuestra casa. El cariño que tenemos a nuestro hogar es enorme, eso es evidente, pero tenemos que pensar que la sensación es recíproca.

Cuando dos personas intercambian sus casas, existe una tendencia general a cuidar con esmero el alojamiento del otro. Algo lógico, si pensamos que eso es precisamente lo que esperamos que haga la otra persona en nuestro hogar.

Por ello, te aconsejamos dejar atrás las desconfianzas. Compórtate de la misma forma que quieres que los otros se comporten en tu casa. No hay por qué tener miedo, además, todo este negocio está muy organizado.

2. Cómo empezar a intercambiar nuestra casa

Apartamento para intercambios de casas

El intercambio de casas encuentra su gran expansión a través de Internet. En la red tenemos acceso a toda la información que queremos y, por ello, anunciar nuestra casa en Internet es la mejor forma de buscar y ofrecer vivienda.

Además, existen plataformas específicas para el intercambio de casas. El consejo es que eches un vistazo a las más importantes y de mayor repercusión. Es más, hacerlo a través de ellas te ofrece más garantías que arriesgarte a hacerlo por tu cuenta.

En estas plataformas debes proporcionar fotografías y contestar a una serie de preguntas básicas. Preguntas como las características de la casa, si se aceptan mascotas, si se puede fumar, etc.

Junto a los ofrecimientos y requisitos de tu casa, también tendrás que incluir con qué lugares estás dispuesto a intercambiar. Además, tendrás que indicar en qué fechas tienes disponible tu casa, para que así haya una forma más fácil de ponerse de acuerdo con otras personas.

3. Cómo buscar nuestra casa en el destino

Casa de vacaciones en la montaña

Esa misma información que has proporcionado sobre tu casa es la que encontrarás de otras muchas que también se ofrecen para el intercambio. Puedes buscar por destino o por fechas.

Una vez empieces a recibir ofertas o te intereses tú por otros hogares, la manera más conveniente de cerrar un acuerdo es mediante una videollamada. Así tendrás un contacto directo con la persona antes del conocido intercambio de llaves.

Los intercambios de casas son comunes y baratos, pero hace falta un factor más: la antelación. Si estás pensando en intercambiar tu casa te aconsejamos planificarlo con tiempo, ya que si algo falla tienes más tiempo para buscar una alternativa.

Antes de dejar tu casa, recuerda dejarla bien equipada e instrucciones de uso de los electrodomésticos por si lo necesitan los huéspedes. ¡Y ya está! Solo queda empezar la aventura.