Conoce la espectacular catedral luterana de Helsinki

· 9 noviembre, 2018
Helsinki tiene dos catedrales. La luterana destaca por su espectacular silueta blanca, coronada por una enorme cúpula verde.

La capital de Finlandia se ha convertido en foco turístico, especialmente desde que fue reconocida como una de las 10 mejores ciudades para vivir. Queremos que descubras uno de sus tesoros, vamos a contarte todo sobre la catedral luterana de Helsinki. ¿Vienes con nosotros?

La catedral luterana de Helsinki, ¡espectacular!

La catedral luterana de Helsinki es más que un simple monumento que ver en la ciudad. Se ha convertido en uno de sus emblemas, y también del país. Es un edificio majestuoso, de líneas espectaculares, que lo convierten en uno de los templos más llamativos del mundo.

Coronada por una enorme cúpula y sobre una magnífica escalinata, esta catedral es uno de los lugares más visitados de Finlandia. Vamos ya a conocer todo de ella.

Origen

Vista de Helsinki con la catedral luterana
Vista de Helsinki con la catedral luterana

Se la conoce por la catedral blanca. Y es que si hay algo que destaca en ella es ese color inmaculado. Un tono que le da un aura mágico cuando la luz del sol se refleja en sus muros.

Las obras comenzaron en 1830, aunque el templo se terminó de construir en el año 1852. Se hizo como tributo al zar Nicolás de Rusia, quien en aquel tiempo gobernaba en el país. Finlandia era entonces territorio ruso.

Su diseñador fue Carl Ludvig Engel, que se inspiró en la famosa catedral San Isaac de San Petersburgo, una de las más hermosas y conocidas de Rusia. De hecho, al observar la catedral luterana de Helsinki es fácil ver las similitudes entre ambas.

Mientras Finlandia perteneció a Rusia, el templo se llamó catedral de San Nicolás. Sin embargo, cuando el país se independizó cambió su nombre.

Hay que mencionar un aspecto importante: no hay que confundirla con la otra catedral de Helsinki, la catedral Uspenski, de culto ortodoxo.

Características de la catedral luterana de Helsinki

Interior de la catedral luterana de Helsinki
Interior de la catedral

La catedral, construida en estilo neoclásico, tiene como plano una cruz griega. Esto significa que los cuatros brazos de la cruz, y por tanto las cuatro partes de su construcción, son de la misma longitud.

Su exterior salta a la vista gracias a varios elementos. Por un lado, la escalinata de acceso. Por otro, las numerosas columnas que sostienen su estructura. Y finalmente, hay que resaltar sus cinco cúpulas de color verde con terminaciones doradas, que resaltan sobre el color blanco casi puro de su fachada.

El interior, como todos los templos luteranos, es muy austero. Apenas verás en la catedral elementos decorativos. Cabe mencionar, eso sí, el púlpito dorado y su enorme órgano. Además, se pueden ver dos estatuas de los reformadores luteranos más conocidos: Martín Lutero y Philipp Melanchthon.

No solo sencillo, el interior de la catedral contrasta fuertemente con su aspecto exterior en otro sentido. Y es que, a pesar de que por fuera sea magnífica, su interior solo tiene capacidad para albergar a 1.300 fieles.

Más que un símbolo

Catedral luterana de Helsinki
Catedral luterana de Helsinki

La catedral luterana de Helsinki es uno de los grandes puntos de atracción turística de la ciudad. Cada año la visitan más de 350.000 personas. Pero es, sobre todo, una catedral en uso donde se celebran todo tipo de eventos religiosos.

Además, la plaza del Senado, lugar donde se encuentra el templo, es también espacio para todo tipo de celebraciones y eventos multitudinarios. 

Qué más ver en Helsinki

Catedral ortodoxa de Helsinki
Catedral ortodoxa

Además de la catedral luterana de Helsinki, la capital del país tiene mucho que mostrar. Entre lo más destacado está la ya mencionada catedral ortodoxa. Un edificio también importante, aunque de apariencia muy distinta a la de la catedral luterana.

Tampoco hay que perderse la estación central de trenes, el Teatro Nacional y el Museo Nacional de Finlandia, donde se puede conocer toda la historia del país, desde la Edad de Piedra hasta la actualidad.

Esta ciudad tiene un encanto especial. Por ello te recomendamos que te dejes perder y respires así toda su esencia para crear en tu mente recuerdos imborrables. Pero sobre todo, cuando estés allí, no olvides visitar la catedral luterana de Helsinki, porque te aseguramos que merecerá la pena.