Un idílico paseo por las calles de Gdansk

Adrián Pérez 14 enero, 2017

Al norte del país y con el mayor puerto conformó una “triple ciudad” junto a Sopot y Gdynia. Durante su historia pasó de mano en mano y el casco antiguo recibió la influencia de polacos, escoceses, flamencos, hebreos, alemanes y holandeses. Te invitamos a que visites con nosotros Gdansk, una bonita ciudad de Polonia ubicada a orillas del mar Báltico.

Breve historia de Gdansk

En la Edad Media fue una importante ciudad dentro de la Liga Hanseática (federación comercial y defensiva del mar Báltico), pero antes de ello había asentamientos de la cultura Wielbark. En el año 980 se erigió una fortaleza que actuaba también de nexo con los demás puertos. El año 997 es considerado el de la fundación de Gdansk.

Gdansk en Polonia
Gdansk – Jerzy

Su nombre original era Danzig (se usó durante el dominio de la Orden Teutónica de 1308 a 1454 y luego entre 1793 y 1945) y desde sus inicios fue considerado un destino por excelencia en la zona del Báltico.

La llamada “capital del ámbar” perteneció primero a Prusia y luego fue libre hasta que en 1939 se desató la Segunda Guerra Mundial y las tropas soviéticas destrozaron la ciudad. En ese momento fue administrada por el Ejército Rojo.

Más tarde se integró a la República Popular de Polonia (que tras la caída del telón de acero en los años 90 pasó a llamarse simplemente República de Polonia) y todos los nombres de las calles, distritos y edificios cambiaron a lengua polaca.

De paseo por Gdansk

Gdansk
Gdansk – 1bumer / commons.wikimedia.org

El paseo comienza por la Ruta Real, por la calle Dluga, que va hasta el muelle. En el trayecto verás la Puerta Alta, con inscripciones y emblemas de la época en que se trataba de una ciudad libre. También observarás muy cerca de allí la Puerta Dorada erigida en el siglo XVII en estilos flamenco e italiano. Tiene 8 estatuas y una curiosa y sabia frase en latín:

“Los pequeños estados crecen en armonía. Los grandes estados caen en discordia”.

Muchos de los edificios más bonitos de Gdansk están a lo largo de esta calle. El Ayuntamiento es una de las construcciones más destacadas, sin duda. Construido en el siglo XIV, tanto su fachada como su gran torre llaman la atención. No te pierdas la estatua del rey Segismundo II y la fuente de Neptuno (símbolo de la ciudad).

Gdansk
Gdansk – josef.stuefer / Flcikr.com

En la zona de Dlugi Targ verás las casas antiguas de los comerciantes adinerados y los burgueses. Al final de la calle se encuentra la Puerta Verde, que desemboca en un bonito paseo a la vera del río Motlawa o al Puente Verde que lleva a la isla de los Graneros (un gran solar vacío).

El muelle de Gdansk

El paseo por el muelle también es muy bonito, entre casas de familias con buena posición económica destaca el Museo Arqueológico. Cerca de allí tenemos la calle Piwna (de los cerveceros) y el arsenal de fachada flamenca.

Si seguimos por el paseo del muelle llegamos a la Puerta de Santa María, de ladrillo y con dos torres en los laterales. Es el acceso a la calle Mariacka (donde están todas las tiendas para comprar ámbar).

Gdansk
Gdansk – RossHelen

Al final de la calle se encuentra la basílica de Nuestra Señora, un enorme edificio de ladrillo erigido en el siglo XV, antiguamente católica y actualmente protestante. Se puede subir a la gran torre de 80 metros para disfrutar de hermosas vistas panorámicas de la ciudad.

Camina hasta llegar a la vieja Grúa, la más grande de Europa en la época medieval. En la orilla de enfrente hallarás la isla del Plomo, con el Museo Marítimo y el barco Soldek, construido en 1948.

Siguiendo por el muelle verás una torre en la orilla del río y tras cruzar la calle Podwalw Staromiejskie llegarás a la Ciudad Vieja, con edificios antiguos que fueron reconstruidos. Dos lugares destacados aquí son el Monumento a los defensores de la Oficina de Correos (en honor a los empleados que defendieron los primeros ataques de los nazis) y el Gran Molino (una casa con un tejado a dos aguas).

Te puede gustar