Guadalupe, un tesoro en el corazón de Cáceres

Adrián Pérez 15 diciembre, 2016

Guadalupe es una típica villa serrana de calles empedradas, casas de arquitectura tradicional y monumentos de gran valor. Sus edificios muestran aún esa atractiva pátina que da el tiempo, un centro medieval con vestigios renacentistas. Entre el Barrio de Arriba y el de Abajo, la Puebla, el monasterio y sus alrededores, Guadalupe tiene todos los ingredientes necesarios para disfrutar de una visita espectacular.

Guadalupe belleza e historia

Guadalupe se encuentra en la comarca cacereña de las Villuercas, en medio de un relieve elevado a unos 640 metros de altitud. Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico por su gran historia y su monumentalidad.

Guadalupe
Guadalupe – PHB.cz (Richard Semik)

Además de sus bellezas naturales, esta villa es un lugar ilustre por su historia y por el destacado patrimonio monumental que conserva. Su origen y desarrollo está relacionado con el Santuario Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe. Gracias a él se convirtió en uno de los principales centros de pergrinación de la península. Y de él depende gran parte de la historia del pueblo

Monasterio estrechamente vinculado a Cristóbal Colón. Aquí fue donde los Reyes Católicos le concedieron la audiencia y le otorgaron los medios para partir hacia las Indias. Y el navegante siguió visitando la villa después de sus viajes. Incluso, frente al monasterio hay una pila donde fueron bautizados los primeros indígenas americanos en Europa.

Qué ver en Guadalupe

1. Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe es el que da el nombre a esta localidad extremeña. Fue construido entre los siglos XIII y XVIII. Su estilo destaca por la mezcla entre lo gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico.

Monasterio de Guadalupe
Monasterio de Guadalupe – Jarno Gonzalez Zarraonandia

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993. En su interior guarda un gran número de tesoros de diferente índole, incluyendo su famosa sacristía. Tesoros que lo convierten en un lugar maravilloso que vale la pena conocer.

El monasterio guarda importantes libros, relicarios, bordados y objetos de orfebrería. También alberga destacadas obras de pintores como El Greco, Francisco de Zurbarán, Francisco de Goya, Juan de Flandes o Juan Correa de Vivar.

2. La Puebla de Guadalupe

Después de visitar el el Real Monasterio, dirige tus pasos a La Puebla de Guadalupe. Su casco histórico data de los siglos  XIV-XVI. No te olvides de observar sus bellos balcones, soportales, el entramado de sus casas, los antiguos edificios y sus preciosas plazas.

La Puebla de Guadalupe
La Puebla de Guadalupe – Arild Helgeland / Flickr.com

Algunos de sus rincones más destacados son la plaza de Santa María de Guadalupe, el Colegio de Infantes o de Gramática (actual Parador de Turismo) y el conjunto de hospitales, algunos de los cuales forman parte de las dependencias del monasterio.

Otro sitios relevante es la iglesia barroca de la Santa Trinidad, así como la plazuela y la fuente de los Tres Chorros, la antigua judería y la calle Sevilla.

3. La ermita del Humilladero

La ermita del Humilladero (también llamada de la Santa Cruz) se encuentra a unos cuatro kilómetros de Guadalupe. Fue construida en el siglo XV con el fin brindar un lugar de rezo a los peregrinos antes de entrar en La Puebla.

Ermita del Humilladero en Guadalupe
Ermita del Humilladero – Pako_moralo / Commons.Wikimedia.org

En su construcción se adoptó el mismo estilo que el del templete del claustro mudéjar del monasterio. Esta ermita también es célebre porque en ella depositó Miguel de Cervantes las cadenas de su cautiverio en Argel, como una ofrenda a la Virgen de Guadalupe.

“El andar en tierras y comunicar con diversas gentes, hace a los hombres discretos”.

– Miguel de Cervantes –

4. Colegio de Infantes y Hospital San Juan Bautista

Estos dos edificios son los que conforman el actual Parador Nacional de Turismo de Guadalupe. El Colegio de Infantes, también llamado Colegio de Gramática, es un antiguo centro de enseñanza de Humanidades y canto religioso, donde se impartía el trivium.

Parador de Guadalupe
Parador de Guadalupe -Nick Boalch / Flickr.com

Fue construido en el siglo XVI y fue obra de Antón Egas. Su estructura es un bello ejemplo del arte mudéjar, que se muestra en su claustro, techos y portadas.

Por su parte, el Hospital San Juan Bautista, también conocido como Hospital de Hombres, fue el primer lugar de España donde se realizó una autopsia con un indulto apostólico del papa Eugenio IV en 1477. Esto les permitió a los monjes estudiar y practicar la medicina y la cirugía, solo a hombres, pues para las mujeres había otro hospital.

Te puede gustar