Recorremos Fenghuang, la Venecia China

Nos encantan los destinos exóticos y Fenghuang, considerada por muchos la “Venecia china”, es un lugar que no defrauda en absoluto. En su traducción, el nombre de la ciudad quiere decir “Fénix chino”, uno de los símbolos más destacados de su cultura. Vamos a conocerla ¿Vienes?

Fenghuang, el ave fénix de China

Cuando llegas a Fenghuang piensas que en lugar de haber viajado tantos kilómetros desde tu hogar… ¡Has hecho un viaje al pasado! Aquí parece que la vida se quedó congelada hace varios siglos. Eso es lo que hace de esta ciudad de la provincia de Hunan un destino maravilloso.

El casco histórico de Fenghuang está emplazado a la vera del río, la principal vía de acceso y transporte de la región. Entre casas de madera, tejados que parecen colgados sobre el agua, montañas cercanas y familias de dos grupos étnicos minoritarios (Tujia y Miao), los turistas se mueven tratando de no cambiar nada de lo que están admirando.

Fenghuang
Fenghuang – Napapat Kulsomboon

El estilo antiguo se puede ver en unas 20 calles con sus residencias y pasajes intactos. Merece la pena destacar que la ciudad fue planificada y diseñada hasta en el más mínimo detalle, y eso se puede observar en la armonía del paisaje. Este área está muy bien conservada a nivel arquitectónico. También en lo que se refiere a las costumbres, tradiciones, comidas y artes.

La antigua ciudad ha mantenido su aspecto original desde su fundación en el siglo XIV, durante la dinastía Ming, y a pesar de su expansión en el siglo XVII, en la época de la dinastía Qing. Cerca de 200 edificios de viviendas, 20 calles, las murallas, las torres y puertas, 10 carriles antiguos, templos y pozos se conservan en su estado original.

Fenghuang
Fenghuang – Pichit Tongma

Fenghuang ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2008. A pesar de ello, llama la atención que casi no tenga turistas occidentales (la mayoría de los visitantes son asiáticos).

“Viajar es descubrir que todo el mundo esta equivocado sobre otros países.”

– Aldous Huxley –

De paseo por Fenghuang

Desde muy temprano, las tiendas y restaurantes están abiertos, por lo cual no tendrás problemas en comprar recuerdos o almorzar cuando lo desees. Te aconsejamos que dejes los mapas para recorrer Fenghuang y te permitas perderte entre sus callecitas coloridas. Descubrirás que el rojo es el tono más usado, carteles llamativos, paraguas colgando de los techos, tiendas con souvenires típicos, niños jugando…

Fenghuang
Fenghuang – Pichit Tongma

Al llegar al molino de agua podrás disfrutar de unas vistas muy interesantes de la ciudad antigua, con sus casas construidas sobre pilotes de madera. En esta zona hay algunos bares y restaurantes con terrazas para comer o beber frente al río, viendo cómo es la vida de los habitantes que cruzan de un lado a otro en sus barcos transportando todo tipo de mercancías.

La tarde es el mejor momento para recorrer la ribera del río, porque hay menos gente (la mayor actividad se produce por las mañanas). Ten cuidado porque a estas horas el calor puede ser algo insoportable.

Lugares interesantes

Puedes recorrer Fenghuang por completo en un solo día. Los lugares más importantes son el puente Hong (símbolo de la ciudad) y la Sala Ancestral de la Familia Yang. También debes contemplar el templo de Tianhou (donde nació el novelista Shen Congwen en 1902) y las murallas de Fenghuang, desde las cuales se obtienen vistas más que hermosas de la ciudad.

Fenghuang
Fenghuang – aphotostory

Si tienes algo de tiempo disponible puedes dar un paseo en barca por el río Tuo, una de las actividades preferidas de los turistas para ver las casas desde cerca.

Cuando cae la tarde lo mejor es ir a ver cómo Fenghuang pasa de ser una aldea antigua a una ciudad completamente iluminada, con pubs que invitan al karaoke (una de las actividades chinas por excelencia) como si fuese arte de magia. Quizás allí resida la idea del Fénix que resurge de las cenizas y se reinventa.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar