Descubre el encanto del Vieux Lyon y Fourvière

· 22 octubre, 2018
Vieux Lyon y Fourvière son dos de los barrios históricos de Lyon, una preciosa ciudad francesa fundada por los romanos hace más de dos mil años.

Hay tantos rincones por descubrir en el mundo, que la lista es interminable. Hoy queremos que nos acompañes a una de las ciudades más antiguas de Francia, Lyon, pero especialmente a sus dos barrios más famosos: Vieux Lyon y Fourvière.

Barrios de Lyon: Vieux Lyon y Fourvière

Vista de Lyon
Lyon

Lyon fue fundada como colonia por los romanos en el año 43 a.C. Poco después, y gracias a su situación estratégica, se convirtió en la capital de la Galia. Hoy es una de las grandes ciudades de Francia, con cuatro barrios históricos: Presqu’île, Croix Rousse, Vieux Lyon y Fourvière.

Todos ellos forman un conjunto que es Patrimonio de la Humanidad. Cada uno de ellos es diferente y tiene distintos atractivos y actividades por hacer y conocer. No obstante, los barrios más interesantes son Vieux Lyon y Fourvière. ¡Veamos lo que cada uno de ellos nos ofrece!

Vieux Lyon, el barrio más monumental

En este barrio se encuentran los elementos monumentales más interesantes de la ciudad, todos ellos con toques renacentistas. Estos son los imprescindibles que no te puedes perder:

Catedral de San Juan Bautista

Catedral de San Juan Bautista de Lyon
Catedral de San Juan Bautista

Se construyó entre los siglos XII y XV y su estilo es una perfecta fusión entre el románico y el gótico. Su fachada es uno de los aspectos más destacados gracias a los medallones tallados que la forman y a su gran rosetón.

Además, será un disfrute admirar sus coloridas vidrieras, el tesoro y su reloj astronómico, que data del siglo XVI nada menos. Y detrás del templo se pueden ser los restos de varias iglesias antiguas y de un baptisterio del siglo V.

Traboules

Traboulé en Lyon
Traboulé – Chabe01 / Flickr.com

¿No sabes que son los traboules? Son pasillos que cruzan patios interiores y sirven para conectar unos edificios con otros y las calles en las que se ubican. Pues bien, en este barrio los hay por decenas y atraviesan algunos de los edificios más bellos de la ciudad. Déjate llevar y te sorprenderá.

En el paseo verás casas maravillosas, como la de los Gadagne, la Maison Boullioud o la Maison des Avocats. Párate a admirarlas, merece la pena.

Le Petit Musée de Guignol

Este es un pequeño museo que se dedica exclusivamente al guiñol. Alberga una preciosa colección de marionetas y podrás, incluso, disfrutar de alguna representación.

Fourvière, un imperdible en Lyon

La colina de Fourvière es la parte más antigua de la ciudad. Aquí fue donde se asentaron los romanos para levantar ese campamento que daría origen a la ciudad. Por ello, los restos de aquella época protagonizan este lugar. Visitamos ya sus encantos.

Ruinas romanas

Teatro romano en la Fourviere
Teatro romano

Destacan el Odeón, donde se disfrutaba de espectáculos musicales y que tenía capacidad para 3.000 espectadores; o el teatro romano, en el que se llevaban a cabo obras de teatro y que era más grande, podía albergar a unas 10.000 personas.

Junto a estos espacios hay que mencionar las antiguas termas romanas, que datan del siglo I. Y no hay que perderse el Museo de la Civilización Galo-romana.

Basílica de Notre-Dame

Basílica de Notre Dame de Lyon
Basílica de Notre Dame

Este templo, que lleva el nombre de la catedral de la capital francesa es digna de una visita. Se construyó entre 1872 y 1896 encima del foro romano de Trajano.

Presenta un estilo neobizantino y fue obra de Pierre Bossan. De ella destacan sus vidrieras, sus mosaicos y la cripta de San José. Por todo esto y mucho más, es un imperdible en Fourvière.

Iglesia de Saint Just

Justo frente a las termas te encontrarás con la iglesia de Saint Just. Se construyó en el siglo XVII y, si bien no es muy grande, su arquitectura y sus colores te llamarán mucho la atención.

Las vistas

Subir hasta la colina y disfrutar de sus vistas es algo imprescindible que no te puedes perder. A tus pies verás toda la ciudad. Toma tu tiempo, respira y disfruta. No hay nada mejor para el estrés.

¿Ya has tomado nota de todo lo que tienes que ver, hacer y conocer en Vieux Lyon y Fourvière? Pues disfruta de tu viaje y déjate sorprender por esta maravillosa ciudad francesa, por su historia y por sus monumentos.