Viajamos a Calico, el pueblo fantasma propio de un ‘western’

22 julio, 2018
Una mina de oro hizo que este pueblo viviera una época de esplendor. Pero fue breve, en pocos años la actividad se paró y el pueblo quedó olvidado.

Si alguna vez has pensado en recorrer la famosa Ruta 66, seguramente hayas oído hablar de este lugar. El pueblo fantasma de Calico es un punto de afluencia turística en el sur de California (Estados Unidos), a solo un par de horas de terminar la Ruta 66. Vamos a descubrir la historia detrás de este lugar que parece sacado de una película del Oeste.

Cómo llegar a Calico Ghost Town

Ayuntamiento de Calico
DKS-Photo

El pueblo fantasma de Calico se encuentra en las montañas del mismo nombre, en el desierto de Mojave. Está situado, por lo tanto, en el sur de California y pertenece al condado de San Benardino.

Para llegar hay que atravesar el desierto de Mojave y dirigirse hacia la localidad de Barstow. A unos 5 kilómetros a las afueras de Barstow, encontrarás Calico Ghost Town, un destino perfecto para niños y amantes del western.

“Ve el mundo. Es más fantástico que cualquier sueño.”

-Ray Bradbury-

Los orígenes de Calico: una mina de plata

Mina en Calico
Lin Mei / Flickr.com

El descubrimiento del lugar se remonta a 1881. Fue ese año cuando cuatro exploradores descubrieron plata en la montaña. Se abrió entonces una mina que en pocos años se acabó convirtiendo en la de mayor producción de California.

El éxito de la mina atrajo otros negocios. Así, un año después de su apertura, se instalaron una oficina de correos, una imprenta y un periódico. Calico fue creciendo a un ritmo vertiginoso: pronto tuvo varios hoteles, tiendas, bares, etc.

La producción de plata alcanzó su apogeo entre los años 1883 y 1885. En ese momento, tan solo unos años después de la apertura de la mina original, en Calico vivían 1200 habitantes y había más de 500 minas. Poco después la población de Calico alcanzaba ya las 3500 personas.

Pero en el cambio de siglo, Calico era ya un pueblo fantasma

Casa abandonada en Calico
JVelasco

En 1890, se promulgó una ley federal que provocó la caída del valor de la plata. Esto puso freno al crecimiento y desarrollo del pueblo, ya que las numerosas minas de plata no eran económicamente viables. Por lo tanto, los servicios y negocios se fueron cerrando y en 1907 la ciudad ya estaba prácticamente abandonada.

Se intentó revivir Calico en 1915 mediante la construcción de una planta de cianuro por parte de Walter Knott. Sin embargo, no tuvo mucho éxito. En 1951 dicho empresario adquirió el pueblo y se encargó de restaurarlo usando fotografías antiguas como referencia.

En 1966, Knott donó la ciudad al condado de San Benardino. Fue entonces, hace unos 50 años, cuando Calico pasó a ser el parque estatal regional que es hoy en día.

Descubre qué eventos especiales se realizan a lo largo del año

Calle de Calico
Jose Luis RDS / Flickr.com

Aparte de los increíbles edificios y escenarios de estilo western, Calico ofrece mucho más. Y es que, a lo largo del año se organizan eventos temáticos que te harán sentirte un vaquero de la época. Entre ellos, carreras de burros, bailes y música tradicional del siglo XIX o ‘triatlones mineros’. Actividades que suelen realizarse a finales de septiembre.

Por otro lado, durante los meses de octubre y noviembre, el pueblo se convierte realmente en un pueblo fantasma y encantado. Si eres fan de las emociones fuertes y quieres pasar miedo en un lugar que parece sacado de un western, te recomendamos visitar Calico Ghost Town en fechas cercanas a Halloween.

Horarios y precios del pueblo fantasma de Calico

Oficina del sheriff en Calico
Thomas Greve / Flickr.com

Calico está abierto al público todos los días de 9:00 a 17:00. La única excepción es el día de Navidad. Sin embargo, te recomendamos visitarlo en primavera o en otoño, porque en verano hace demasiado calor. Como hemos dicho, en septiembre, octubre y noviembre se organizan muchos eventos, por lo que lo mejor sería acudir en esas fechas.

A pesar de tratarse de un parque estatal, los precios son bastante reducidos. El precio puede variar si se realiza algún festival o evento especial ese día en el pueblo. Pero, el precio habitual es de 8 dólares los adultos y 5 dólares los niños de 6-15 años. Si son menores de 6 años, la entrada sale gratis.

Los días en los que hay alguna celebración o espectáculo el precio aumenta hasta los 10-20 dólares por adulto, según el evento. Del mismo modo, el precio para niños pasa a ser de 5-10 dólares. Eso sí, puedes estar seguro de que merece la pena.

Siéntete un auténtico vaquero paseando por las calles fantasmales de Calico, una parada obligatoria en la famosa Ruta 66. Y, aunque no recorras dicha ruta y simplemente te encuentres cerca, en California, anímate a visitar este curioso lugar. ¡No te arrepentirás!

Fotografía principal: mariakraynova / Shutterstock.com

Te puede gustar