5 cosas inusuales que puedes hacer en Kiev, en Ucrania

Patricia Hernández · 18 marzo, 2019
Kiev cuenta con monumentos de gran belleza, pero también hay rincones sorprendentes y poco conocidos que merece la pena descubrir.

Kiev, en Ucrania, alberga numerosos sitios de interés. Algunos ofrecen experiencias únicas que difícilmente se pueden vivir en otros lugares, mientras que otros suelen pasar más desapercibidos por los turistas. Queremos mostrarte algunos lugares y excursiones que no debes perderte en tu visita a la ciudad. ¿Nos acompañas?

1. En Kiev, en Ucrania, puedes adentrarte en la estación más profunda

Escaleras de la estación de Arsenalna en Kiev
Escaleras de la estación de Arsenalna

Es una de las cosas más inusuales que se pueden hacer la capital de Ucrania. La estación de metro Arsenalna está construida a 105,5 metros bajo tierra. Es, desde su inauguración en el año 1960, la más profunda del mundo. Por tanto, adentrarse en ella es casi como viajar al centro de la Tierra.

Ir desde la superficie a los andenes supone un recorrido de más de cinco minutos. Las escaleras mecánicas parecen que no tienen fin. Eso sí, durante el trayecto uno puede entretenerse observando los carteles luminosos de publicidad que hay a los lados. También hay quien aprovecha para ¡leer un libro!

2. Pasea por Andriyivskyy Descent

Andriyivskyy Descent en Kiev, Ucrania
Andriyivskyy Descent – Juan Antonio Segal – Flickr.com

La calle Andriyivskyy Descent es conocida como el Montmartre de Kiev. En ella hay numerosos puestos donde se pueden comprar cosas tan curiosas como parafernalia de la antigua Rusia comunista. También alberga dos casas en las que vivió el escritor Mikhail Bulgakov, autor de El maestro y Margarita, y el One Street Museum.

Después podemos visitar otro de los mayores atractivos turísticos de la ciudad: la iglesia de San Andrés. Terminó de construirse en el año 1754 y lo inusual en ella son los elementos de estilo barroco con los que está decorada. Elementos realizados por los mejores maestros de San Petersburgo.

3. Haz una excursión a Chernóbil y Prípiat desde Kiev en Ucrania

Vista de Prípiat
Pripyat – Jorge Franganillo / Flickr.com

No siempre se puede ver un pueblo fantasma. Pero desde Kiev tenemos la oportunidad de conocer cómo quedó la ciudad de Prípiat. En ella vivían miles de personas, pero tuvo que abandonarse tras uno de los accidentes nucleares más graves de la historia: el de la central de Chernóbil.

Aquí se descubre el Bosque Rojo, una de las zonas más contaminadas y en la que los árboles se volvieron de ese color. Y se ven edificios y lugares abandonados, como la catedral de San Elías o el parque de atracciones. Este último se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad.

4. Visita el Museo de Chernóbil

Museo de Chernobil
Museo de Chernóbil – Denis Deery / Flickr.com

Para completar la experiencia anterior se puede ver al Museo de Chernóbil en la ciudad de Kiev. En su hall se realiza una introducción sobre las centrales nucleares y el accidente de Fukushima. Después hay que subir por una escalera que simboliza la que conduce a Chernóbil con señales de las 92 localidades que fueron evacuadas.

Aquí se puede ver una maqueta de la zona de exclusión. También se muestran objetos médicos y de intervención con los que el personal sanitario de Moscú consiguió salvar muchas vidas de personas con patologías contraídas a causa de la radiación. Además, alberga un memorial de recuerdo en su última sala.

5. Haz un tour gastronómico

Puede que el probar la gastronomía propia del lugar que visitamos no sea algo inusual, pero sí lo son sus platos, si tenemos en cuenta que no se pueden probar en otros lugares del mundo fuera de Ucrania. O, por lo menos, no es lo habitual. Y es posible que la gastronomía ucraniana te sorprenda.

Entre los platos tradicionales que no puedes dejar de probar habría que nombrar la chuleta o el pollo de Kiev y el borsch, una sopa típica del país. También debes degustar los varenyki (una especie de empanadillas rellenas), el embutido casero, el tocino de cerdo o el golubtsi, que es repollo relleno.

Por supuesto, si viajas a la capital de Ucrania debes visitar sus monumentos y lugares más destacados, como el Monasterio de las Cuevas, la catedral de Santa Sofía, la plaza de la Independencia o Khreshchatyk, la calle principal de la ciudad.

Sin embargo, te aconsejamos reservar un tiempo para descubrir estos sitios que acabamos de ver y que, por unas razones o por otras, resultan únicos. Eso sí, tras una jornada de turismo no olvides reponer fuerzas con la gastronomía local.