Algunas curiosidades del teatro romano de Mérida

El teatro romano es el gran monumento que ha llegado hasta nuestros días de la colonia romana de Emerita Augusta, antiguo nombre la actual capital de Extremadura. Un monumento que hay que visitar de forma obligada en la ciudad para admirar su imponente arquitectura. Queremos descubrirte algunas curiosidades del teatro romano de Mérida, un edificio con más de 2.000 años de historia.

Orígenes del teatro romano de Mérida

Teatro romano de Mérida
Teatro romano – Jose Bodalo / Flickr.com

Una de las curiosidades del teatro romano de Mérida es que todavía se puede leer en las piedras del edificio que su inauguración tuvo lugar entre los años 16 y 15 a.C.

Y no solo eso, sino que su construcción la promovió uno de los nombres romanos más vinculados con la arquitectura: el general y cónsul Agripa. Este fue uno de los más estrechos colaboradores del emperador Augusto y, a su vez, personaje que da nombre a uno de los edificios más carismáticos de la Antigüedad: el Panteón de Agripa en Roma.

Más sobre la historia del teatro romano de Mérida

Frontal del teatro romano de Mérida
Frontal – Alfonso de Tomas

Aquel primer edificio del teatro romano de Mérida ya sufrió modificaciones en tiempos antiguos. Sobre todo durante el reinado de Trajano, por cierto, un emperador nacido en Itálica, la colonia romana que dio origen a Sevilla.

Fue el emperador Trajano quien hizo construir el gran frente escénico del teatro a comienzos del siglo II. Se trata de una enorme construcción de varias plantas que supera los 17 metros de altura y los 63 de longitud.

Curiosidades del teatro romano de Mérida: el abandono

Graderío del Teatro romano de Mérida
Graderío – Victor H

Sin embargo, el esplendor de la colonia de Emerita Augusta fue decayendo poco a poco y, finalmente, el teatro romano de Mérida fue abandonado hacia el siglo IV.

Y no solo se abandonó, sino que incluso se cubrió con toneladas de tierra. De este modo solo quedaba a la vista la parte más alta de su graderío. Unos restos con forma de asientos que los emeritenses denominaron “Las Siete Sillas.”

La recuperación del teatro romano de Mérida

Esculturas en el teatro romano de Mérida
Esculturas – Héctor Gómez Herrero / Flickr.com

Aquella parte del graderío siempre fue el testigo de que bajo la superficie había un grandioso yacimiento arqueológico, pero no fue hasta comienzos del siglo XX cuando se emprendieron las excavaciones para que viera nuevamente la luz. Así surgió un teatro impresionante, con un graderío que tenía una capacidad para unos 6.000 espectadores.

Además de eso, su frente escénico es espectacular, con dos pisos sostenidos por columnas de orden corintia, donde también aparecieron grandes esculturas de mármol. Algunas de ellas se mantienen ahí como réplicas.

Por motivos de conservación, las esculturas originales se exponen y salvaguardan en el vecino Museo de Arte Romano, un edificio postmodernista en el que el prestigioso arquitecto Rafael Moneo rindió su particular homenaje a la arquitectura histórica de Mérida.

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida

Festival de Teatro de Mérida
Festival de Teatro de Mérida – Obra Social Fundación “laCaixa” / Flickr.com

Pero la recuperación del teatro romano de Mérida no solo ha servido para que sea un monumento histórico que se usa como emblema turístico de la ciudad. Además, hoy en día sigue cumpliendo sus funciones como teatro.

Especialmente en los meses de verano, ya que desde 1933 aquí se celebra el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, uno de los más prestigiosos del mundo en su género.

“El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma.”

-Arthur Miller-

Más monumentos romanos en Mérida

Monumentos de Mérida: anfiteatro
Anfiteatro – Ángel Martín Expósito / Flickr.com

Podríamos contar muchos detalles sobre el edificio y más curiosidades del teatro romano de Mérida. Una construcción semejante y más de dos milenios de historia dan mucho de sí. Pero con solo un dato os animamos a visitarlo. Y ese dato es que este teatro es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1993.

Lo cierto es que es gran parte del conjunto arqueológico de Mérida lo que la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad, ya que los yacimientos y edificios que posee Mérida son fascinantes y componen una ruta romana por la ciudad de lo más atractiva.

De esta manera, podemos seguir un itinerario que nos lleve al teatro, pero también a lugares como el anfiteatro anexo, el Templo de Diana, el circo o el acueducto de San Lázaro. Toda una lección de historia.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar