De Londres a Nueva York en barco, algo extraordinario

8 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
El viaje en barco a Nueva York se puede realizar de forma directa o con escalas. En cualquiera de los casos, se trata de una experiencia inolvidable.

Cruzar el vasto océano Atlántico y llegar a Nueva York en barco, sin duda, es un viaje mítico. Una experiencia que recuerda los viajes de antaño, cuando el desplazamiento no era un mero trámite, sino la propia esencia de los viajes. Eso sí, ahora se hace con los medios marítimos del siglo XXI, lo que supone mayor seguridad, confort y rapidez.

La carga histórica de ir de Londres a Nueva York en barco

La aventura de ir a Nueva York en barco puede comenzar en distintos puertos europeos. Pero lo cierto es que el crucero transatlántico más clásico es que el va desde Londres a la Gran Manzana. Un viaje que recuerda el crucero más famoso de todos los tiempos: el Titanic.

De todos es sabido que aquella singladura jamás llegó a buen puerto. Pero hay que tener en cuenta que aquello aconteció en 1912 y hoy en día los medios son bien diferentes. Así que olvídate de los miedos, y también deja por una vez los aviones y embarca en uno de los distintos cruceros que navegan entre Londres y Nueva York.

Distintos itinerarios para ir a Nueva York en barco

Crucero en Nueva York
Crucero en Nueva York – Roderick Eime / Flickr.com

Si tomamos Londres como punto de partida, en realidad el cercano puerto de Southampton, se puede optar por dos modalidades distintas para hacer la travesía. Dos modalidades que consisten, básicamente, en ir de forma directa o haciendo varias escalas. O lo que es lo mismo, un viaje más rápido y otro que se prolonga más días.

Ambas son recomendables. La primera porque, sin salir de barco durante 8 jornadas con sus noches, puede ser una experiencia en alta mar fantástica. Una gozada con todos los lujos de los grandes cruceros. Mientras, la segunda travesía nos va a permitir visitar varios puertos, aprovechando a tope un viaje de hasta 16 días de duración.

El crucero de Londres a Nueva York directo

Vista del Queen Mary 2
Queen Mary 2 – Rab Lawrence / Flickr.com

Este viaje a Nueva York en barco de manera directa desde la capital británica tan solo dura 8 días. Casi 3500 kilómetros de travesía al ritmo de un gigantesco transatlántico. Un viaje para disfrutar de todas las instalaciones de estos grandes cruceros.

De hecho, la intensa programación de estos barcos hace que esa semana pase muy rápido. Hay conciertos, actividades culturales, bailes, diversos restaurantes para simular que cada noche se cena en un lugar del globo, etc.

Por supuesto, hay espacios comerciales, lugares de juego, piscinas por si el tiempo acompaña o cines. En definitiva, un sinfín de opciones para sentir todo el tiempo que se está viviendo un hecho especial. Y mucho más si se realiza a bordo de uno de los cruceros más famosos del mundo: el Queen Mary 2.

El crucero de Londres a Nueva York con escalas

Interior del Queen Mary 2
Interior del Queen Mary 2 – Jorbasa Fotografie / Flickr.com

La segunda opción para llegar a Nueva York en barco zarpando desde Londres es hacer un crucero con varias escalas. Es un viaje más largo, de 16 días por regla general.

Así, nos dará a conocer distintas ciudades del Reino Unido, como Dover en Inglaterra, Greenock en Escocia o Belfast en Irlanda del Norte. Pero también hará parada en dos capitales europeas: Dublín en Irlanda y Reykjavik en Islandia.

Además, su recorrido por el Atlántico Norte nos ofrecerá la ocasión de viajar a dos puertos de lo más singulares. Uno es Qaqortoq Julianehaab, en la gélida isla de Groenlandia. El otro será Saint John, ya en territorio americano, en la costa del estado canadiense de New Brunswick.

Esa es la última parada antes de la llegada al puerto neoyorquino y disfrutar de una de las imágenes de este viaje, como es adentrarse en la desembocadura del río Hudson. Allí se contempla ya la célebre Estatua de la Libertad. Además, se tiene como telón de fondo el skyline más famoso del planeta: los rascacielos de Manhattan.

En definitiva, si eres un amante de los viajes, esta travesía de Londres a Nueva York en barco debería aparecer en la agenda de tus próximas experiencias.