Las Fallas de Valencia: sátira, fuego y ruido

España es un país conocido por sus peculiares celebraciones. Estas terminan siendo parte de la idiosincrasia de las ciudades, llegando a ser verdaderas atracciones turísticas y en algunos casos Patrimonio de la Humanidad. Un ejemplo son las Fallas de Valencia, unas fiestas con una arraigada tradición donde toda la ciudad acaba, literalmente, en llamas.

Qué son las Fallas de Valencia

Las Fallas significa “las llamas” en valenciano. La idea de estas fiestas es la creación y destrucción de “ninots”, enormes muñecos de cartón piedra, papel maché, madera y escayola. Estas figuras gigantes tienen una apariencia muy viva y representan escenas satíricas o acontecimientos recientes en el país .

Fallas de Valencia
Ninot – César Caracuel

Realizar los ninots es un trabajo muy intenso, algunas llevan hasta un año de trabajo. Pueden llegar a tener varias alturas y es todo un desafío moverlos hasta el lugar definitivo, alguno de las más de 350 cruces y parques de la ciudad. Por lo general se ayudan con grandes grúas hasta el día de la Plantá, que marca el inicio de las fiestas falleras.

Origen de las Fallas de Valencia

El origen de las Fallas de Valencia es un poco incierto, pero la celebración de la peculiar fiesta apunta a dos direcciones. La primera dice que se originó a raíz de una antigua costumbre de los carpinteros, que celebran el día de su patrón, San José, el 19 de marzo.

Según cuentan, para alumbrarse en las últimas horas de la jornada, cuando ya se había ocultado el sol, los carpinteros utilizaban unos candiles que sostenían en un palo a modo de candelabro, llamado estai, astai, pagés o parot.

Con el tiempo, al parot se le añadieron más trastos, e incluso lo vistieron con ropas para que asemejara a la persona que querían criticar. Luego, a esta figura se le añadieron más elementos, apareciendo así el primer ninot.

Fallas de Valencia
Ninot – César Caracuel / Flickr.com

Aunque es una de las teorías más difundidas, no hay certeza que certifique que este sea el origen de las Fallas de Valencia. Otra teoría indica que el origen de esta fiesta son los rituales solares que se realizaban llegados los equinoccios y solsticios. Estos rituales son heredados de pueblos muy antiguos, como los celtas.

La Iglesia, en vista de que no podía suprimir estas populares tradiciones, decidió dedicarlas a los santos. De esta manera las hogueras del solsticio de verano se relacionaron con San Juan y las del equinoccio de primavera a San José. Por esta razón, los historiadores asumen que las Fallas son esos rituales solares que evolucionaron hasta los monumentos satíricos que conocemos hoy. Esta última teoría tampoco ha podido ser comprobada.

¿Cómo son las Fallas de Valencia?

En las calles de Valencia se plantan alrededor de unos 350 ninots grandes y otros tantos infantiles. Eso sin contar con todos los que se plantan en el resto de la Comunidad Valenciana. Toda la ciudad se moviliza para participar en Las Fallas. Se cuentan más de 120.000 falleros y falleras, aparte de familiares, amigos vecinos y demás. Se habla de que una cifra de 300.000 personas no es exagerada.

Fallas de Valencia
Cremá – LUISMARTIN

El 19 de marzo es el día de la Cremá. Las estatuas permanecen en el lugar hasta ese día, cuando llegada la tarde, se hacen agujeros escondidos en los ninots para colocar pólvora. El punto más intenso de la fiesta es a las 12 en punto de la noche, cuando la multitud empieza a corear y las luces de las calles se apagan. En ese momento se prende la mecha que encenderá el fuego que acabará con los ninots.

Pero cada año hay un ninot indultado, que se exhibe en el Museo del Ninot local con los favoritos de los años anteriores.

“La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse.”

– Oscar Wilde –

Otras actividades que se pueden disfrutar

Fallas de Valencia, Mascletá
Mascletá – MrCarlos 11 / commons.wikimedia.org

Durante las fiestas de las Fallas de Valencia no solo se puede disfrutar de la quema de los ninots, sino que hay muchas otras actividades. Durante el día se celebran desfiles, corridas de toros y concursos de paellas. 

El día de la Cremá, la pólvora está presente en todas partes. Pero hay algo que destaca, es la mascletá diaria que explota en la Plaza del Ayuntamiento, a las dos del mediodía. Se trata del disparo combinado de miles de petardos con el fin de provocar un estruendo espectacular que hace vibrar el suelo durante unos 10 minutos.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar