7 consejos para evitar que te roben durante un viaje

Edith Sánchez · 19 febrero, 2019
Para evitar que te roben, lo mejor que puedes hacer es tomar unas medidas preventivas básicas. Investigar un poco, saber cómo guardar tu dinero y tus documentos y usar tu sentido común, entre otras.

Desafortunadamente, ningún viajero está exento de sufrir un robo, incluso en los destinos más seguros del mundo. Se trata de una situación difícil, que pone a prueba los nervios y la paciencia de cualquiera. Sin embargo, también hay maneras de prevenir y evitar que te roben, al menos de las formas más tradicionales.

Hay robos y robos. Es diferente cuando viajas solo, a cuando vas acompañado. En el primer caso, necesariamente te invade un sentimiento de gran vulnerabilidad, aunque sea por un rato. En el segundo caso, puede que haya disputas sobre quién tuvo el descuido y mucha tensión, pero también sentirás respaldo.

El shock del robo también depende de lo que te sustraigan. Una cosa es que se lleven algo de dinero, y otra que te dejen sin pasaporte o sin un céntimo en tierras extrañas. Como quiera que sea, siempre es una experiencia desagradable. Por eso, atento a estos consejos para evitar que te roben durante un viaje

1. Investiga un poco para evitar que te roben

Lanchas de policía en Venecia

Investigar acerca del destino que se visita es una actividad imprescindible no solo para evitar que te roben, sino por otras muchas otras cuestiones. Es importante que tengas información acerca del nivel de seguridad del sitio que visitas y de las zonas que pueden ser peligrosas.

Esto no te garantiza al cien por cien que no seas víctima de un robo, pero sí reduce significativamente las probabilidades. No se trata de que dejes de visitar ciertas zonas, sino de que tomes las precauciones imprescindibles.

2. Protege tus documentos

Los documentos de viaje, en particular el pasaporte, están entre los bienes más valiosos que llevas. Si te lo roban, seguro que pasas por muchos momentos difíciles. Los ladrones no acostumbran a robar pasaportes, lo que ocurre usualmente es que este va en alguna cartera y, al llevársela, te quedas sin documentos.

Como precaución, siempre debes tener una copia de tus documentos en tu correo electrónico. Luego, o dejas tus documentos en la caja de seguridad del hotel, o los llevas contigo. Los ladrones casi siempre van tras las maletas de los viajeros, así que nunca dejes los papeles importantes allí.

3. Organiza bien tu dinero

Lo mejor es no llevar mucho dinero en efectivo, es preferible que uses tarjetas. En todo caso, lo aconsejable es repartir el efectivo en varios lugares. Un poco en la chaqueta, otro poco en el bolso de mano, algo más en la riñonera, etc. Incluso en un asalto callejero, difícilmente los ladrones tendrán tiempo de llevárselo todo.

4. Ten cuidado con el cambio

Para evitar que te roben, es importante que estés muy atento al cambio que te dan por cualquier compra. Familiarizarse con otra moneda no es fácil y esto lo aprovechan muchos ladrones para sacar ventaja.

Tómate tu tiempo para pagar y para contar la vuelta que te den. Procura también tener billetes locales pequeños.

5. Que no te roben por querer ahorrar

Habitación de un albergue

Se puede viajar por el mundo con recursos limitados, pero lo que no se debe hacer es comprometer la seguridad por ahorrar. Hay hostales que pueden cobrarte un par de dólares por la noche de alojamiento, pero no te extrañes si después tus pertenencias desaparecen y nadie responde.

Por lo tanto, lo mejor es que investigues bien el alojamiento en el que piensas hospedarte. Fíjate bien en la zona en la que se encuentra y examina la reputación que tiene entre los viajeros.

6. No te emborraches

Son muchos los ladrones que están pendientes de quienes se pasan de copas, o se drogan, para aprovecharse y robarles. Si viajas solo, simplemente no te pases de copas nunca. Mucho menos si estás charlando con extraños. Por muy amables y simpáticos que sean, se trata de gente que no conoces.

Si viajas acompañado, que al menos uno del grupo permanezca completamente sobrio. La protección mutua es una buena estrategia para evitar que te roben.

7. Haz caso a tu sentido común

Desde tiempos inmemoriales, sabemos que exhibir objetos valiosos es la manera más segura de atraer a los ladrones. Algunos, sin embargo, lo olvidan con una gran facilidad.

Que la emoción por tomar fotografías no te lleve a tener tu valiosa cámara en la mano todo el tiempo. Tampoco saques grandes fajos de billetes en público, ni andes por todos lados con el móvil de última generación en la mano. Es un asunto de sentido común que va a evitar que te roben.