9 curiosidades del Atomium de Bruselas

Virgynia Duque 5 junio, 2018
Iba a ser un edificio temporal y lleva ya 60 años sorprendiendo a quienes visitan Bruselas. Esta es solo una curiosidad del Atomium, hay muchas más.

Bruselas, capital europea, encierra mucho más que oficinas que controlan la economía del continente. Es una ciudad con una larga historia y, a la vez, una ciudad moderna donde las haya. En esta ocasión nos fijamos en uno de sus símbolos. Queremos contarte algunas curiosidades del Atomium, una obra que se sale de lo común.

Curiosidades del Atomium, un edificio singular

El Atomim se construyó con motivo de la Exposición General de Bruselas de 1958. Fue un edificio que marcó toda una época y que logró convertirse en uno de los iconos más reconocibles de la capital belga. Vamos ya con esas curiosidades del Atomium.

1. ¿Qué representa?

Esferas del Atomium
Esferas- Robyn Mack / Flickr.com

Esta imponente construcción mide más de cien metros de altura. Representa un cristal de hierro a una escala descomunal: está ampliado nada más y nada menos que 165.000 millones de veces.

Para lograrlo, se diseñaron y construyeron esferas en hierro con un recubrimiento de aluminio y cristal. Esa mezcla le da al Atomium esa apariencia tan llamativa y particular.

2. Su renovación

A pesar de que el Atomium es una construcción relativamente joven, apenas lleva unas décadas en la ciudad, en el año 2004 hubo que hacerle una renovación debido a que el material original se había oxidado en extremo.

Para remediar este mal y evitar que pasara de nuevo, se usó un nuevo método para recubrir el hierro denominado ‘alotropía’. Un compuesto a base de aluminio y acero inoxidable, pero fundido de otra manera.

3. Era una obra temporal

La elección de los primeros materiales quizá estuvo basada en el hecho de que el Atomium iba a ser una escultura temporal para la exposición que mencionábamos. En principio se iba a mantener solo durante seis meses, pero su singularidad fue tan bien acogida que no se desmontó.

4. Su composición

Esfera del Atomium
Esfera – fdecomite / Flickr.com

La construcción está compuesta por nueve esferas de 18 metros de diámetro. Se puede entrar en ellas, ya que cuentan en su interior con un suelo plano con el fin de que los visitantes puedan pasar por él.

5. Su diseñador

Puede parecer llamativo que a alguien se le ocurriera la brillante idea de hacer una construcción tan moderna en la década de los 50. Pues bien, su diseñador fue André Waterkeyn. Aunque nacionalizado como belga, nació en Inglaterra y quiso plasmar con esta obra tanto su esfuerzo como su progreso en la arquitectura e ingeniería en el país.

“El arquitecto debe ser un profeta… Un profeta en el verdadero sentido del término… Si no puede ver por lo menos diez años hacia adelante, no lo llamen arquitecto.”

-Frank Lloyd Wright-

6. Qué ver en el Atomium

Interior del Atomium
Interior del Atomium – VISITFLANDERS / Flickr.com

En el interior verás una exposición permanente sobre la historia y los preparativos de la exposición de Bruselas en 1958. Publicidad, objetos, y piezas de interés es lo que podrás encontrar en ella.

7. Incluso divierte a los niños

Las esferas acogen también diversas exposiciones temporales (además de la permanente citada anteriormente), incluso un espacio lúdico en el que los niños pueden pasar un rato divirtiéndose. De hecho, hasta se puede contratar un servicio en el que los niños pueden pasar una noche en él. Una aventura inolvidable.

8. Tiene varios niveles

Interior del Atomium
Interior del Atomium – diamond geezer / Flickr.com

Hay escaleras mecánicas o un ascensor que llevan de esfera a esfera. Desde ahí disfrutarás de la creatividad de las formas en las que está construida, así como de la mezcla de colores de sus materiales. Además, podrás tener unas vistas increíbles de la ciudad cuando estés en la zona más alta.

9. Su restaurante

¿Cómo no poner un restaurante con mirador en una obra de arte tan espectacular? Comer con vistas panorámicas de la ciudad de Bruselas es posible también desde el Atomium. No dejes de visitarlo, pues desde allí no perderás detalle de la capital europea. Está en la esfera superior.

Datos para la visita al Atomium

Lugares cerca del Atomium de Bruselas, vista de monumento
Atomium – Over Doz / Flickr.com

Si después de conocer estas curiosidades del Atomium te has planteado hacer un viaje a la capital belga y visitarlo, te conviene conocer unos datos básicos. Está abierto los 365 del año y su horario es de 10 a 18 horas. No obstante, el último pase de entrada será a las 17:30.

Y además, a su alrededor encontrarás otros puntos de interés. En el parque de Laeken podrás visitar otros pabellones de la exposición del 58, como el chino y el japonés. También puedes visitar el parque Mini Europa, con reproducciones a pequeña escala de monumentos y rincones de toda Europa.

Fotografía principal: Dave / Flickr.com

Te puede gustar