Cupcakes: todo lo que debes saber de este dulce delicioso

Adrián Pérez 16 septiembre, 2017

Los cupcakes son cada vez más internacionales, aunque básicamente no sean más que una tarta individual decorada. Y, aunque creas que se trata de un invento moderno, en realidad este pequeño bizcocho de colores surgió en el año 1796. Conoce mucho más sobre esta delicia de la pastelería en este artículo.

¿Qué son los cupcakes?

Parece ser que el mundo de los dulces ha sido invadido por unos pastelillos coloridos llamados “cupcakes”. Hasta hace poco tiempo no eran habituales en España o en América Latina, pero poco a poco están ganando terreno frente a las más tradicionales delicias, como por ejemplo los churros.

Cupcakes
Nickyb13 / Pixabay.com

Estos coloridos, decorados y deliciosos minibizcochos son tendencia y los puedes encontrar en todas partes, desde una cafetería de París a una confitería de Hong Kong.

A diferencia de la tradicional magdalena, los cupcakes suelen llevar una cobertura decorativa cremosa y diferente a la masa, que es jugosa y esponjosa. La magdalena es más similar a un bizcocho y se puede mojar en el café con leche. El cupcake se acerca más al pastel, así que es mejor que no se te ocurra introducirlo en una infusión porque no serás bien visto.

“El postre es como una canción para sentirse bien. Las mejores te hacen bailar”.

-Edward Lee-

¿Cómo surgieron los cupcakes?

El origen de los cupcakes hay que buscarlo en Estados Unidos en el siglo XIX.  Su traducción literal es “pastel de taza”, quizás debido a la medida de harina usada para su preparación, o bien al tamaño.

Desde tierras norteamericanos volaron a otras latitudes y se hicieron famosos gracias a películas y series, como por ejemplo Sexo en Nueva York, donde las cuatro amigas protagonistas comían estos pastelillos para superar una ruptura amorosa, un problema laboral o lo que fuese que les sucediera.

Cupcakes
pexel / Flickr.com

De formato individual, muy coloridos, llenos de sabores y original diseño, los cupcakes están repletos de azúcar y por ello nos levantan el ánimo. Es tal el éxito de estos dulces que incluso durante la recesión en Estados Unidos no dejaron de venderlos.

Un poco de dulzura, nata y confites nunca vienen mal cuando necesitamos sentirnos felices. Hay versiones de todo tipo, desde los repletos de colorantes artificiales a los preparados de forma casera como si los hiciese nuestra madre. Incluso hay opciones más “locales” con menos grasa y azúcar que la receta norteamericana.

La masa de la base se realiza con harina, levadura, azúcar, huevos, leche y mantequilla (como las destronadas magdalenas). Lo que diferencia a un cupcake de otro es su decoración superior. Allí se puede usar desde chocolate a trozos de galletas pasando por frutos secos a gelatina.

¿Cómo preparar mis propios cupcakes?

Aunque puedas conseguir ricos cupcakes en Madrid, Barcelona o Alicante, también tienes la posibilidad de prepararlos en casa y sorprender a tu familia y amigos a la hora del café.

Cupcakes
Thomas-worman= / Pixabay.com

No hay demasiados secretos en su preparación, que es bastante sencilla. Quizás la “pega” está en el momento de decorar porque no todos tenemos un buen pulso o nos queda la nata a punto, pero siempre puedes comenzar por un diseño simple y rápido.

Para 12 cupcakes necesitarás cápsulas especiales (las hay de papel o de silicona). Estos son los ingredientes de la masa:

  • 115 gramos de mantequilla
  • 220 gramos de harina
  • 3 huevos
  • 200 gramos de harina
  • 1 cucharada de levadura
  • 120 ml de leche
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Además de ello, para hacer la crema necesitarás:

  • 250 gramos de mantequilla
  • 325 gramos de azúcar glass
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de leche
  • Colorante

Preparación

Cupcakes
ivabalk / Pixabay.com

No es demasiado complicada, pero debes hacerlo con cuidado y cariño para que el resultado sea delicioso. Solo tienes que seguir estos pasos:  

  • Calienta el horno y coloca las cápsulas de papel dentro del molde especial de cupcakes.
  • Tamiza la harina y la levadura.
  • Aparte, bate el azúcar con la mantequilla. Añade los huevos y continua.
  • Agrega la mitad de la harina, la leche y el extracto de vainilla. Sin dejar de batir, vuelca el resto de la harina y consigue una masa homogénea.
  • Rellena las cápsulas hasta la tercera parte y hornea 25 minutos. Mientras tanto, puedes ir preparando la crema mezclando todos los ingredientes.
  • Deja que se enfríen los cupcakes antes de retirar las cápsulas del molde. Coloca la crema en una manga decorativa o esparce con una espátula.

Ya están listos para servir, pero puedes echar mano de tu imaginación y decorar los cupcakes de mil formas diferentes. Seguro que no tendrán nada que envidiar a los que puedas comprar en la más reputada confitería de cualquier ciudad.

Te puede gustar