10 claves para ahorrar dinero en Europa

Edith Sánchez · 9 noviembre, 2019
Ahorrar dinero en Europa es el sueño de todo viajero de bajo o mediano presupuesto que quiera visitar el Viejo Continente y no volver con los bolsillos vacíos. Lo más importante es informarte, planificar muy bien todo y emplear tu sentido común.

Para muchos, Europa es uno de los lugares más costosos para viajar. También es uno de los continentes que están en la mira de todos los viajeros del mundo. No es fácil ahorrar dinero en Europa, pero sí existen algunas medidas sencillas para evitar que quedes en bancarrota.

Evidentemente, no todas las ciudades europeas son igual de caras. París, Londres, Ámsterdam, Roma y Berlín son algunas de las menos asequibles. En cambio, los países de Europa del Este suelen ser más económicos, aunque probablemente menos atractivos para quienes van por primera vez al Viejo Continente.

Las principales claves para ahorrar dinero en Europa tienen que ver con planificar las cosas y utilizar tu sentido común. Hacer un viaje de lujo va a ser muy difícil si no cuentas con una magnífica cuenta bancaria. De lo contrario, tendrás que valerte de algunos trucos como los siguientes.

1. Controla el peso del equipaje

Mujer haciendo la maleta con poca ropa para ahorrar en un viaje a Europa

Infórmate muy bien sobre cuál es el máximo peso permitido en los vuelos. El costo por exceso de peso es muy alto, así que ten muy en cuenta esto. Si crees que vas con peso de más, mejor lléva puesto el exceso o ríndete y compra una maleta adicional antes de ir al aeropuerto, pues allí es más costoso.

2. Imprime los billetes antes de ir al aeropuerto

Si quieres ahorrar dinero en Europa, mejor que llegues al aeropuerto con los pasajes impresos. Si ellos los imprimen algunas compañías van a cobrarte un dinero extra que puede ser hasta de 25 euros o más. Simplemente, tómate 10 minutos para hacer la impresión y evita un gasto innecesario.

3. Examina el alojamiento para ahorrar dinero en Europa

Cartel de un hotel

En muchos lugares de Europa, hostal no es sinónimo de precios más bajos en alojamiento. A veces son más caros que algunos hoteles. Así que no olvides mirar las opciones que te ofrecen plataformas de viajes o un bed and breakfast. Lo más habitual es que tengan precios mucho más competitivos.

4. Utiliza BlaBlaCar

Esta aplicación te ofrece una buena alternativa para ahorrar dinero en Europa, al menos en transporte. Los autobuses suelen ser también económicos, pero algunas veces no son tan cómodos. Los vuelos en avión o el tren son las otras alternativas, pero son más caros.

5. Busca destinos alternativos

Las grandes ciudades, especialmente si son muy turísticas, tienen los precios más altos en todos los aspectos. A veces vale la pena buscar ciudades intermedias que estén bien conectadas con las capitales. Podrías llegar a ahorrar hasta un 50 % en costos de alojamiento y alimentación.

6. No comas en las zonas turísticas

Mesa en uno de los restaurantes de Viena

No solo se trata de que en las zonas más turísticas los precios a veces son exorbitantes, sino que muchas veces pagas de más por algo que no lo vale. A la hora de comer, lo mejor es que te alejes de esas áreas y busques los restaurantes donde comen los lugareños. Pídele recomendaciones a la gente del lugar sobre este aspecto.

7. Camina mucho para ahorrar dinero en Europa

Una buena manera de ahorrar dinero en Europa es conocer las ciudades caminando. Lo más recomendable es contar con un mapa offline y diseñar el recorrido previamente, abarcando la mayor cantidad de puntos de interés en cada salida. Necesitas solo unos zapatos cómodos y un estado de ánimo relajado.

8. Visita la oficina de turismo

Cada vez que puedas, visita la oficina de turismo del lugar a donde llegas. Solicita mapas gratuitos y averigua sobre los beneficios que tienen para los turistas. Pueden informarte sobre actividades gratuitas o darte consejos muy valiosos para que no gastes de más.

9. Aprovecha los tours gratuitos

Turistas en un free tour

En casi todas las ciudades europeas hay tours gratuitos. No dudes en inscribirte en ellos. En realidad, gratuitos no son, probablemente debas pagar una pequeña cantidad o lo que tú estimes conveniente. Sin embargo, te dan una buena orientación para ubicarte en la ciudad. Además, los guías suelen ofrecer una información valiosa sobre sitios para comer, para comprar, etc.

10. Para ahorrar en Europa, lleva euros

Las casas de cambio en Europa cobran altas comisiones. Por eso, no vale la pena llegar con dólares, ni con cualquier otra moneda. Es mejor adquirir los euros antes de viajar o emplear tarjetas débito o crédito para pagar siempre que sea posible.