Conoce la historia del castillo de Ponferrada en León

· 17 diciembre, 2017

El castillo de Ponferrada se encuentra en la ciudad del mismo nombre, en la leonesa comarca del Bierzo. Está situado sobre una colina donde confluyen los ríos Boeza y Sil y tiene 8000 m², es por ello uno de los más grandes de España. ¿Quieres saber más sobre este lugar capaz de transportarte a otra época? ¡Allá vamos!

Historia del castillo de Ponferrada

Muros del castillo de Ponferrada
Muros exteriores – Elentir / Flickr.com

Se piensa que el origen del castillo de Ponferrada está en un castro celta. Más tarde, en el año 1117, Fernando II de León permite a los templarios establecerse allí y la fortaleza se recupera. Los templarios, una destacada orden de caballeros durante la Edad Media, ampliaron el recinto y lo mejoraron como defensa del Camino de Santiago.

Tras unas disputas entre la corona y la orden, la villa de Ponferrada pasó al hermano del rey. Ya en el siglo XIV, el mayordomo del rey Alfonso XI ordena la reconstrucción de este castillo. Más tarde pasó a estar en manos del conde de Lemos, que realizó importantes obras sobre el edificio. Un siglo después hubo una disputa entre los Reyes Católicos  y los Osorio, tras la que hubo que reparar el castillo.

Durante el siglo XIX el castillo entra en declive. El ayuntamiento vendió sus muros, utilizó sus piedras para construir cuadras públicas y un mercado. El edificio llegó a albergar un campo de fútbol. No obstante, en 1924 es nombrado Monumento Nacional.

Descripción del castillo de Ponferrada

El castillo tiene forma de polígono irregular y en su época estuvo rodeado por un foso, al estar situado entre dos ríos. Al haber sido realizado durante distintos periodos históricos, se distinguen dos partes. Por un lado la parte del norte, datada en el siglo XII, y por otro, el resto, construido durante el siglo XV, y sus posteriores restauraciones.

1. Partes del castillo de Ponferrada

Castillo de Ponferrada
Castillo de Ponferrada – Elentir / Flickr.com

La fachada norte del castillo es un parapeto construido para la defensa que termina en la torre del Moclín, de forma hexagonal. Bajo el parapeto surge un pasillo subterráneo que une al castillo con un aljibe, utilizado para almacenar agua potable.

La puerta principal es de mampostería y está compuesta por dos torreones que unen la puerta en un arco de medio punto. La puerta comunica con un patio que lleva a la zona de armas, hoy en día cubierta de escombros.

En el patio de armas destaca la torre del homenaje, la más alta del castillo y también la que cumplía las funciones más destacadas del castillo.

2. Restos históricos en el castillo

Patio del castillo de Ponferrada
Patio del castillo – Elentir / Flickr.com

En el castillo de Ponferrada aún quedan restos de fortificaciones templarias, como la torre del Malvecino. También hay restos de una barbacana, una puerta defensiva; así como de parte de los adarves, donde están las almenas del castillo. En el patio de armas se encontraba la Galería de los Azulejos, pero se encuentra derruida por la destrucción de sus muros en el siglo XIX.

“El orgullo de quienes no pueden edificar es destruir.”

-Alejandro Dumas-

Algunos datos de interés para la visita

Torres del castillo de Ponferrada
Torres – Elentir / Flickr.com

El castillo permite visitas del 30 de octubre al 28 de febrero de martes a domingo. Los festivos están incluidos. El horario es de 10 a 14 h y de 16 a 18 h. El precio es de 6 euros y la tarifa reducida de 4. Los miércoles la visita suele ser gratuita. El castillo se encuentra en la avenida del Castillo, a orillas del río Sil.

Se recomienda acudir con calzado cómodo, ya que el patio interior es de tierra y hay que subir y bajar peldaños, algunos estrechos e irregulares. En el interior hay un museo, una biblioteca antigua y una exposición de trajes templarios que merece la pena ver.

Una visita obligada

Torre del Castillo de Ponferrada
Torre del castillo – Carlos Espejo / Flickr.com

El castillo de Ponferrada es un lugar de parada obligatoria en tu visita a la ciudad. Su muralla, sus torres y sus almenas, junto a las banderas templarias, son capaces de llevarte de vuelta al pasado. Además, es el lugar perfecto para tomar unas fotografías desde sus muros, puesto que desde él las vistas a la comarca del Bierzo son estupendas.

Si visitas la comarca del Bierzo, deja unas horas para recorrer este castillo, uno de los más bonitos de España. Y, por supuesto, recorre otros lugares de interés de Ponferrada, como el Museo de la Radio, el Museo del Ferrocarril, y la Torre del Reloj.

Fotografía de portada: Gabriel Fdez.