El maravilloso encanto de Villa La Angostura

Edith Sánchez·
31 Enero, 2019
Villa La Angostura está hecha de madera y piedra, y por eso tiene la apariencia de esos sitios que parecen sacados de un cuento de hadas. Un entorno natural soberbio completa el panorama de este hermoso lugar.
 

Villa La Angostura es un lugar absolutamente encantador de Argentina. Se localiza en el departamento de Los Lagos, al sur de Neuquén, y su belleza única ya le ha dado fama internacional. Es, sin duda alguna, una de las joyas de la cordillera patagónica.

El lugar tiene apariencia de cuento de hadas. Esto se debe en gran medida a que casi todas las construcciones de Villa La Angostura están levantadas en piedra y madera, lo cual le aporta un típico estilo alpino. Por eso, casi todos los lugares de la villa son merecedores de una postal para el recuerdo.

Por si lo anterior fuera poco, a esto se le suma la privilegiada posición geográfica de la villa. Está ubicada en el margen noroeste del lago Nahuel Huapi y a los pies de los cerros Bayo, Inayacal y Belvedere.

Además, corre por allí el río Correntoso, el más corto del mundo. Y a un paso está el célebre bosque de Los Arrayanes. Como quien dice, un lugar que lo tiene todo.

¿Qué ver en Villa La Angostura? Las opciones son múltiples y todas ellas maravillosas. Estos son algunos de los grandes atractivos que no puedes perderte.

El centro de Villa La Angostura

Calle de Villa La Angostura
Calle de Villa La Angostura – Los viajes del Cangrejo / Flickr.com
 

Villa La Angostura es una ciudad pequeñita y encantadora. Tiene más de rural que de urbana, aunque cuenta con una infraestructura maravillosa. La avenida Arrayanes es la calle principal, aunque abarca poco más de unas seis manzanas.

A lo largo de esta vía hay diferentes negocios, como restaurantes, tiendas de artesanías, alquileres de ropa de esquí, kioscos y comercios por el estilo. Todos tienen esa apariencia alpina que resulta encantadora. Lo mejor son las chocolaterías, que ofrecen productos espectaculares y llenos de tradición.

Algunos puntos de interés en este pueblo son la plaza San Martín, la escultura de El Pescador, la parroquia de la Virgen de los Siete Lagos y los puertos de Bahía Mansa y Bahía Brava. Todo un espectáculo.

El bosque de Los Arrayanes

Pasarela en el bosque de Los Arrayanes en Villa La Angostura
Bosque de Los Arrayanes – Serge 8994 / Flickr.com

Este es uno de los lugares que le ha dado fama a Villa La Angostura. Hay dos formas de llegar allí: a pie o en barco. Para ir a pie tienes que recorrer un camino de unos 12 kilómetros. El trayecto es de exigencia moderada, pero requiere que dispongas de tiempo.

La excursión en barco es la más popular. La travesía se hace por el lago Nahuel Huapi y, si vas con guía, conocerás la historia de los primeros pobladores y cómo se descubrió este bosque. Una vez en él, se da un paseo entre fabulosos árboles de color canela. El sitio está atravesado por una pasarela de madera.

 

El Cerro Bayo

Vista de Cerro Bayo nevado
Cerro Bayo – C. Bucheli / Flickr.com

Es otro de los grandes atractivos de Villa La Angostura. Se sube en teleférico o a través de un telesilla. En la cumbre siempre hay nieve y, te guste o no esquiar, el paisaje es encantador. Hay restaurantes y una vista maravillosa de los lagos y las montañas.

Los amantes del esquí cuentan con varias pistas, que tienen diferentes grados de dificultad. Se puede dar un paseo en raquetas, hacer alguna ruta, mirar el atardecer desde la cumbre o tomar el té plácidamente en alguno de los paradores.

El camino de los 7 lagos

Vista del lago Nahuel Huapi
Lago Nahuel Huapi / Pablo Gonzalez / Flickr.com

Es un clásico en esta región de la Patagonia. Famoso mundialmente y ubicado en la célebre Ruta 40 de Argentina. Son alrededor de 100 kilómetros de recorrido que atraviesan paisajes del otro mundo. La ruta va desde San Martín de los Andes hasta Villa La Angostura.

 

El recorrido es también una oportunidad para conocer la flora y fauna locales, que son muy variadas en esta zona de Argentina. A lo largo del camino también hay 9 miradores: lago Lácar, el valle del arroyo Pil Pil, lago Machónico, lago Falkner, lago Villarino, lago Escondido, lago Correntoso, lago Espejo y lago Nahuel Huapi.

La boca del Correntoso

La boca del Correntoso es otro de esos lugares bellísimos que vale la pena conocer. Se le considera la meca de los pescadores, que salen muy de madrugada a realizar su faena diaria.

Allí se unen el lago Nahuel Huapi y el pequeño río Correntoso. El espectáculo es único y, si te pilla un atardecer en aquel lugar, seguro terminas dando las gracias por estar vivo y poder contemplarlo.