Debes tener en cuenta muchos aspectos para planificar tu viaje

Patricia Hernández · 26 diciembre, 2018
La preparación de un viaje es casi tan importante como el viaje en sí. Para que todo salga como sueñas, es conveniente que tengas en cuenta algunos aspectos importantes.

Planificar tu viaje es algo que siempre hace ilusión, pues implica organizar una nueva aventura. Eso sí, debes tener en cuenta una serie de aspectos para sacarle el máximo partido posible a la experiencia. Nosotros te descubrimos cuáles son. ¿Te interesa?

¿A dónde quieres ir?

Lo primero de todo es elegir el destino o lugares que queramos visitar. Para ello, tenemos que ser realistas y ser conscientes del presupuesto del que disponemos. Ya sabes que hay destinos muy baratos y otros que implican un mayor esfuerzo económico.

Asimismo, que nos decantemos por un lugar u otro también depende del tipo de turismo que queramos realizar. Es decir, puede que prefiramos una ciudad con un importante patrimonio histórico y cultural. O quizá nos apetezca más un lugar que disponga de playas o de un entorno natural privilegiado.

¿De cuánto tiempo dispones?

Viajera mirando un paisaje de Tailandia

Una vez decidido el destino, y teniendo en cuenta el tiempo del que dispones, el siguiente paso para planificar tu viaje es pensar en lo que quieres hacer o ver. Y a este aspecto conviene dedicarle algo de tiempo.

Si te vas de vacaciones pocos días, tendrás que visitar lo imprescindible. Pero si puedes prolongar la estancia, tendrás la posibilidad de disfrutar de más atracciones turísticas y hacerlo con una mayor tranquilidad.

Vayamos el tiempo que vayamos de vacaciones, debemos informarnos de todo lo que ofrece el destino en cuestión para no perdernos ningún detalle. Así conseguiremos que nuestro viaje sea lo más completo y enriquecedor posible.

Al planificar tu viaje, elige bien cuándo viajar

A veces no podemos elegir cuándo viajar porque dependemos, por ejemplo, de los días que tengamos de vacaciones en el trabajo. Sin embargo, si podemos permitirnos el lujo de decidir, lo mejor es visitar nuestro destino en el momento más conveniente.

Por ejemplo, si queremos beneficiarnos de precios más económicos, tendríamos que viajar en temporada baja. Si preferimos hacer turismo, lo ideal sería hacerlo cuando el tiempo es más agradable. Y si nuestra intención es ir a la playa, claramente debemos decantarnos por fechas en las que haga calor.

¿Qué alojamiento y transporte reservar?

Ventanilla de un avión

A la hora de planificar un viaje, es imprescindible reservar un alojamiento. Y lo mejor es hacerlo con tiempo para poder elegir entre todas las opciones. Aunque, si no te importa el destino, con las ofertas de última hora siempre puedes ahorrar.

Para elegir hay infinidad de apps, como Airbnb o Booking. La mayoría, además, permite filtrar las búsquedas por precio, ubicación, servicios ofrecidos, etc. Esto facilita la tarea de encontrar dónde hospedarse en función de las preferencias.

Otro aspecto imprescindible es el transporte, si tenemos que coger, por ejemplo, un avión. En este caso, nos podemos decantar por alguna compañía low cost y así ahorrarnos dinero. Igual de conveniente es que reservemos el vuelo con antelación.

¿Es necesario realizar algún otro trámite?

En caso de que viajemos a un país distinto al nuestro, debemos tener en cuenta trámites como el cambio de divisa en el banco o en el aeropuerto. También hay que valorar el contratar un seguro, y más si la sanidad en el destino elegido es privada. Y sobre todo, hay que comprobar que nuestro DNI y pasaporte estén en regla.

Asimismo, si vamos a determinados países de África o de otras partes del mundo, es posible que tengamos que vacunarnos contra diversas enfermedades. A veces es algo optativo, mientras que otras es obligatorio. Lo mejor es informarse en la página web del Ministerio de Sanidad o en vacunas.org.

¿Qué llevar en la maleta?

Mujer haciendo la maleta

Lo que metamos en la maleta dependerá del destino al que vayamos y del tiempo que haga. Respecto a esto último, lo mejor es consultar alguna aplicación que nos informe de las previsiones, para así no llevarnos ninguna sorpresa.

Por otro lado, debemos llevar de equipaje únicamente lo que sea necesario. Muchas veces tendemos a meter más cosas por si surge algún imprevisto, lo que nos hace llevar más peso y, en consecuencia, viajar más cargados y menos cómodos.

Por tanto, al planificar tu viaje deberás tomar decisiones de carácter muy diferente. Sin embargo, no deja de ser una experiencia de lo más emocionante antes de poner rumbo hacia la aventura.