Hoy descubrimos Turkmenistán

Turkmenistán es un país escondido de Asia Central, mayormente desértico, pero con una interesante cultura, arquitectura y una enorme historia. Con una situación geográfica estratégica, es la conexión del continente asiático con la vieja Europa. Ven con nosotros y descubramos Turkmenistán.

Turkmenistán se sitúa entre el mar Caspio al oeste, el río Amú-Dariá al este, la cordillera de Ustiurt al norte, la cordillera de Kopetdag y Paropamiz, al sur. Su extensión es aproximadamente la misma de España y tiene 5 millones de habitantes.

Ashgabat en Turkmenistán
Ashgabat – Limpopo

Un país que se encuentra cubierto casi en su totalidad por uno de los desiertos más grandes del mundo, el desierto de Arenas Negras de Karakum y por la también desértica región de la depresión o llanura del Turán, en la zona sur del país, ocupando entre un 80%  y un 90% del territorio.

Turkmenistán, el país de los récords Guinnes y otras maravillas

A las autoridades de Turkmenistán les gusta tener para su país los récords Guinnes más diversos, entre los cuales tenemos la mayor noria empotrada en una estructura metálica del mundo, o el mayor conjunto de fuentes del planeta.

Pero uno de los más importantes y significativos es que su capital, la ciudad Ashgabad, es la ciudad con más edificios de mármol blanco del mundo, con un total de 543 edificios, lo que equivale a 4,5 millones de metros cuadrados de mármol blanco. Esta increíble ciudad coexiste con las ruinas de Ruta de la Seda, de la que, históricamente Turkmenistán era una etapa clave.

Mezquita en Ashgabat en Turkmenistán
Asfgabat – velirina

Turkmenistán es un país de cráteres de fuego y estaciones balnearias creadas desde la nada entre el desierto y el mar Caspio, además posee la cuarta mayor reserva de gas y petróleo del planeta, y es uno de los mayores productores de trigo.

“La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión.”

-Aristóteles-

Qué conocer en Turkmenistán

Nisa

Era la capital del Imperio Partia en el siglo III a.C. actualmente es una zona arqueológica donde se pueden encontrar las fortalezas partas, hoy en día declarada Patrimonio de la Humanidad.

Merv

Mezquita en Merv en Turkmenistán
Merv – Milonk

Es una de las ciudades oasis más extensas de Asia Central, y fue un punto importante de la Ruta de la Seda, en el Siglo XII, lo que la convierte en una ciudad con una mezcla de culturas. Se pueden observar en su recinto histórico mezclas mongolas, árabes, turcas y budistas.

Konye – Urgench

Mezquita en Urgench en Turmenistán
Urgench – posztos

Es una ciudad situada al norte del país, posee las ruinas más grandes datadas del siglo XII. Históricamente fue capital del imperio corasmio y en ella encontramos grandes vestigios históricos de los persas y los árabes.

La mayoría de los monumentos de esta ciudad han cedido ante el paso del tiempo, pero aún quedan algunos vestigios de su grandeza, como el mausoleo de Arslan II. Es el monumento más antiguo, con una cúpula cónica de 12 facetas, tres pequeños mausoleos del siglo XII y el mausoleo en mejor estado, del siglo XIV, de Törebeg Hanym y ampliamente restaurado en los años 90.

Mausoleo de Arslán I
Mausoleo de Arslán II – Martijn.Munneke / Flickr.com

También tenemos en la vieja Urgench el minarete del siglo XI de Gutluk Temir. Con sus 60 metros de altura, era el alminar de ladrillos más alto que existía hasta la construcción del minarete de Jam, luego superado por Qutb Minar, cuando fue terminado en 1368.

Avaza

Avaza representa un lugar para el descanso y disfrute, justo al frente del mar Caspio, allí son populares los resorts vacacionales con todos los servicios para los visitantes.

Desierto de Karakun

Es uno de los desiertos más grandes del mundo y ocupa la mayor parte del territorio de Turkmenistan. Es muy conocido por albergar en su centro “las puertas del infierno” o el cráter de Darvaza, un depósito de gas encendido que vale la pena conocer.

Cráter de Darvaza
Cráter de Darvaza – Tormod Sandtorv / Flickr.com

En medio de este desierto, en un oasis se encuentra la ciudad de Ashgabat, un lugar totalmente diferente al resto del país, en ella encontramos el derroche del lujo por todos sus rincones, por ello es fácil encontrarse con obras faraónicas que reflejan la magnificencia del poder, como palacios, casinos o estatuas de oro de sus gobernantes.

Turkmenistán es un país con una gran oferta turística, sitios llenos de una gran historia y lugares para el disfrute y el relax del visitante. Atrévete a descubrir a Turkmenistán, no te arrepentirás.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar