Las gargantas de Verdon, uno de los cañones más hermosos

14 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el geógrafo Daniel Casas
Las gargantas de Verdon son una joya más dentro de la rica y variada región de La Provenza. Se trata de un territorio entre las altas cumbres de los Alpes y las aguas del Mediterráneo que merece la pena visitar.

El sur de Francia es el escaparate perfecto para practicar turismo de naturaleza. La rica y singular región de La Provenza alberga interesantes tesoros naturales, como las peculiares gargantas de Verdon. Estas son consideradas como uno de los parajes más hermosos del continente europeo.

A continuación, te invitamos a visitar el Parque Natural del Verdon y recorrer sus espectaculares cañones. Estamos seguros que no te dejarán indiferente. ¿Nos acompañas?

Los encantos de la purpúrea Provenza

Enmarcada entre los verdes Alpes y el intenso azul del Mediterráneo, se localiza una de las regiones más pintorescas de Francia. Se trata de un territorio dominado por extensos campos de lavanda que lo tiñen todo de color púrpura a su paso.

Esta región del litoral francés fue poblada por diversas oleadas de los primeros seres humanos durante la Prehistoria. Después, llegaron y se fueron acomodando fenicios, griegos, romanos, visigodos y burgundios. ¡Incluso piamonteses e italianos! Por eso, se trata de un territorio que no se circunscribe a un origen único o a una sola leyenda.

Si por algo destaca La Provenza es por la variedad de sus registros geográficos, naturales, artísticos o culturales. Desde el propio litoral mediterráneo hasta los Alpes, la diversidad cultural de sus asentamientos, la gastronomía, las tradiciones, las posibilidades de alojamiento en los mejores hoteles, los buenos vinos… sin dudas, una variada carta de presentación que costará disfrutar por completo.

Campos de lavanda en la región de Provenza, Francia.

La lavanda, otro de los grandes símbolos de La Provenza, deja en verano un auténtico espectáculo vegetal que atrae a miles de turistas. Sus colores violetas y azules tiñen los campos de la región en el periodo de floración, que se extiende de junio a septiembre.

Existen diferentes rutas que transcurren por toda la región en las que se puede contemplar la belleza de este espectáculo inigualable, pero hoy os llevamos a contemplar otro show natural digno de visitar; recorremos las gargantas de Verdon y sus impresionantes cañones.

Las gargantas de Verdon en la Provenza

Las gargantas de Verdon están constituidas por un profundo cañón formado por el río Verdon, considerado uno de los cañones más hermosos en Europa. Tiene una longitud de unos 25 kilómetros y unos 700 metros de profundidad.

El cañón fue excavado por el Verdon, llamado así por su asombroso color turquesa, una característica distintiva de su ubicación, al asentarse sobre litología kárstica.

Las gargantas de Verdon fueron descritas por vez primera en diversas publicaciones entre los años 1782 y 1804. Para la segunda mitad del siglo XIX, ya eran presentadas en muchas guías turísticas francesas.

Las gargantas de Verdon atraen a miles de turistas cada año, especialmente durante los meses de verano. Además, el llamativo color turquesa del río juega un papel importante y está asociado a la fusión de los glaciares y los minerales de polvo de roca en suspensión presentes en el agua.

Las gargantas conforman una visita de fácil acceso por la orilla derecha, desde el norte (ruta D952 desde Castellane a Moustiers-Sainte-Marie), y por su orilla izquierda, desde el sur de la región.

El Lago Saint Croix, perteneciente a las gargantas Verdon.

Recorremos el cañón de Verdon

La ruta se inicia por la parte inferior del margen derecho del río, tomando como punto de partida Moustiers Sainte-Marie, un pequeño pueblo construido en anfiteatro al pie de una impresionante grieta en un acantilado. La carretera discurre entre enormes bloques calizos y se presenta como una gran balconada por encima del río.

El primero de sus numerosos miradores es el de Galetas, que ofrece una magnífica panorámica del lago de Sainte-Croix, con sus admirables aguas de color esmeralda. A continuación está el mirador de Mayreste, donde se puede apreciar el lento y constante trabajo de la erosión con gigantescas paredes verticales y enormes bloques rocosos.

Una vez en el Col de l’Ayen, la carretera se aleja ligeramente de la garganta y aparece uno de los pueblos más bonitos del Verdon, situado en lo alto de una amplia llanura: La Palud-sur- Verdon, a los pies de la Cresta de Montvernier.

La ruta de las Gargantas de Verdon mide unos 23 kilómetros —15 de ellos son de sentido único— y posee 15 miradores, desde los que hay panorámicas vertiginosas de las gargantas y lugares maravillosos.

Recorrido en bote por la garganta de Verdon.

La zona es un constante de bonitos enclaves, como el impresionante acantilado del Rocher du Duc, que domina el Couloir Samson. Por otra parte, están las ruinas del castillo medieval del pequeño pueblo de Rougon, en un entorno de gran belleza a los pies de un pico montañoso.

Si vamos hacia el sur, los majestuosos acantilados continúan. Después, la carretera se adentra en la garriga y vuelve por momentos a los acantilados, con miradores como el de Carelle o el de Dent d’Aire.

Las gargantas de Verdon, una ruta de cine

Podríamos hacer un listado infinito de paradas y lugares con encanto dentro de esta histórica región y, concretamente, a lo largo de este espectacular cañón de Verdon, pero no acabaríamos nunca.

En definitiva, cuando la naturaleza combina a la perfección con la cultura, los deportes al aire libre, las tradiciones y la gastronomía, poco más se necesita para despertar ese sentimiento que hace que lugares como este embrujen por completo en tan solo unas pocas líneas.

  • Rougon. France Voyage. https://www.france-voyage.com/francia-ciudades/rougon-14851.htm