Cómo llegar a la Puerta de Brandenburgo de Berlín

La Puerta de Brandenburgo está perfectamente comunicada en transporte público. Pero también se puede llegar a ella dando un paseo desde cualquier punto del centro de Berlín.

Todo turista que llegue a Berlín más temprano que tarde va visitar la Puerta de Brandenburgo. Pues bien, a continuación te vamos a dar todas las claves para que en tu próximo viaje a la capital de Alemania puedas llegar a la Puerta de Brandenburgo de la forma más rápida posible y sin pérdidas. Porque realmente sería imperdonable no contemplarla.

La importancia de la Puerta de Brandenburgo

Puerta de Brandenburgo en Berlín
Puerta de Brandenburgo – suesun / Pixabay.com

Posiblemente sea el monumento más emblemático de Berlín. No decimos que la Puerta de Brandenburgo sea su construcción más hermosa, pero sí evidentemente es la más simbólica.

Desde que se edificó esta monumental puerta, ante ella ha desfilado toda la historia de la ciudad, e incluso de toda Alemania.

Con la Puerta de Brandenburgo como telón de fondo, aquí ha habido acontecimientos y episodios que resumen los últimos siglos de la historia alemana. Desde los emperadores prusianos hasta los nazis, desde el paso de Napoleón a la caída del Muro de Berlín.

Cualquier acontecimiento importante se ha celebrado o se celebra aquí. Así que no te la puedes perder, y por eso te contamos cómo llegar a la Puerta de Brandenburgo.

Llegar a la Puerta de Brandenburgo en transporte público

Metro de Berlín para llegar a la Puerta de Brandenburgo
Metro – Ingolf / Flickr.com

Lo primero que debes conocer es cómo se nombra la Puerta de Brandenburgo en alemán, ya que va a ser como te la encuentres en la señalización. Y la verás escrita como Brandenburger Tor. Una vez conocido este importante dato, verás que hay varios tipos de transportes públicos que llevan hasta ahí: tranvía, metro y autobús.

Cada uno de ellos tiene una señalización específica y reconocible por toda la ciudad. De ahí que el tranvía se reconozca con un círculo verde sobre el que hay una S. Eso signfica: S-Bahn o Stadtbahn, es decir ferrocarril urbano.

Mientras que el metro se representa con una señal cuadrangular de azul oscuro y un U en blanco. U de U-Bahn o Untergrundbahn (tren subterráneo). Por su parte, el pictograma de los autobuses urbanos berlineses es el internacional dibujo del frontal de un autocar.

Elige cómo llegar a la Puerta de Brandenburgo

Pariserplatz en Berlín
Pariserplatz – hanohiki

Una vez reconocidos los distintos medios de transporte colectivos. Ya solo os queda elegir en cuál llegar, algo que varía dependiendo del lugar donde te encuentres. Pero teniendo en cuenta que viajamos de turistas a Berlín vamos a elegir dos emplazamientos muy comunes para los visitantes: la Isla de los Museos y Alexanderplatz.

Son dos lugares muy céntricos. El primero por su carácter monumental y turístico, mientras que el segundo es el gran nudo de comunicaciones de Berlín y verdadero epicentro social de sus habitantes. Así que será normal que pasemos por allí.

Precisamente, desde Alexanderplatz es posible tomar los tres tipos de transportes hasta la Puerta de Brandenburgo para llegar hasta paradas muy cercanas en la céntrica avenida Bundesstrasse. Hasta esa avenida lo cierto es que llegan tranvías procedentes de muchos puntos de la ciudad (S1, S2, S25 y S26).

Lo mismo ocurre con el metro (U55) y con los autobuses porque aquí tiene parada el número 100, que nos da una animada vuelta por la ciudad. Y también tiene su parada el autobús TXL, el cual une el centro berlinés con uno de sus aeropuertos, el de Tegel.

Desde la Isla de los Museos puedes coger el autobús de la línea 100 o también el de la línea 200. En apenas 15 minutos estarás bajo la famosa puerta.

Pasear hasta la Puerta de Brandenburgo

Puerta de Brandenburgo en Berlín
Puerta de Brandenburgo – Wolfgang Staudt / Flickr.com

No obstante, no hace falta llegar a la Puerta de Brandenburgo en transporte público. También se puede optar por otras paradas relativamente próximas y dar una agradable paseo por esta zona de Berlín.

Por ejemplo, se puede llegar hasta Potsdamer Platz y caminar un corto trayecto hasta la grandiosa puerta dejando a un lado el Memorial del Holocausto y al otro el Tiergarten.

Y otro paseo muy agradable es caminar por las orillas del río Spree hasta llegar la céntrica estación de Friedrichstrasse. Y una vez allí dejarse llevar por la señalización urbana hasta la Puerta de Brandenburgo, siguiendo un camino por algunas de las calles más elegantes e históricas de la capital alemana.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar