Chittagong en Bangladesh: visita el infierno en la tierra

· 10 enero, 2019
El desguace de barcos se ha convertido en un negocio en esta ciudad. Pero las condiciones de los trabajadores son deplorables, de ahí su apodo de "infierno en la tierra"

Chittagong es la segunda ciudad de Bangladesh y el mayor puerto marítimo del país. Es más, este último aspecto tiene que ver con el hecho de que al lugar se le conozca como el “infierno en la tierra”. ¿Quieres saber exactamente por qué? Nosotros te lo descubrimos, junto a otros datos de interés de la ciudad.

¿Por qué se conoce a Chittagong como el “infierno en la tierra”?

Primero debemos remontarnos a la década de los 60, cuando un monzón que afectó a la costa de Bangladesh hizo encallar al buque griego M D Alpine. Los lugareños lo desarmaron rápidamente y, además de recuperar todo elemento utilizable, sellaron el destino de Chittagong e impulsaron un cuestionable negocio.

Barcos desguazados en Chittagong
Barcos desguazados

Y es que desde ese día al puerto de Chittagong no dejaron de llegar embarcaciones para obtener el mismo final que el M D Alpine: ser desarmadas y que sus elementos utilizables fueran reciclados. Por ello, el lugar es hoy un fantasmal cementerio de barcos en el que numerosos trabajadores los desguazan pieza a pieza.

Centrándonos en los trabajadores, se estima que en las playas de la ciudad hay unos 150 000 operarios. Realizan su labor en las peores condiciones posibles: descalzos, utilizando la fuerza de sus músculos como herramienta, cumpliendo jornadas que superan las diez horas… Por ello, los accidentes están a la orden del día.

A estas condiciones deplorables hay que sumar lo dañinos que pueden ser los materiales que manipulan. Por ejemplo, respiran sin protección finísimas fibras de amianto, que producen cáncer y enfermedades respiratorias. No es de extrañar, pues, que la esperanza de vida de los trabajadores sea de 40 años.

Otros casos similares en el mundo

Desguace en Chittgong – Adam Cohn / Flickr.com

Al contrario de lo que se pueda pensar, Chittagong no es un caso excepcional, ya que otros países como Paquistán, Turquía o la India cuentan con instalaciones que operan de una forma parecida. ¿Las razones? La mano de obra es más barata y las regulaciones laborales, más permisivas respecto a otros países.

La información anterior se puede demostrar con datos. Por ejemplo, en el año 2010 en Bangladesh se desarmaron 451 barcos; en Turquía, 266; en Paquistán, 111; mientras que en la India, 110 y en China, 189.

En ese mismo año, en Estados Unidos se desguazaron 15 barcos y en Bélgica, 12. No obstante, en ambos países el trabajo se realiza con las protecciones ambientales y laborales necesarias.

Para entrar más en contexto, es conveniente saber que los buques transoceánicos tienen una vida útil de entre 25 y 30 años.

Cuando los barcos ya no son rentables se llevan a algún astillero donde se venden como acero para reciclar. Los del primer mundo, al tener regulaciones y condiciones laborales, ofertan más caro su servicio. Por ello, las empresas se decantan por las instalaciones de los países que hemos visto, empezando por Bangladesh.

Chittagong, ¿destino turístico?

Como habrás podido comprobar, y por desgracia, que Chittagong sea conocido como el “infierno en la tierra” no es casualidad. No obstante, y aunque resulte extraño, la ciudad cuenta con diversos atractivos que no podemos pasar por alto.

Lago Kaptai cerca de Chittagong
Lago Kaptai – travelmag.com / Flickr.com

Uno de los encantos de Chittagong es el lago Kaptai. Es un lugar muy visitado por el turismo, pues se puede recorrer en góndola o en yate para así disfrutar de un entorno y de unas vistas espectaculares. Lo mejor es hacer el paseo al atardecer, cuando el paisaje se embellece aún más.

En Chittagong destaca igualmente la mezquita Shah Jane, donde se interactúa con las culturas budistas que hay en el área y que constituye uno de los iconos arquitectónicos de la ciudad.

También merece la pena pasear por el viejo barrio portugués de Paterghatta. Y es que cabe recordar que esta ciudad alcanzó cierta importancia antaño con la llegada de los portugueses.

Respecto a su entorno, Chittagong se encuentra cerca de la mayor playa natural del mundo: la de Cox’s Bazar, de nada menos que de ¡120 kilómetros de longitud! Eso sí, para darse un baño en ella hay que tener cuidado debido a la posible presencia de tiburones.