El barrio Coppedè, una Roma completamente diferente

· 4 mayo, 2017

Todos tenemos unas cuantas imágenes típicas de Roma como una ciudad plagada de vestigios arqueológicos, maravillosas iglesias y fuentes de lo más románticas. Pues bien, muy lejos de los tópicos se encuentra el barrio Coppedè, un lugar diferente pero igualmente atractivo. Un conjunto de calles con una personalidad propia cuya visita os recomendamos para vuestra próxima escapada a Roma.

El arquitecto Gino Coppedè

Para ser exactos tendríamos que decir que el barrio Coppedè se encuentra a su vez dentro de un barrio bastante más amplio y de carácter residencial, como es el distrito de Triste Salario. Y allí, en el centro, se encuentra un conjunto arquitectónico de 26 palacetes y 17 chalés que constituyen el Quartiere Coppedè propiamente dicho.

Barrio Coppede
Barrio Coppedè – Manlio Tommaso Gaddi / Flickr.com

En esas construcciones levantadas entre 1913 y 1926 se van mezclando distintos estilos arquitectónicos. Se pueden ver elementos del modernismo y también del art decó, así como formas muy historicistas que recuerdan el arte antiguo, el medieval, el barroco o las obras orientales.

Y entre todo este maremágnum de arquitectura destaca un gran arco muy ornamentado que une los dos palacios llamados de los Embajadores. Pues bien, en ese arco hay una enorme lámpara diseñada por Gino Coppedè que da nombre a toda la barriada.

Piazza Mincio de Roma

Fontana de las Ranas en el barrio Coppedé
Fontana de las Ranas – EPERO

Hablando de Roma nos vienen a la mente plazas archifamosas como Piazza Navona o la escalinata de la Plaza de España. Mucho menos conocida es la Piazza Mincio que es el corazón de esta zona romana. Allí en su centro se puede apreciar la Fontana de las Ranas, cuya denominación se debe a la figura de 12 ranas.

Por cierto, si la Fontana de Trevi es famosa por un baño de película, también en esta Fuente de las Ranas hubo un baño memorable. Algo que hicieron los Beatles a la salida de un concierto en un local cercano.

Alrededor de la Plaza Mincio

Barrio Coppedè
Barrio Coppedè – Livioandronico2013 / commons.wikimedia.org

Antes de llegar hasta esta plaza es recomendable darse un paseo por el Viale Regina Margherita hasta alcanzar la Via Tagliamento. Desde ahí es donde tenemos la mejor vista del arco que hemos citado, el cual se convierte en la espectacular entrada a este barrio romano.

Y una vez en la plaza y contemplada su Fontana de las Ranas, dejaros llevar y giraros para contemplar el panorama. Cada casa es distinta, pero seguro que hay dos que os llaman poderosamente la atención.

El Palacete de la Araña

Sorprende esta edificación cuya arquitectura parece trasladarnos a la antigua Babilonia, ya que sus formas se inspiran en los tesoros de la remota cultura asiria.

Y, ¿por qué “de la araña”? La respuesta se hace obvia al contemplar su fachada y ver uno de estos bichos a un tamaño gigantesco a modo de decoración.

El Chalé de las Hadas

Chalé de las Hadas en el barrio de Coppedè
Chalé de las Hadas – Sandra Cohen-Rose and Colin Rose / Flickr.com

El segundo de los edificios que llama poderosamente la atención es el Chalé de las Hadas, que como os podéis imaginar por su nombre es un derroche de fantasía inspirada en la arquitectura medieval. Una construcción en la que se emplearon distintos materiales para darle ese aspecto tan libre y singular.

“Un arquitecto es un dibujante de sueños.”

– Grace McGarvie –

La fantasía del barrio Coppedè

Barrio de Coppedè
Barrio de Coppedè – yorksranter / Flickr.com

Al pasear por esta zona de la ciudad, sin duda alguna la sensación que nos llevamos es la de caminar por un espacio dominado por la fantasía de su arquitecto. Un lugar donde la libertad creativa permitió unas construcciones únicas, diferentes unas a otras, y por eso interesantes.

Desde luego, el barrio Coppedè es un lugar a incluir en el listado de sitios que hay que conocer durante un viaje a Roma.