Los diferentes tipos de hoteles que puedes encontrar

Edith Sánchez · 28 agosto, 2019
A veces pasamos por alto el hecho de que en la actualidad existen diferentes tipos de hoteles. No son simplemente caros o baratos, 'normales' o 'resort'. Los variados servicios que prestan y sus funciones son lo que marca la diferencia.

Los diferentes tipos de hoteles son un invento de la modernidad. Aunque no existe un consenso en torno al origen de los hoteles, se sabe que existen desde hace más de 2000 años. Brindar alojamiento al viajero era visto como un valor social, especialmente porque las motivaciones de los viajeros antiguamente eran de carácter religioso.

Con el desarrollo del comercio se dio paso a las posadas, que daban albergue a quienes llegaban a una región con la intención de comprar o vender productos. En algunos casos eran los monasterios o los hacendados los que daban alojamiento, especialmente cuando el viajero era importante.

Sin embargo, es a partir del siglo XIX cuando se empieza a crear la incipiente industria hotelera. Particularmente, debido a la aparición de nuevos medios de transporte, como el ferrocarril. De hecho, era el mismo ferrocarril el dueño de estos establecimientos para hospedarse.

Hoy en día, los diferentes tipos de hoteles y su infraestructura se encuentran en la cima de la economía de cualquier país que tenga algo para mostrar. Constituye una de las actividades más lucrativas, pues nunca fue tan fácil viajar como lo es en la actualidad. Si quieres conocer los diferentes tipos de hoteles que puedes encontrar, sigue el hilo de este artículo.

Hoteles de todo tipo

REcepción de hotel dondes se cobra impuesto turístico

En principio, los hoteles son espacios pensados y acondicionados para alojar personas, con diferentes grados de comodidad. Del número y calidad de los servicios que ofrece dicho hotel depende su clasificación por categorías.

Estas categorías pueden ser por el número de estrellas (de cero a cinco), por letras (de la A a la E), por clase (de primera a cuarta), etc. De manera que las tarifas dependerán de los servicios, del número de viajeros y de la temporada (alta, media o baja) en que se visiten.

Los servicios pueden incluir habitación individual o compartida, con baño privado o común y cama. De manera adicional, pueden ofrecer telecomunicaciones (teléfono, internet, wifi, etc), restaurante, piscina, minibares o seguridad. Hoy en día existen infinidad de tipos de hoteles para todos los gustos.

Tipos de hoteles: los más prácticos

De acuerdo con la función que cumplen, podemos hablar de diferentes tipos de hoteles. Entre ellos, cabe destacar los siguientes:

Hoteles de aeropuerto

Por lo general, se encuentran ubicados en los alrededores de los aeropuertos o dentro de los mismos, especialmente cuando estos están alejados de las ciudades. Están destinados a pasajeros en tránsito y a las tripulaciones de diferentes empresas aéreas. La permanencia en este tipo de hoteles suele ser muy corta.

Hotel de aeropuerto

Hoteles Business Class o de negocios

Estos tipos de hoteles están acondicionados para personas que viajan con frecuencia en plan de negocios. Por este motivo, cuentan con salas de juntas y auditorios totalmente equipados y alimentación y bebidas permanentes, entre otros aspectos. Con esto se busca la mayor optimización del tiempo de los huéspedes. Son de estancia corta.

Hoteles de carretera

Por lo general, se encuentran a orillas de la carretera, distantes de las urbes y a medio camino entre dos ciudades. Están pensados particularmente para viajeros de paso. Cuentan servicios básicos y lugar para estacionar el vehículo. Normalmente se alquilan para pernoctar y al día siguiente los viajeros continúan su camino.

Tipos de hoteles: los más agradables 

Muy diferentes son los establecimientos de los que vamos a hablar ahora. Hay hoteles que están pensados para que los viajeros los adopten como una especie de hogar provisional. Estos son los siguientes:

Hoteles-apartamento

Son unidades de alojamiento que cuentan con todos los servicios básicos que encontramos en nuestro lugar de residencia. Están pensados para viajeros que disfrutan de la privacidad y la independencia. En algunos casos, por ejemplo grupos, permiten un ahorro significativo en gastos de hospedaje y alimentación. Suelen ser de estancia prolongada.

Hoteles de naturaleza

Hotel en la naturaleza

Estos tipos de hoteles se encuentran ubicados en zonas cuya protagonista es la naturaleza, como reservas protegidas o parques naturales. Están concebidos para admirar las diferentes manifestaciones de la vida y el reencuentro con nosotros como parte de la naturaleza.

Adicionalmente, para tomar distancia de la modernidad y sus prisas. Las visitas pueden ser de 15 días o más. Predomina lo rústico y la ausencia de ciertas comodidades en favor del descanso y la paz.

Los tipos de hoteles más mundanos

Hay una categoría de hoteles que brindan servicios específicos para aquellos que buscan diversión en pleno. Estos serían algunos de ellos:

Hoteles-casino

La característica principal de este tipo de hoteles es su gran oferta en juegos de azar. En estos lugares se manejan grandes cantidades de dinero, por lo que cuentan con sofisticados sistemas de seguridad. Son visitados principalmente por turistas que buscan probar suerte o personas que han elegido este camino como medio de vida. Sus costos son elevados.

Las Vegas, ejemplo de tipos de hoteles de juego

Hoteles-clubes

Estos tipos de hoteles cuentan dentro de su oferta de servicios con clubes nocturnos y espectáculos musicales. Son espacios diseñados para disfrutar y bailar. Adicionalmente, prestan servicios directa o indirectamente de espectáculos eróticos y ejercicio de la prostitución. Por tanto, son lugares de paso.

Hoteles de paso

Estos hoteles cuentan con diversos servicios y los hay de diferentes categorías. Están diseñados para que sus huéspedes se alojen solo unas horas. Muchos incluyen a los hostales para mochileros dentro de esta categoría. Cuentan con servicios básicos y parqueadero.

Los tipos de hoteles más novedosos

Los hoteles novedosos son los que han surgido en las últimas décadas como respuesta a las crecientes necesidades de los viajeros. Entre estos encontramos:

Hoteles deportivos

Su orientación se enfoca en la práctica de uno o varios deportes, por lo que sus instalaciones cuentan con profesionales y equipos en estas áreas. Son frecuentados por los amantes de la buena salud y la práctica deportiva. Pueden incluir alimentación especial, instructores e infraestructura de alto rendimiento.

Los Alpes, para ir de vacaciones a la nieve

Hoteles gastronómicos

Su finalidad es ofrecer una experiencia gastronómica especializada y exclusiva. Por lo general, cuentan con un gran surtido de platos internacionales y una matizada selección de vinos. Son espacios creativos que buscan satisfacer los sentidos más exigentes. Son ieales para los amantes de la buena mesa y nuevas experiencias. Sus huéspedes suelen alojarse pocos días.

Hoteles temáticos

Por lo general, se encuentran ubicados en complejos de ocio o resorts. Estos establecimientos buscan recrear ambientes con temáticas que involucran contextos cinematográficos o culturales. Para ello, recuren a diversas áreas del conocimiento, especialmente la tecnología. Se busca que los visitantes, sobre todo familias, tengan una experiencia fantástica.

Los tipos de hoteles más tradicionales

Hablamos ahora de los alojamientos convencionales. En ellos se incluyen los siguientes tipos de hoteles:

Hoteles vacacionales

Piscina en un hotel

Estos son los más tradicionales y reúnen un poco de todo. Están diseñados para descansar y entretenerse. Permanecen activos durante todo el año, aunque suelen estar copados durante las épocas de vacaciones. Están diseñados para ser disfrutados por toda la familia y ofrecen diversidad de servicios en diferentes categorías.

Hoteles urbanos o de ciudad

Están ubicados dentro de las áreas metropolitanas, por lo general en zonas de negocios o centros históricos. Los hay con distintas categorías y diferentes tipos de servicios. Esttán pensados para facilitar los desplazamientos, ya que se encuentran equidistantes de los sitios más importantes o interesantes de una ciudad.

Hoteles de lujo

Estos tipos de hoteles se caracterizan por su alto costo y la exclusividad. Cuentan con la infraestructura para satisfacer la mayoría de los caprichos de sus clientes. Son establecimientos catalogados con cinco estrellas, visitados por negocios y placer y por tiempos entre una y dos semanas.