En bici por Madrid: ventajas e inconvenientes

Elena Blanco · 27 diciembre, 2018
Poco a poco, Madrid se va adaptando a las bicicletas. Queda mucho por hacer, pero la ciudad ya cuenta con decenas de kilómetros de carriles bici.

Uno de los grandes quebraderos de cabeza de los madrileños es la contaminación, especialmente en momentos concretos. Para evitarla, se toman medidas como la prohibición puntual de acceder al centro con ciertos vehículos. Sin embargo, una buena solución sería la de ir en bici por Madrid. ¿Pero hasta qué punto es posible?

Ir en bici al trabajo, a la universidad o a hacer recados tiene numerosas ventajas. Por ejemplo, no hay que perder tiempo buscando aparcamiento, y los tan temidos atascos de la capital desaparecen para los ciclistas.

Aun así, hay algunos inconvenientes para aquellos que opten por ir en bici por Madrid. Por eso nos preguntamos si la capital española es una ciudad apta para circular en bicicleta.

Problemas para ir en bici por Madrid

Carril bici en Madrid
Carril bici en Madrid

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizó un sondeo en el que pedían a personas de distintas ciudades una valoración de las condiciones de las vías ciclistas, los servicios de alquiler de bicis, la facilidad para acceder al transporte público o la velocidad del tráfico, entre otras cuestiones.

Los resultados arrojaron una mala puntuación para Madrid. Se situaba a la cola, por detrás de otras nueve ciudades como Sevilla (la que mejor puntuación obtuvo), Palma de Mallorca o Málaga.

Especialmente mala fue la valoración de los ciudadanos acerca de los kilómetros y la calidad de las vías habilitadas para el tránsito de ciclistas. Los planes del Ayuntamiento eran construir más de 500 kilómetros de vías ciclistas antes de 2016, pero en ese momento (2017), apenas había unos 280.

A lo largo de 2018 se han construido varios kilómetros más, y los planes para ampliar el número de carriles bici continuarán en 2019. Sin embargo, para muchos colectivos aún no es suficiente.

Otro de los grandes problemas que la ciudadanía ve es la agresividad del tráfico. En este punto, la capital española también era la peor valorada. Y probablemente este sea el motivo por el que tantos ciclistas rehúsen ir en bici por Madrid.

Puntos a favor de las bicis en Madrid

Estación de bicicletas en Madrid
Estación de bicicletas

Pero a pesar de esos malos resultados obtenidos, es relevante la buena percepción que tienen los madrileños acerca del servicio público de bicicletas, BiciMad. Desde que el Ayuntamiento asumiera su gestión, el servicio mejoró, lo que ha sido especialmente bien valorado por los ciudadanos.

Hoy BiciMad ofrece más de 1500 bicicletas y tiene 165 estaciones repartidas por el centro de la ciudad, una cada 300 metros. Además, los precios son muy asequibles. Así que este sería un punto a favor importante para utilizar la bicicleta en Madrid.

5 consejos para circular por Madrid en bici

Madrid en bici, Plaza de Cibeles
Plaza de Cibeles – Prashanth Raghavan / Flickr.com

El consistorio de Madrid ofrece en su página web algunos consejos para circular en bici por la ciudad. Como reza la propia web, ir en dos ruedas por la capital no es peligroso, siempre y cuando se respeten unas normas mínimas.

  1. Circular por el centro del carril: el motivo de este consejo es hacer que los coches no se arriesguen a adelantar sin la distancia mínima o evitar que un coche abra la puerta y se lleve por delante al ciclista.
  2. Conducir en línea recta y siendo predecible: recomiendan indicar las maniobras con los brazos para evitar que los conductores se desconcierten con los movimientos o los cambios de dirección.
  3. Circular a una velocidad adecuada: el ciclista debe adaptarse a la velocidad de la calle por la que esté circulando. Si, por ejemplo, se encuentra en una calle con alta densidad peatonal, lo mejor es que se baje de la bici y camine al lado.
  4. Buscar la ruta más segura: lo mejor es buscar el itinerario más tranquilo. Aumenta, y mucho, la seguridad cuando se utilizan carriles bici o calles menos transitadas, tanto por coches como por peatones.
  5. Mantener la bicicleta en buen estado: al igual que un coche, es necesario revisar cada cierto tiempo los frenos, los cambios o las ruedas para tenerlos a punto en todo momento. Esto aporta mucha más seguridad durante la conducción.

Aunque hay aspectos negativos de circular en bici por Madrid, también hay ventajas. Tu bolsillo, tu corazón (no olvidemos el ejercicio físico) y tu ciudad te lo agradecerán. Tal vez ahora no, pero sin duda, Madrid sí será una ciudad para bicis.