Visitamos las iglesias de Viena más hermosas

· 19 julio, 2017

La capital austriaca tiene un sinfín de palacios y monumentos, es reconocida como la capital de la cultura y el destino perfecto para los amantes del arte y la elegancia arquitectónica. Y entre tanta riqueza, nos fijamos en las iglesias de Viena, algunas de ellas consideradas como las más bellas de Austria. Vamos a visitar las más destacadas. ¿Vienes con nosotros?

Las iglesias de Viena más espectaculares

1. Catedral de San Esteban, Stephansdom

El símbolo religioso más importante de Viena se encuentra en Stephansplatz, corazón de la ciudad, y es la sede principal de la arquidiócesis de Viena. Fue construida sobre las ruinas de una iglesia románica dedicada a San Esteban que databa de 1147, de la que aún se conservan la Puerta de los Gigantes y las Torres de los Paganos.

Catedral de San Esteban en Viena
Catedral de San Esteban – TTstudio

En su exterior destaca una gran torre con forma de aguja de estilo gótico de 137 metros de altura. Cuenta con una escalera de caracol que lleva a lo alto, desde donde se divisan unas preciosas vistas de Viena. También vale la pena admirar el Tejado de los Azulejos, con más de 250.000 azulejos, que tuvieron que ser restauradas tras sufrir daños en la Segunda Guerra Mundial.

En su interior se pueden observar distintos estilos arquitectónicos. Así, la nave central, las capillas laterales y el coro son de estilo gótico, mientras que algunos de los edificios laterales pertenecen al barroco.

Entre los lugares de interés destaca la Campana Pummerin, fue realizada a partir de la fundición de los cañones que dejaron las tropas turcas al retirarse de la capital en 1683. También es impresionante el Púlpito de Pilgram, de estilo gótico y con unas tallas bellas y muy precisas.

Junto a ello, de interés son las catacumbas, que datan del siglo XVIII y que guardan en sus osarios los restos de más de 10.000 ciudadanos vieneses y la imagen de Cristo crucificado, que se encuentra en la capilla Tirna, junto al sepulcro del príncipe Eugenio de Saboya.

2. Iglesia de San Carlos, Karlskirche

Iglesia de San Carlos de Viena
Iglesia de San Carlos – canadastock

La de San Carlos es una de las más iglesias de Viena más bonitas. Se encuentra en un bello parque, frente a un estanque de agua. Fue construida por Carlos VI al acabarse la peste de 1713.

Cuenta con dos columnas trajanas de más de 30 metros de altura, que fueron construidas con bellos detalles. En su interior resaltan los frescos pintados en su cúpula que representan la apoteosis de San Carlos Borromeo.

“La arquitectura despierta sentimientos en el hombre. Su tarea es por tanto, hacer esos sentimientos más precisos.”

-Adolf Loos-

3. Iglesia de San Pedro, Peterskirche

Iglesia de San Pedro en Viena
Iglesia de San Pedro – Paolo Gianti

La Iglesia de San Pedro se encuentra en el corazón de Viena, muy próxima a la catedral. Su construcción está inspirada en la Basílica San Pedro de Roma y data del siglo XVIII.

Su interior es uno de los más llamativos de los ciudad. Cuenta con muchas estatuas y una decoración bastante ostentosa, recargada de detalles dorados. Presenta una planta ovalada coronada por una cúpula en la que impresionan los frescos que representan la Asunción de la Virgen.

4. La Iglesia Votiva, Votivkirche

Iglesia Votiva en Viena
Iglesia Votiva – mRGB

Es una de las construcciones sacras de estilo neogótico más importantes del mundo. Fue construida en el mismo lugar en que se atentó contra el el emperador Francisco José en 1853. Aunque las obras comenzaron en 1853, fue inaugurada en 1879 con motivo de las bodas de plata de la pareja real.

Es una de las iglesias de Viena más llamativas. Destacan sus dos torres gemelas de 99 metros, que tienen forma de aguja. En su interior destaca por altos techos que le brindan un aspecto estilizado y elegante.

Conserva el sarcófago renacentista de Nikla Salm, comandante al mando de las tropas austriacas durante el asedio turco de 1529. También destaca el altar de la Virgen de Guadalupe, construido en recuerdo del emperador de México, hermano de Francisco José. En este altar destaca la llamada “Vela Bárbara” con cuatro metros de altura, tres de ancho y un peso de 264 kilos.

5. Cripta Imperial o Cripta de los Capuchinos, Kapuzinerkirche

Cripta Imperial de Viena
Cripta Imperial – Jebulon / commons.wikimedia.org

La iglesia de los Capuchinos fue construida por el emperador Fernando II en el siglo XVII y designada como lugar de exequias y sepultura oficial de los miembros de la casa imperial, convirtiéndose por tanto en la Cripta Imperial. Cuenta con 10 salas que contienen los sarcófagos de 12 emperadores, 12 emperatrices y 100 miembros de sus familias.

Los sarcófagos son unas enormes y bellas obras de arte. Destaca el féretro doble de María Teresa y su esposo, el emperador Francisco I Esteban de Lorena, que contrasta con el sencillo féretro de su hijo José II.