Castillo de Rosenborg: guía práctica para la visita

· 25 septiembre, 2018
Es un castillo-palacio situado en el corazón de Copenhague. Una construcción hermosa, aunque si por algo destaca es por sus jardines.

La ciudad de Copenhague está repleta de tesoros que están esperando a ser descubiertos. Durante siglo XVII se levantó el castillo de Rosenborg, una de las joyas de la capital danesa. Se encuentra en el centro de la ciudad y está rodeado por unos jardines maravillosos para pasear. ¿Quieres saber más cosas acerca de este castillo-palacio? ¡Acompáñanos!

Historia del castillo de Rosenborg

Castillo de Rosenborg
Castillo de Rosenborg

El castillo de Rosenborg se empezó a construir en el año 1606 por el rey Cristian IV de Dinamarca. Al año siguiente estaba terminado. En un principio, se pensó como casa de campo para que el monarca pasase los veranos, ya que el Cristian IV adquirió primero los terrenos de alrededor y ordenó construir un jardín.

La construcción recayó en manos de los arquitectos Bertel Lange y Hans van Steenwinckel. Su estilo es renacentista neerlandés, muy propio de las construcciones de la época. No obstante, fue sufriendo variaciones hasta ser finalizado en el año 1624, la torre de la fachada en 1634, y otros pequeños cambios en 1833.

En sus orígenes, el castillo tuvo dos plantas, hasta que en 1624 terminó con una tercera planta y tres torres. Los ladrillos son de color rojo y las torres de color verde, uno de los elementos más distintivos del castillo.

Interiores del castillo de Rosenborg

Interior del castillo de Rosenborg
Interior del castillo – Dennis Jarvis / Flickr.com

Desde el año 1838 el castillo de Rosenborg está abierto al público para las visitas turísticas. En el interior hay un museo que contiene colecciones de arte, entre ellas, las joyas de la Corona danesa. Además, hay armas, pinturas, trajes de la época, objetos de porcelana, etc.

En cuanto a los interiores, se encuentran muy bien conservados. Junto al museo hay salas interesantes, como los apartamentos reales, el hall central, el Salón Rojo (un antiguo salón de baile), la Sala de Audiencias y el Gran Salón. También es recomendable visitar las habitaciones del rey, ya que los azulejos son de porcelana.

Exteriores del castillo de Rosenborg

Jardines del castillo de Rosenborg
Jardines del castillo

Una de las partes más importantes del castillo son los jardines del rey. Es más, son casi tan populares o incluso más que el propio castillo, ya que fueron diseñados antes que el propio edificio.

Los jardines cuentan con un estanque y están rodeados de tulipanes y rosas de colores, donde es frecuente ver daneses y turistas tomando el sol o haciendo un picnic.

Tanto en los jardines como en el interior del castillo hay numerosas exposiciones sobre la historia de Dinamarca, espectáculos musicales y teatrales. Muchos de ellos son temporales. Además, en los jardines hay una cafetería donde se sirve comida tradicional danesa y cerveza local.

Horarios y tarifas de visita

Entrada al castillo de Rosenborg
Entrada al castillo

El horario del castillo varía en función del momento del año. De noviembre a abril el castillo abre de 10 a 14 h todos los días menos el lunes. En mayo, septiembre y octubre, todos los días de 10 a 16 h. En los meses de verano abre de 9 a 17 h. Los días 23, 24, 25, 26 y 31 de diciembre, así como el 1 de enero, el castillo está cerrado.

El precio de la visita es de 100 coronas danesas, aproximadamente quince euros. Para estudiantes es más barato, 70 coronas. Para los menores de 17 años la entrada es gratuita, al igual que si cuentas con la tarjeta Copenhagen. A la hora de tomar fotografías se te cobrará una cantidad por ellas.

La duración de la visita es de una hora y media y hay un guía que lo realiza en español. También cuenta con servicios de visitas guiadas, que cuestan aproximadamente 25 euros. Para comprar las entradas, se recomienda cogerlas con antelación a través de la página web.

Cómo llegar al castillo de Rosenborg

JArdines del castillo de Rosenborg
Castillo de Rosenborg

La dirección es Øster Voldgade; en inglés, East Rampart Street. Se encuentra en el centro de Copenhague, próximo al Palacio Amalienborg, la Torre Redonda o Kongens Nytorv.

Si te encuentras en el centro, es muy sencillo llegar, ya que se encuentra muy próximo a los monumentos más importantes. Por lo tanto, podrás llegar paseando o utilizando la bicicleta, un medio de transporte muy común en los países del norte de Europa.

Sin embargo, si te encuentras más lejos, puedes llegar directamente a través del metro y el autobús. Para llegar en metro puedes coger cualquiera de las dos líneas, y bajarte en Nørreport. Y en autobús, puedes coger las líneas 14, 42, 43, 184, 185, 5A, 6A, 173E, 150S y 350S.

El castillo de Rosenborg es uno de los lugares más visitados por los turistas en Dinamarca. Recibe cerca de doscientos mil visitantes al año. Por ello, te recomendamos planear la visita con antelación para poder disfrutar de todos los detalles que se esconden en su interior. No te olvides de pasear por los jardines y ¡disfrutar como un rey!