Cercedilla un pueblo histórico y natural en Madrid

· 31 diciembre, 2017

Todas las actividades que se pueden hacer en Cercedilla tienen unos escenarios especiales. Bien sea el propio núcleo histórico, con lugares tan emblemáticos como la Plaza Mayor o la iglesia de San Sebastián, o bien sean sus alrededores serranos. Allí os esperan lugares tan distintos como el valle de Fuenfría, en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, o el puerto de Navacerrada.

Hay mucho de lo que disfrutar en este pueblo de Madrid. Por ello, queremos contaros algunas de las cosas que podéis hacer en esas maravillas de hay en Cercedilla y en sus alrededores. Actividades para todos los gustos y, por supuesto, para todas las edades.

1. Paseo desde Cercedilla a la Fábrica de Luz

ruta senderista en Cercedilla
Ruta Puricelli – arraldi / commons.wikimedia.org

Una de las actividades más habituales en Cercedilla es darse un entretenido paseo desde el núcleo antiguo hasta la Fábrica de Luz. Para ello hay que atravesar el puente del Molino, que se originó como parte de una calzada romana, y desde él se toma la senda del atractivo camino Puricelli.

Una ruta que se comenzó a pavimentar con lajas de piedra, aunque nunca se llegó a terminar, ya que estaba previsto que llegara a Segovia. Nosotros no hemos de ir tan lejos, tan solo llegaremos a un antigua Fábrica de Luz, atravesando antes otro puente histórico, el de la Venta.

La fábrica se construyó en Cercedilla en los años 20 del pasado siglo XX, sin embargo, hoy ya no funciona como tal. En cambio, sí que es posible visitarla, ya que se ha transformado en un interesante museo dedicado a la electricidad.

2. Rutas por el entorno de Cercedilla

Paisaje de Cercedilla
Cercedilla – Alfonso Fernandez

Son varios los caminos que se pueden emprender por el entorno, pero os vamos a proponer un destino muy interesante y accesible a todo el mundo, la colonia de Camorritos, un paraje histórico en plena naturaleza repleto de encanto.

Hasta él podemos llegar caminando por el camino de los Cantos Gordos o, si se prefiere, seguir la ruta ecuestre del Camino de los Ciruelos. Disfrutarás de un recorrido sencillamente espectacular.

“Verde es el color principal del mundo, y a partir del cual surge su hermosura.”

-Pedro Calderón de la Barca-

3. Esquiar en Navacerrada

Navacerrada
Navacerrada – Lukasz Janyst

El puerto de Navacerrada está en el término municipal de Cercedilla, a unos 8 kilómetros del núcleo habitado. Si bien, en el propio puerto uno encuentra restaurantes, zona de parking y diversos negocios, sobre todo relacionados con el esquí. Y es que esta zona en verano es ideal para caminar, pero con la nieve invernal es el destino de numerosos amantes de los esquís, las tablas de snow o las raquetas.

4. Visitar el valle de la Fuenfría

Valle de la Fuenfría cerca de Cercedilla
Valle de la Fuenfría – Miguel303xm / commons.wikimedia.org

Os recomendamos acercaros hasta el Centro de Educación Ambiental Valle de la Fuenfría, gracias al cual disfrutaréis mucho más de estos parajes. Aquí nace el río Guadarrama, y se goza de un paisaje de pinos y rebollos excepcional.

Un lugar idóneo para la fauna salvaje, ya que por este enclave andan los jabalíes, los zorros o los corzos. Un paisaje que te encantará, como antes ya les ocurrió a personalidades como Cervantes, Quevedo o Joaquín Sorolla.

5. Subirse al Tren de la Naturaleza en Cercedilla

Tren en Cercedilla
Tren en Cercedilla – Alejandro Ortega / Flickr.com

Si viajas en verano a Cercedilla, no te puedes perder el recorrido en el viejo tren eléctrico que une la población con el puerto de Cotos. Es toda una experiencia viajar por estos paisajes en un medio de locomoción de hace tiempo. Y, a la vez, podrás disfrutar de una jornada donde tomar conciencia del valor de esta sierra y la necesidad de conservarla.

6. Descansar en el parque recreativo de las Berceas

Las Berceas en Cercedilla
Las Berceas- cercecilla.es

No todas las actividades a realizar en Cercedilla implican mucho ejercicio. También es posible relajarse en la naturaleza yendo al parque recreativo de Las Berceas.

Un lugar que se halla en el propio pinar que hay en los alrededores de la población, y donde nos esperan unas piscinas y un área de picnic. Y para aquellos que viajen con niños, para los más pequeños hay un coqueto parque temático de aventura en la naturaleza.

Fotografía de portada: Marina & Enrique