Georgia, un país fascinante entre dos continentes

· 28 julio, 2018
Georgia es un maravilloso descubrimiento para quienes visitan este país, situado entre Europa y Asia.

¿Qué se te viene a la mente cuando escuchas hablar sobre el Cáucaso? Sin duda, naturaleza y belleza inimitables. Esta región entre Europa y Asia se reparte entre varios países y repúblicas autónomas de Rusia. De uno de los primeros vamos a hablar. Viajamos a Georgia, un país que te va a sorprender. ¿Quieres venir con nosotros a conocerlo?

Hoy país independiente, Georgia fue una de las repúblicas de la antigua Unión Soviética. Un país situado en una ubicación privilegiada, a orillas del Mar Negro.

Aunque parece haber sido durante años un gran olvidado, Georgia es un país próspero que se ha desarrollado con rapidez. Visitarlo hoy día es una idea espléndida, pues podrás ver los marcados contrastes entre la tradición y la modernidad. Te mostramos lo que no puedes perderte.

Tbilisi, la bella capital de Georgia

Vista del casco antiguo de Tibilisi en Georgia
Vista del casco antiguo de Tbilisi

Es su capital y, por tanto, visita imprescindible en Georgia. Y te va a sorprender porque cuando uno piensa en la capital de un país se espera encontrar una enorme ciudad estresante, llena de edificios y contaminación. Pero en Georgia todo es diferente, y su capital comenzará a demostrarlo.

Una vista aérea de la ciudad nos muestra edificios de colores, torres puntiagudas, formas redondas, el río que la atraviesa y algún que otro monumento. Pero sobre todo, poca o ninguna contaminación y un entorno natural maravilloso, porque por mucha ciudad que sea, no hay que olvidar que estamos en el Cáucaso.

En la visita a la capital georgiana no dejes de ver las murallas de Narikala, una fortaleza con aires árabes que protegió la ciudad durante épocas de asedios. Y piérdete por sus calles y grandes avenidas, que nada tienen que envidiar en encanto a las más famosas de otras ciudades mucho más famosas.

Metekhi, un barrio muy peculiar

Casas de colores en Tibilisi en Georgia
Casas de colores en Tibilisi

Ya te anticipamos que había un río que atraviesa la ciudad. Es el Mtkvari (tendrás que preguntarle a un nativo cómo se pronuncia), que marca dos territorios en la ciudad. A un lado está el viejo Tiflis, es decir el casco antiguo de la ciudad. Al otro lado del río descubrirás un barrio que te hechizará: el de Metekhi.

Por su ubicación ofrece unas vistas increíbles de la parte antigua de la ciudad y de sus murallas, por no hablar del río y su ribera. Uno de los lugares que atraerán tu mirada es la iglesia principal de Metekhi, que data del siglo XIII y que parece custodiada por una estatua ecuestre del rey Vakhtang Gorgasali. Un rincón encantador y muy fotogénico.

Pero no es solo esto lo que hay que ver en este barrio. En él destacan su arquitectura y sus casas, que parecen colgadas de las colinas. Cada una tiene una forma y un color diferentes, dando ese toque pintoresco que caracteriza a esta zona de la ciudad.

Mtskheta, una de las ciudades más antiguas de Georgia

Catedral de Svetitsjoveli en Mtskheta en Georgia
Catedral de Svetitsjoveli en Mtskheta

Fue durante siglos la capital del antiguo reino de Georgia. Una ciudad con un profundo significado religioso. Fue aquí donde se comenzó a predicar el cristianismo en el país y donde se declaró como religión oficial.

En la ciudad hay tres magníficos templos, declarados Patrimonio de la Humanidad. Se trata de la catedral de Svetitskhoveli, en un precioso recinto amurallado; el monasterio de Jvari, en un emplazamiento desde el que se contempla toda la ciudad; y el monasterio de Samtavro.

Uplistsikhe, una ciudad excavada en la roca

Edificios excavados en la roca en Uplistsikhe en Georgia
Edificios excavados en la roca en Uplistsikhe

Este, sin duda, es uno de los lugares imprescindibles de Georgia. Es un paisaje que parece traído de otro planeta, una ciudad construida en un acantilado rocoso. Construida y excavada, ya que algunas de sus edificaciones se tallaron en la pared rocosa.

“No existen tierras extrañas. Es el viajero el único que es extraño.”

-Robert Louis Stevenson-

La ciudad ya estuvo habitada hace miles de años. Al parecer, aquí llegó a haber una población de 20.000 personas que vivían de la fabricación de vino y las cosechas de grano. Pero su época de esplendor acabó con la cristianización de los territorios. Por ello, aquí aprenderás mucho sobre la historia del país.

Ya ves que incluso países que parecen olvidados pueden sorprendernos con rincones mágicos. ¿Te apuntas Georgia como uno más de tus destinos imprescindibles?