6 curiosidades del Templo de todas las Religiones

Virgynia Duque 1 junio, 2018
Lugar de búsqueda de la verdad, punto de unión y oración para las creencias mayoritarias y espacio de convivencia. No es una utopía, es el espíritu de este sorprendente templo

Queremos contarte algunas curiosidades del Templo de todas las Religiones, un lugar muy, muy singular. También conocido como el Templo del Universo, está en Rusia, en Kazán, y prácticamente todo en él resulta sorprendente. ¿No lo crees? Entonces, sigue leyendo.

Algunas curiosidades del Templo de todas las Religiones

Es, quizá, uno de los lugares más peculiares que podrás visitar. Una construcción llamativa y singular como pocas, con un espíritu de concordia y convivencia que todos deberíamos buscar. Vamos ya a conocer algunos datos curiosos y sorprendentes del Templo de todas las Religiones.

1. Su arquitectura

Templo de todas las Religiones
Maarten / Wikimedia Commons

Es imposible no quedarse impresionado ante la imagen de esta peculiar edificación. Es una construcción colorida y ecléctica que responde perfectamente a lo que con ella se pretendía.

El Templo de todas la Religiones fue idea de un filántropo y conocido artista ruso, Ildhal Khanov. Él quería crear un espacio en el que tuvieran cabida los principales cultos y creencias del mundo. Por eso, aquí verás desde el típico minarete de las mezquitas, a una sinagoga o una iglesia ortodoxa, entre otros espacios.

2. Un templo en construcción

Es normal que una construcción de tales características lleve mucho tiempo, más de lo esperado, y en este caso más del que le hubiera gustado a Khanov. Las obras comenzaron en el año 1992 y se fueron financiando con fondos de seguidores y donaciones.

Sin embargo, el templo aún no está acabado. Las obras continúan, pero van muy poco a poco.

3. La razón del proyecto

Interior del TEmplo de Todas las Religiones en Kazán
Interior del templo – BestPhotoPlus

Otra de las curiosidades del Templo de todas las Religiones y algo que seguramente te estés preguntando es por qué se inició este proyecto. Pues bien, viendo la desunión entre las religiones del mundo, Khanov quiso dar forma a un lugar de convivencia. Un lugar donde pudieran rezar la vez, por ejemplo, musulmanes, judíos y budistas.

Para ello, eligió a las 16 confesiones con más fieles y plasmó en su templo aspectos de todas ellas. No solo en lo arquitectónico, también en detalles característicos de cada una de esas religiones.

“Acostumbramos a emprender largos viajes y a navegar por anchos mares para ver cosas que, cuando las hemos tenido bajo nuestros ojos, olvidamos.” 

-Plinio el Joven-

4. Por qué en Kazán

Templo de todas las Religiones
Templo de todas las Religiones – Shchipkova Elena

Pero, ¿por qué escogería el promotor de esta idea su propio país? Pues bien, los rusos tienen unas creencias muy arraigadas, son algo reticentes en temas religiosos y se dejan guiar mucho por tradiciones.

Pero además, en un país tan enorme conviven diferentes credos. Kazán es un ejemplo, casi la mitad de su población es ortodoxa y otro tanto musulmana. A Khanov se le ocurrió que proporcionar a los rusos un lugar en el que estuvieran representadas varias religiones aportaría tranquilidad y mejoraría la convivencia.

5. Su autor ya ha muerto

Como dijimos antes, las obras aún no están concluidas y avanzan muy despacio. Una de las explicaciones es que su promotor murió en el año 2013. Así que Khanov ha pasado a la historia como otro artista más que muere antes de ver culminada su obra. Pero, sin duda, dejó un hermoso legado a la humanidad.

6. Su propósito primario

Templo de todas las Religiones
Templo de todas las Religiones – Irina Papoyan

¿Fue esta idea de unir a las religiones la primera que tuvo Ilhad Khanov al construir el Templo de todas las Religiones? Realmente no, o al menos no la única. Su idea era la de hacer un lugar en el que llevar a cabo la búsqueda de la verdad y que, a la vez, sirviera como su residencia.

Khanov era musulmán, pero aseguraba que para él no había separación entre las diferentes religiones. Creía en un solo Dios, era forofo del universo y afirmaba que haber tenido visiones.

Nadie sabe si todo lo que contaba Khanov era verdad o no. Pero sí hay algo cierto, y es que el edificio que construyó basándose en su fe, en su ilusión por la unión de religiones y en su afán por la búsqueda de la verdad es hoy una joya arquitectónica digna de una visita.

¿Habías oído hablar de este lugar? Tras conocer esas curiosidades del Templo de Todas las Religiones quizá estés pensando en convertirlo en un destino futuro. Si es así, te diremos además que Kazán, la ciudad en la que se encuentra, es realmente hermosa.

Te puede gustar